Irenko y la Ciudad de Cristal - Capítulos 44 - 45 - 46

23.06.2011 01:58

  EL REGRESO 



Pude observar y sentir todo alrededor de una manera mucho más ampliada en armonía, mucho más que antes de ir a esa nueva Jerusalén, el resplandor de luces es muy difícil de relatar, pero es lo más que puedo hoy hacer para darlo a conocer, esos colores se mueven y se hacen parte de una maravilla que jamás pensaría realmente. Recordé a cada una de mis personas queridas, y a cada una de las que no conocía, ellos nos pueden hacer recordar lo que aún no hemos vivido en este espacio tiempo, mi corazón agradeció cada instante de los que estuve desde ahí en adelante, un agradecimiento transparente como esas murallas de cristal, los esplendorosos reflejos de haces de luz que hacen de este regreso una excelencia de regocijos. Nuevamente esos relámpagos que transportan de relación en relación, imágenes de todas y tantas cosas que hemos vivido quedan hoy plasmadas para enseñanza de muchas controversias internas. - ¿Estamos regresando?... Nos devolvemos ¿verdad? Pregunté a mi amigo...


- Se os dice: jamás hagáis misterios de la simpleza de los cielos...

- Mira amigo, sé que nos movemos entre estos colores ¿Pero cómo es que podemos hacerlo?

- Ya os he hablado de aquello... realidades verdaderas de las que no queréis ver en vuestro tiempo...

- Él me respondió antes de preguntarle ¡eso fue formidable! Me respondió cosas que pensé para después de querer hablarlas... jugar con ese tipo de comunicación es exquisito, cuandoIrenko me habló por primera vez en la Laguna, me sorprendí bastante como ser humano, pero ahí en espíritu ya estuve asimilando esas cosas, me estaba acostumbrando a ellas, y nosotros somos personalmente los que complicamos las mismas pues todo está al alcance de esta humanidad. Todo lo que estaba quedando atrás también estaba hacia adelante, la misma sensación de estrellas y resplandores que esperan por quien le toque visitar ese lugar, además, comprendí que nuestro tiempo es solamente un estado de aprendizaje, y debemos estar agradecidos de tenerlo.

- Gracias por mostrarme todas estas cosas, le dije a mi amigo... a mi gran amigo... espero ser buen estudiante... lo pensé de esa forma para él. - Solamente vuestro hermano he de ser, os pido que no agradezcáis en mi nombre lo que al cielo pertenece, el mismo que nos observa...

 

- Espero que comprendan lo que quise decir, no quiero traer nada que no tenga que relacionarse con este maravilloso reino que me enseñaste, dale gracias a Cristo, dile que siento no haber tenido la valentía de acercarme... pero si dile, que me preparare para una nueva oportunidad ¡ya!

- De lo que tenéis, debéis compartir, pues nada es vuestro hasta que le sentís compartido...

- ¡Si amigo! Le dije respetuosamente, comprendo quién eres, pero te veo como el hermano mayor que no tengo en el mundo al que me llevas.

 

- Recordad que estamos con vosotros hasta el final de los tiempos... ¿Comprendéis?... Cuando ellos hablan de los tiempos, quieren decir que el nuestro no es la única relación temporal que existe de vida, cuando menciona mi amigo...

- Tenemos mucha ovejas que no son de este redil...

 

- Amigo... ahora al oírte siento una alegría diferente, pues me siento protegido, contento...

 

- Hermanito ¡Qué grandes pensamientos en Amor hacéis cuando le queréis vosotros!

 

- Los quiero mucho, y sabes que no te alabo en ninguna forma, sino que adoro al Señor del que me hablas, que no es el mismo que me enseñaron mis Padres, pero es la misma vibración que dices... En la medida que nos fuimos alejando de ese verdadero laberinto de colores, y formas de túneles extraños, pude sentir la sensación del ambiente físico. Algo incómodo por eso, pero aceptable dentro de mis conocimientos, nos acercamos nuevamente a la Ciudad de Cristal, ahora desde otro punto de entrada y desde otro punto de vista. Observando al mismo instante hacia atrás, los túneles se cerraron como una niebla confusa ¿Cómo poder explicar con un ejemplo tangible, que se puede observar hacia atrás y adelante y en todos los sentidos al mismo tiempo?

Una verdadera vida se aprecia en sólo instantes de aprendizaje en estas grandes ciudades, vidas de solamente días sin noches, recuerdos de miles de momentos en una fracción de tiempo que sólo me dejan con el hambre de volver a comer, jamás había pensado que Dios está donde se le piense y cada vez que se haga, este Padre que se sienta a nuestro lado como iguales amigos, y nos enseña desde un principio de niños, de las cosas que verdaderamente son de interés para nosotros. Los ángeles nos quieren ayudar como los hermanos que dicen que son, ellos dentro de su cariño y expresión de Amor están con nosotros a pesar de algunas por no decir muchas tonteras cometidas, no debemos volver a caer. 



NUEVAMENTE EL CRISTAL 



Al aproximarnos dentro de tantos golpes de luz, el sigilo de mis pensamientos pasó a ser expectación, percibí muchos en ese lugar estando de regreso, muchas presencias de personas igual a nosotros, y recordé a aquellos con los que hablé anteriormente en esa Ciudad, esos de los que no se quieren devolver, aquellos que dicen estudiar en la Ciudad de Cristal para viajar a las estrellas, nuevamente el cristal maravilloso que no supe apreciar en la primera visita que tuvimos ahí, estábamos entrando nuevamente a esa hermosa ciudad que en ese instante no me pareció tanto, fue un sentimiento de minoridad hacia lo que estaba observando. Recalco que estuvimos devolviéndonos desde una maravilla que no tiene descripción llamada Nueva Jerusalén, a esta hermosa Ciudad de Cristal que no quiero desmerecer.

- Le dije a mi amigo: Cuando estuvimos por primera vez aquí, me fue maravilloso, sobretodo por los asombros que provocó en mi la visión de tener esta Ciudad frente a frente... pero ahora le veo algo totalmente simple, y no quiere decir que sea indigna en su esencia, sino que me mostraste algo tan pero tan hermoso al otro lado, que ahora esto de regreso me es totalmente normal... lo siento.

- Muchos de vuestros hermanos hoy han de estar en este lugar... ¿Qué sentís de aquellos?

 

- Los siento y puedo ver sus rostros uno por uno, o por lo menos los que tuvieron antes de llegar acá a los que ya no tienen cuerpos, y los que hoy tienen gran luz en sus cuerpos, desde físicos a transparentes se reflejan en mi ser, mi mente y mis sentimientos por los que los quiero más que antes ¿Puede ser eso posible?

- Apreciáis la vida y os hacéis parte de aquellos, eso sentís hoy de esta instancia hermanito...

 

- Tantos rostros encima de otros en imágenes, y todos me hablan en el pensar, se desvanecen en la medida que se responden sus preguntas en mi mente, es muy rápido de hacer pensando humanamente, pero es simple cuando pensamos con Dios respaldándonos... mi amigo me dijo nuevamente...

 

- Cada ser ha de encontrar a sus seres queridos, El Padre con su Padre, La Madre con su Madre, hijos con hijos volveréis a encontrar si vuestros pensares han de ser los mismos...

 

- Pude responder a cada uno de los ahí presentes, y a cada uno una larga charla de sus preguntas sólo en instantes muy breves, pude comunicarme con niños verdaderamente inteligentes, más rápidos que yo para hablar, a los cuales les solicité muy respetuoso que se comunicaran más lentamente, ellos sonrieron agradablemente y me entregaron una complacencia exquisita. Todo esto mientras bajábamos muy lentamente, ahora dentro de la misma esfera incompleta, en la cual mi cuerpo se encontraba así como descansando de mi gran viaje en espíritu, pude ver mi cuerpo desde arriba nuevamente y también desde abajo, sus lados el frente y el atrás, así seguí sintiendo que me hablaron muchas personas y dijeron que trasmitiera los mensajes de ellos.

- Estudiamos para viajar a las estrellas, pero junto a los nuestros los que esperamos desde el mundo al que vas...

- Ellos ya ni siquiera tratan a nuestro planeta dividido en países, sino como uno sólo, así debe ser, solamente un mundo...

 

- Estas personas allá me dijeron: Diles que no lloren por nosotros, porque no hemos muerto como piensan, no existe ese estado para quién está en este reino, diles a nuestros familiares de allá que esperamos por cada uno de ellos, y que no deben dudar en lo que piensan divinamente... Recados de familiares que enviaron porque quieren transmitirlo, ellos pueden entrar a un mundo que es el de los sueños, pero la incredulidad de quienes tienen que ser informados aumenta y corta este tipo de comunicación. Hoy les puedo decir que existen otros mundos en otros lugares, en el que están gran parte de seres distintos, esperando estudiar y hacerse grandes por un propósito que los mantiene llenos de energía. Pude ver toda la ciudad desde arriba y abajo, toda la magnificencia de ésta enorme estructura que conforma un centro de adaptación a quienes regresen ahí. Llegué ahora con nuevos conocimientos y habilidades de percepciones, todo me pareció inferior.

Estos señores son una civilización realmente gigante, enorme, los que avanzan dentro de un espacio tiempo que no circula como el nuestro, pueden avanzar miles y miles de nuestros años en tan sólo instantes de nuestro tiempo, me di cuenta a “tiempo” de esto. No existe sistema de economía, pues de todo hay allí, tampoco sistema de transportes complicados, como lo es el tránsito que hoy conocemos, ya que cada uno se transporta de tan sólo pensarlo, el cuerpo se desintegra en un montón de esferitas muy pequeñitas de tonos celestes por aclarar un color, transparentes que se mueven de forma ordenada y se suben a la luz verde que gira en espiral y que transporta todo lo que ahí existe. No hay armas ni sistemas de guerras, pero, si los guardias de la nueva Jerusalén que son netamente guerreros de los cielos, poseen armas un tanto extrañas, no es con fines de devastación sino protección. Todo un sistema sin poder ni control sobre los que ahí viven, porque el control lo entrega cada cual que se aposenta en ese lugar, pues las maravillas que aparecen en cada instante inhiben cada deseo de poder. 



MI CUERPO OTRA VEZ 



Ver nuevamente mi cuerpo me mantuvo preparado de antemano a formar parte de él, la sensación me pareció normal y no con mucho asombro, desde las alturas pudimos verle cerca, a pesar de la extraña distancia que nos separaba. Desde elmismo lugar,Irenko me entregó una especie de arco de luz alrededor, en todas direcciones de mi cuerpo, solamente con levantar la mano. Volvió a manifestarme el poder que tiene tan solo de verle brillando como un sol.

- ¿Podéis verme hermanito? ... Sé que podéis. - Mientras le oía en mis pensamientos, nuestras esencias se posaron dentro y sobre esa extraña pirámide, la que comenzó ahora a expedir una luz, que podría decir que fue violeta muy suave, muy brillante hasta donde estábamos...

 

 - Volveréis a dormir, más no debéis soñar en vuestro sueño... - Irenko entró de una forma especial en mi cuerpo, estando yo fuera de él, y desde ahí abrió mis ojos (los que corresponden a mi cuerpo físico) me pidió observarle ¡a mis propios ojos! Me refiero a mi cuerpo...

 

 - Hermanito, abrid los ojos de vuestro cuerpo desde acá de donde le veis... ¡abridles! - Una luz extraña en brillos cubrió ese físico. No transcurrió nada de instantes, cuando en un dos por tres esa luz me hizo bajar hasta mi cuerpo tan rápido que no pude apreciar esto, nuevamente tuve manos y les sentí el peso que tienen, nuevamente mis piernas y lo que dificulta el caminar con ellas, ¡nuevamente mi cuerpo!...

- ¿Os sentís bien?... observadme... - Quiero mirarte, pero no puedo, el brillo de tu presencia no me deja hacerlo, le dije muy extrañado ya que segundos antes le estuve observando frente a frente, este cuerpo es incómodo y pesado, me dificulta mucho el abrir nuevamente estos ojos, me sonreí de nervios solamente...

 

- Lo que veis con los ojos que tenéis no es. Más lo que no veis con los ojos que no tenéis ha de ser.

 

- Pude ver mis manos nuevamente, estuve muy feliz y a la vez muy triste... Tener nuestras manos es dificultoso y sé que es indispensable para este mundo, ese en el que estamos acostumbrados a las vibraciones físicas, hay de aquellos que no tienen miembros del cuerpo y les aseguro que no es lo que realmente importa, ese lugar allá al otro lado es realmente ventajoso para quién esté allí, todos son iguales.


Cuando estuve nuevamente en mi cuerpo, supe diferenciar la vibración de lo material y lo sutil, estar en un cuerpo que todo lo puede y luego a este que le damos limitaciones es de estudiarlo para lograr su control, es un verdadero reto lograr que este sea el que realice lo que nuestra mente y nuestro ser ordenen, y no viceversa.

- Miré mi mano y la empuñe como por primera vez, en todo caso fue nuevamente por primera vez, sentí cada una de sus partes y lo que nos cuesta manejarlas. Ver nuevamente hacia donde estén apuntando nuestros ojos, oír lo que nuestras cavidades nos permitan y desplazarnos hacia donde nos lleven nuestras piernas, hasta los dedos de los pies los estuve analizando y me sonreí varias veces por este cuerpo que experimenté, el que en un momento que me pareció fantástico habiendo estado tantos años en él. Mi estómago se contrajo varias veces por el nerviosismo de aceptar estas cosas nuevamente.

 

Realmente no apreciamos lo que tenemos. Bueno, el viaje de vuelta no fue ya tan complicado, pues la mano de mi amigo estuvo sobre mi hombro, ahora le sentí de forma distinta, luego me tomó de la mano y nuevamente sentí ese tremendo puño afirmando mi pequeño brazo. Subimos hasta lo más alto que aguanté y sentí mucho vértigo, a pesar de que fue sin mareo alguno. Giré mi cabeza en lo alto de la Ciudad, como una despedida, y lloré ahora con lágrimas de añoranza y todos los que habían hablado conmigo se despidieron con un hasta luego hermanito, pude ver mis pies y las estructuras de la Ciudad debajo de ellos, allá muy abajo, pude mover mis piernas pues nada les sostenía entonces, otra vez floté con mi cuerpo físico, como si mi amigo me hubiera afirmado sólo para darme confianza, ya que tuve la idea de estar volando sólo, cómo si la sensación de estar sin cuerpo todavía estuviese. La mano de mi amigo se soltó algo de mi muñeca y antebrazo, y pude darme cuenta de que lo que pensé era cierto, sentí la ropa que me rozaba la piel cuando se aflojó la toma de su mano, la impresión me hizo sentir los latidos de mi corazón a mil por hora, eIrenko se comenzó a alejar tras el asombro de mi mirada.

 

- ¡No te vayas por favor!, ¡No me dejes aquí! ¿Cómo me muevo?

 

- Dadme vuestra mano hermanito...

 

- Se extendió nuevamente ese tremendo brazo hacia mí, y extendí mi mano también hacia lo que sería mi vuelta de ese lugar... Comenzamos a avanzar hacia esa luz, la que en un principio nos llevó entre tantas formas de cristales y tantas formas de conos transparentes, hizo que todos mis sentidos latieran sobre estimulados, no había sentido antes esto sin cuerpo, ya que es diferente la sensación, pero inolvidable. Esta Ciudad es increíble, y pensar que cuando volvimos la menosprecié...

 

- Me dije... ¡Ese resplandor lo conozco!, y así fue cuando vimos la luz que comenzó a brillar desde violeta hasta anaranjado, allá en lo alto entre este cono de luz, el que comenzó a girar con la misma luz que estaba sobre él, esta forma es enorme y no me di cuenta cuando estuvimos por primera vez de la majestuosidad que representa...

 

- Entrad hermanito, entrad.


- Me sentí muy cómodo de estar ahí, pues ya conocía el conducto a seguir para entrar en esa luz. Nuevamente estábamos entrando en la luz para ir de regreso a casa... Toda esa estructura comenzó a girar completa, desde su comienzo abajo hasta el final arriba, incluyendo la luz en la que debí subir, la puerta se abrió en donde menos lo imaginé, ya como antes mencioné, no tiene un sitio fijo en el cual cumplir esa misión. Al colocar los pies dentro en ese extraño piso, ese se hizo transparente de inmediato, mi cuerpo recordó todo en un instante de lo vivido en ese lugar, y luego pareció desvanecerse en la medida que las famosas puertas para mí comenzaron a cerrarse, ahora observando desde adentro toda la hermosa Ciudad que estábamos dejando. No me afectó en gran forma, ya que vería a los míos, refiriéndome a los familiares.

 

Comenzó el juego de colocar las manos sobre esta pared de transparencia, la que me dejó ver a través suyo, poder ver todo, ¿cuántos hombres desearían ver estas cosas en sus más deseados sueños? Todo flota allá afuera en la nada misma, esferas, luces vivas, neblinas extrañas de relámpagos y otras que no sé cómo relatar. De un flash muy reluciente llegamos a nuestro universo, o por lo menos así lo creí, representando de alguna forma a las estrellas.

 

- La Tierra es un precioso punto celeste con un blanco resplandor nebuloso alrededor, y que se mantiene dentro de este inmenso conjunto de estrellas que demuestran su hermosura... No se tienen palabras para relatar estas cosas, sólo decir que la emoción de volver a casa, o por lo menos la que hoy tenemos para aprender, es inmensurable al lado de otros planetas... Mis amigos ahí dentro sólo conversaron entre ellos, cosas que no comprendí, conversaciones entre ellos mismos y cosas en dialectos diferentes al idioma en el que pude entenderlos, en el que ellos me hablaron cuando quise comunicarme y comprenderlos, mi amigo me habló, pensó y respondió todo lo que tuve en dudas.