25 DE MARZO 2001

26.06.2011 23:15

CONTACTO,

DOMINGO 25 DE MARZO 2001.

 

 

Que hacéis despreciando la enseñanza.

¿Por qué despreciáis la esencia?

 

Os dais cuenta que os reunís y queréis brillar

más debéis entregar vuestra esencia

y vuestra elíptica energética en manos del Cristo.

 

¿Quién de vosotros habrá pensado en dirigir su esencia al Cristo?

 

Hijitos

Cada vez que os dirijáis al cielo

debéis dirigir la esencia al creador.

 

Debéis disciplinar la doctrina

y podréis comunicaros con el cielo.

En cada uno de vosotros reunidos hoy

la esencia de creación existe.

 

No seáis como aquel que oye

y luego de vivir olvida.

No despreciéis la enseñanza

los días han sido acortados.

 

Vosotros sois responsables de vuestra esencia.

Podremos enseñaros la puerta

vosotros debéis abrirla.

 

Debéis observar el camino

debéis marcar las pisadas en el.

 

Os dais cuenta que estamos con vosotros

hasta el fin de los tiempos

más dudáis  de lo que mismo escucháis

Aún si vierais dudarías

más vuestra esencia

no entrega negatividad por la conciencia en la presencia.

Sois creación del Padre vivo.

 

Muchos los llamados

pocos los escogidos se oirá en el último tiempo.

 

Sois vosotros los que venís al reino

y golpeáis la puerta

Dichosos los que vemos vuestra presencia

y entregaros el camino de perfección.

 

Asimiláis todo lo que veis

más no asimiláis todo lo que podéis sentir de lo que veis.

 

Sabéis que existe vuestra vida

sabéis de donde viene vuestra vida.

Nada es sin el Padre y nada ha sido sin el Padre.

 

Os daréis cuenta en 15 de los vuestros

que la voluntad del Padre ha sido con sus hijos

y han sido protegidos como se ha prometido.

Se aproxima hijos el cambio de Era

debéis entender lo escuchado.

No os preocupéis

no os afanéis por lo demás.

Se entregará a vosotros el tiempo venidero

el cambio de Era y debéis encender vuestra esencia

y debéis estar preparados.

 

No envanéis  vuestra creencia en la doctrina

De buena fe se entrega a vosotros

en el nombre del Cristo

más no amedrentéis vuestro conocimiento.

 

Todo es dado por el Padre a sus hijos

no existe Padre del cielo que dañe a sus hijos.

 

Debéis pertenecer a la esencia que creéis

pero debéis pertenecer a alguna

No podéis divagar por una dimensión neutra

¿Qué haríais?

¿Quién serías?,

nada os convencería.

 

Debéis elegir un camino

y debéis seguirlo

Más cada uno de los errores que cometéis

no engrandezcáis

Debéis dejar a vuestras espaldas el error cometido.

Vivid en la esencia del Cristo.

 

Se os dado a cada uno instrucción

diferentes formas de las que llamáis.

 

La semilla ha sido puesta en el incrédulo

y ha germinado en el hijo

Cada semilla muestra su frutos

tiene su época

tiene su período

Aún es tiempo de recuperar esencia.

 

El 2010, 2012 de años que llamáis

cambio de Era se aproxima

más debéis estudiar y escudriñar vuestros escritos

y debéis encuadrar los días que no están parejos.

 

Se ha ayudado a vuestros hermanos

desde el principio de los tiempos

y hemos de estar con vosotros hasta el fin de los mismos.

 

Del Padre la enseñanza del cielo exquisita esencia

la hermosura y magnificencia

que veréis reflejada en vuestro cielo

en el último tiempo

Todo ojo le verá.

 

Todo aquel que maldad haya entregado a nuestros hijos

será juzgado por si sólo.

Sus propias abominaciones serán su castigo.

 

¿A quién queréis pertenecer por voluntad o manipulado?

No existe punto medio.

 

Bienaventurado los hijos del Dios

bienaventurado todo aquel que ha creído sin ver

pues verá a Dios.

 

Si de pruebas se tratase

cuales me podríais dar vosotros de vuestra existencia,

¿Qué podríais hacer para convencerme?.

 

Debéis comprender.

Todo lo que hagáis en vuestra vida

es regida por vuestro albedrío en la esencia del Cristo.

Nada se ha trazado para vosotros

pero vuestro tiempo ya ha sido trazado.

 

Vosotros podréis cambiar aquello si lo deseáis

En cada uno de vosotros la esencia responsabilidad

No podréis decir que no habéis oído de estas cosas.

 

Veréis en esencia la nueva Jerusalén del cielo

y a los cuatro puntos de vuestro mundo

se enviará los ejércitos celestes a buscar a los hijos.-

 

Haced esencia y destacad en la oscuridad

no os devolváis por nada a casa

quedaros donde estáis.

 

Reflejad vuestro conocimiento en el Cristo

al que debéis adoración y entrega de la que poseéis.

 

Vuestra esencia

debéis ser hermanos

debéis amaros unos a otros.

 

Os dais cuenta que estuvisteis ya por acá

y habéis decidido volver

No falléis

habéis sido encomendados por voluntad propia.

 

Como una madre gesta una vida

debéis preocuparos por vuestros hermanos.

 

Manteneos en el camino

no flaqueéis

siempre hemos tenido nuestra mano abierta

ara la vuestra

encendiendo la flama

que mantiene la esencia de nuestros niñitos.

 

Por la enseñanza no sois prisionero

más sois como las aves que en libertad disfrutan

absorben la esencia de las que les rodean

 

Debéis ser como las aves

debéis ser como vuestra naturaleza

¿Cuál de estas vive en mentira?

¿Cuál de estas vive en engaño?

Sino que muestran la belleza de la esencia que poseen.

 

Manteneos así como estáis

pues brilláis acá.

 

Hermanitos

Estamos con vosotros

jamás penséis lo contrario

más en todo lo que hagáis pedid al Cristo

y se estará con vosotros.

 

Si de noche estáis mirando las estrellas

y lloráis extrañando el Sol

no envanéis en aquella

Se dijo una vez para vosotros

las lágrimas no dejarán ver las estrellas.

 

Alimentaos con la enseñanza

No tan sólo de pan vive el hombre.

Las palabras del cielo

son su alimento también a vuestro espíritu.

 

Ajustad vuestros días

y comprended lo que vivís.

Debéis vivir en armonía con lo que tenéis.

Vivís sobre un ser vivo

que lamenta y solloza el daño hecho por el intelecto del hombre.

¿Por qué debéis aprehended y destruir?

 

Debéis aprehended

más debéis crecer y podréis ayudar a vuestros hermanos.

 

Los días han sido acortados, debéis estar atentos.

Despertad del sueño que vivís, debéis ver vuestra realidad.

 

Os doy la bendición a cada uno de vosotros

de los que habéis escuchado.

En el nombre del Cristo

del Salvador

de las esencias de este Universo

 que conocéis como segunda dimensión.

 

Millones de galaxias conocéis con vuestra tecnología

cien millones de Universos por cada una.

Millones de sistemas de vidas conoceréis también.

 

Confiad en el Padre que jamás os ha abandonado

no penséis lo contrario hijitos

Amén.