Irenko y la Ciudad de Cristal - Capítulos 18 - 19 - 20

22.06.2011 21:48

 ¡QUIERO COMPRENDERLES! 

 

Estos amigos con su Amor nos han entregado a través de toda nuestra historia cada tipo de ayuda a nuestra Ciencia, aún cuando es esta misma la que desacredita la procedencia de lo divino. Ellos admiten en forma individual la existencia de lo superior que muchos le llaman Dios. Mis amigos le mencionan “Las Relaciones de Realidades” Ellos dicen:

- Cada ciencia niega Ciencia superior, a no ser que provenga de su propio dominio. Es entonces cuando le preguntéa estos Ángeles...

- ¿Por qué ustedes permiten que ocurran estas cosas, si tienen la información de lo que ocurrirá en nuestro futuro en la Tierra, o ese tiempo que dicen que seguimos en imágenes?

 - Nada ha de intervenir en vuestras decisiones nuestra esencia, sois independientes en conciencias, dais frutos de luz, y la luz que haya de seguir iluminando seguirá en otras estrellas ofreciendo esa esencia de luz...

Me responde que el ser humano tiene su albedrío y siempre lo ha mantenido, y ellos no pueden intervenir directamente sobre éste sin el consentimiento de nuestra propia vibración. Han ocurrido tantas intervenciones en la humanidad que el hombre ha permitido sin darse cuenta, y otras en que si lo ha hecho concientemente, que de no haber sido así la destrucción total ya habría ocurrido, y con esto no descarto este hecho. Sabían que al mismo maestro de física que conocemos como Albert Einstein se le preguntó una vez ¿Cómo pensaba él que sería la tercera guerra mundial? Y él respondió que no lo sabía, pero que la cuarta guerra sería con mazos y piedras...

 

En ese mundo de perfección donde la maldad de nuestros pensamientos es un verdadero virus al ambiente celestial, los mismos que dejamos entrar en nuestro pensar por voluntad propia, hace sentir en nuestro ser la paz que rodeatodo ese entorno, no debemos dar cabidas a errores. Si ha de haber un pequeño indicio de bondad y sensibilidad no debemos dejar de perfeccionarles para el bien, recuerden que son energías que se pueden transformar. Irenko me dijo:


- “La perfección no es hacer bien lo mal, sino que perfeccionar lo bien que habéis hecho”

- ¿Cómo vamos a perfeccionar lo bueno que hemos hecho si ya está bueno? Le respondí algo confuso...

- Lo bueno aún no es perfecto, el bien lo es... vuestros ojos os permiten ver, mas, vuestra visión os permite observar lo ya visto y lo que tendréis que ver.

- ¿Comprendéis? De todo nos es permitido en esta vida, como bien y como mal, estando en el lado bondadoso debemos percatarnos de que las malas obras no nos corresponden aun así aprendemos de ellas, solamente debemos hacer el esfuerzo de no cometerlas más, debemos aprender de esas caídas y retenerlas en nuestro archivo mental, así sabremos que no nos convienen. Recuerden que somos juzgados en la sociedad por los actos hechos en este mundo, y así será mientras estemos aquí, y recalco la crítica que muchos hacen apuntando sin ver su propio camino, y más que construir hacen el destruir, es ahí cuando debemos desplegar nuestro Amor, nada sacamos con amar cada día más a quien nos ama, pues el Amor ya está, sí debemos hacerlo con la misma fuerza con quien nos odia, ese es un equilibrio de vida, Amar es Amar, gracias a la vida hoy pienso en ser manso, pero no menso: 

- “No hagas a otros lo que no quieres que contigo hagan”


Realmente difícil, pero no imposible... Sé muy bien que amar no es virtud de los tontos, el amar es una actitud muy inteligente, también dicen: - “Sed astutos como serpientes y mansos como palomas”... Como en nuestro pensar no existen los imposibles pues nuestra doctrina está con Dios, debemos recapacitar en nuestras acciones, siempre habrá quien nos apunte con el dedo, pero debemos saber que existen tres dedos de su propia mano apuntando hacia quien lo hace. No debemos ver la vara en el ojo ajeno porque tenemos un pajar que reordenar en los nuestros. Normas que no son impuestas sino mostradas en nuestro interior, los sentimientos emanan a flor de aromas desde nuestro más íntimo ser cuando el verdadero Amor está en nuestro interior.

Todo conocimiento nace y persevera en este lugar, de todo lo que en el cosmos existe, esdifícil de explicar que en este ambiente se hace tan fácil interpretar todas estas cosas ¡cuando estás allá!... pero una vez de vuelta acá se extraña muchísimo ese sentir en ese lugar de encanto en el que estuve. Con respecto a intervenir en las cosas catastróficas que han de pasar, ellos dicen:

- “No podemos caminar con vuestros pies pero les podemos guiar en el camino...”

- Les dije ansiosamente: Si ustedes se muestran en nuestro mundo muchos se pueden salvar...

- ¿Qué creación de Fé habría entonces si vierais? ¡Si aún viendo no os dais por convencidos!

- Pueden haber unos pocos siquiera.

- Razón tenéis, pocos habrán de ser... Aun la humanidad caminando no se convence de estar en un camino, si no tenéis la llave no podréis entrar hermanito...

 

De verdades innatas, de realidades a cumplirse desde un futuro real directo a nuestra irrealidad, de la cual se sabe todo lo que ha de acontecer, un documento necesario para nuestro saber pero realmente peligroso, ¿estamos preparados para saber lo que viene sin tener que amedrentar nuestro conocimiento? ¿Aceptaremos las muertes de muchos, conociendo las fechas de las calamidades?

- Ellos dicen: “Con nuestra boca no hemos de amedrentar vuestro comportamiento en vuestro mundo” ¿viviríais tranquilos de saber las calamidades que se os avecinan, estáis preparados para ello?

- Tienes mucha razón, le dije apenado de los que no quieren ni siquiera escuchar, aún así les quedaría algo en la memoria y tendrían alguna opción de salvarse... ¿verdad?

- Aquel que nada ha de oír nada se le ha de compartir, no deis estas valiosas perlas a los cerdos, que ya han enlodado sus propias enseñanzas...

Los grandes líderes de las fronteras verán por sucumbidos sus imperios por iniquidad de sus propias avaricias, la justicia del hombre no es voluntad del espíritu...

Los acontecimientos me llegaron en un solo instante, por medio de palabras e imágenes dentro de mi cabeza, por este sistema de comunicación que ellos llaman lenguaje universal, enviado desde un nivel de conocimiento similar para mi comprensión. Todo Amor y comprensión de nuestros sentimientos acepta la guía de los señores enviados por nuestro salvador Cristo, hay quienes hacen oído sordo a los avisos del cielo, también así se hará oído sordo a sus súplicas una vez concluido el “tiempo” de oportunidades para entendimiento.

 

- “Nadie podrá decir que del cielo no ha sido avisado...”

- ¿Y los que viven retirados de todo esto?... ¿Quién les dice?... ¿Cómo va a ser la comunicación igual para todos si ellos viven aislados?

- Oíd a vuestro corazón, que muchas veces sabe más que vosotros mismos... No ha de quedar oído que no haya escuchado la palabra de nuestro Creador... El final de los tiempos se acerca, y quienes despierten a esta realidad estarán a salvo con quienes deseen en el gran reino, la luz del centro de energía de vida desde esta galaxia está entregando muchas opciones para comprender.

Esta oportunidad es una cada miles de años ¿Perderemos esta opción tan fácilmente?...

¿Cómo comprender este conocer de otra realidad, y no poder darle otro destino a ese proceder?

¡Realmente quiero comprenderles! - Les dije: Ese Dios del que hablan no es el mismo del que he oído antes, siempre me hablaron desde pequeño en La Tierra de un Dios castigador y que condena cada error si no me someto a un proceso de arrepentimiento... Este caballero que está en este imperio no es tan así como me lo han dicho en mi mundo, les dije aclarando al mismo personaje...

Ellos me hablaron de cosas totalmente distintas relacionadas con el comportamiento que debemos con nuestra vida, por ejemplo: - De todo podéis hacer en vuestro mundo, sólo vosotros sabéis que os conviene de ello... hacéis pensamientos de cada obra que elegís... Todas estas cosas mostradas con una tecnología desconocida para nosotros, pero comprensible una vez ahí, resultan satisfactorias en su más íntimo mensaje. De nuestro pasado mostrado como grabados desde una especie de realidad virtual que hoy conocemos solamente en películas, realidades en las cuales participé de forma directa, sufrí la consecuencia de lo que ahí pasó, penas, dolores, alegrías, temperaturas y aromas, cosas de las cuales hablaré más adelante...

 

LO QUE TRANSMITEN...

 

En el actuar de ellos se reflejó la preocupación por nuestro bienestar en cada momento, para quienes estuvimos ahí, porque no fui el único terrestre que viajó a ese lugar, vi personas iguales que yo de distintos países, si alguna vez les vuelvo a ver si es que volvieron, no dudaré en abrazarles, además fueron de compañía entre todos para afrontar estas espectaculares vivencias. El ambiente de vida se hace grato para quién desea invertir de su energía en esta maravilla, conocemos entonces que nuestra energía es transmutable en diferentes estados de luz, desde la blanca pasando por gamas de colores hasta llegar a luces muy oscuras incluyendo la negra, exactamente ¡luz negra!.

 

Pensar en este tipo de luminosidad mezclada es extraño aquí en nuestro mundo, pero se puede, las mezclas de estas son maravillosas, por lo tanto, la forma de observar estas relaciones distintas a las nuestras ya no se hace por los sentidos normales que desarrollamos a través del cuerpo humano, se hace con las habilidades desarrolladas por los sentidos del contacto con nuestro interior. Tomando en cuenta este ejemplo, puedo aclarar que cada persona que es imposibilitada de algún sentido o por un impedimento físico, desarrolla habilidades que estuvieron dormidas una vez ¿quién no ha visto a un ciego que puede ver a pesar de no ver? ¿Si físicamente se puede, por qué no con nuestro interior que es más poderoso?

 

Así tenemos habilidades diferentes al compartirnos de este tipo de energías con nuestros hermanos en el mismo ambiente de vida, sea cual sea. Esta “maldad” que interviene en los pensamientos y en los sentidos a medida que les damos entrada, es una enfermedad para nuestro corazón, aunque debemos saber que es una energía negativa que se puede transmutar en una positiva, solo es un proceso de pensarlo. En estos tiempos, las enfermedades más dañinas que afectan a nuestra creencia son las que dejamos entrar en nuestros pensamientos, denle una puerta de entrada muy pequeña a estas, y verán las consecuencias de un pequeño enojo transformado en un coloso casi invencible, a no ser de que estén alertas de invocar a la divinidad, y ser capaz de abrir esta misma puerta por dentro e invitar a salir y no a entrar a este mal en nosotros.


Cristo dijo: “en mi nombre harán milagros, y echarán fuera demonios” Marcos 16:14 Por favor, No esperemos que venga Dios en persona a ayudarnos ¡también podemos hacerlo solitos invocando su nombre! nos creemos auto- suficientes cuando estamos bien, también debemos recordarlo en nuestros malos momentos pues debemos tener presente que todo lo podemos con su ayuda...

Estas sensaciones se comienzan a experimentar muy dentro de nuestro sentir, ellos nos enseñan de su mundo, y la vergüenza que sentimos es inminente comparándole con la suciedad que hemos hecho en el nuestro. El arrepentimiento de las cosas que hemos realizado se nos viene encima de repente, cuando nos muestran los acontecimientos que nuestros hermanos en la Tierra han hecho de forma totalmente inconsciente y conciente. Además, el ver la injusticia nos limita para defendernos, fuimos varios los representantes de la humanidad que estábamos en ese mismo lugar, y no tuvimos argumentos para defender más que sentir el dolor de quién muere en forma física por la maldad del hombre.

 

- ¿Cómo defender a estos asesinos de intereses económicos? No tuve excusas para justificar esas idioteces humanas... fue en ese momento que comencé a observar a más personas a mi alrededor, en un principio podía hablar con ellos pero no podía verles... de repente oíla primera palabra humana en mi mente...

- ¡Oye! Ninguno de nosotros tenemos palabras para justificar esto, si tenemos que ver estas cosas limitémonos a comprenderlas...

- pude verle parado a mi lado entre un velo finísimo de un material desconocido para mí, Si, ¡oye!... ¿ De dónde eres tú?... ¿Cómo llegaste acá?

- Somos pescadores y ofrecemos viajes para las personas, recuerdo que mientras viajábamos con nuestro pequeño lanchón observamos una neblina amarilla y celeste, tuvimos mucho miedo y los gritos comenzaron en todos los tripulantes, ahora estamos acá y supongo que no puedo decirte algo que te sorprenda más...

 

- ¿Y los demás que iban contigo?

- No lo sé... eran turistas así que no sé nada de ellos tampoco... ¿y tú?

- Estaba en la montaña y aparecieron unas esferas detrás de mi así que...y ahora estoy acá también...

- Veníamos varios y vamos quedando cada vez menos... Estuvimos mirando y observando muchas de las maldades de estos, nos estuvieron mostrando estos desórdenes de la humanidad a lo largo de la historia, y realmente no quise defenderles, lamentablemente no se dieron nombres, solo hechos, hablo del lugar en que vimos los acontecimientos ya pasados... pues se ven además los hechos venideros...

- Hablé con miles de personas proyectadas delante de mi pensamiento, eso fue formidable, eran de muchos países ya que esto se nota en la apariencia, no sé de idiomas, pero en ese momento nos comprendimos todo lo que hablábamos, porque la comunicación fue mental, y para esta no existen idiomas y ningún tipo de dialecto...

- Nosotros estábamos meditando y ahora estamos acá, ¡no comprendemos qué es lo que pasa!... suponemos que estamos en el lugar que buscamos entre nuestra meditación...

- Me percaté de que la apariencia de cada uno era distinta, pero como cada uno de ellos tuvo un método distinto para llegar, supe que ese era el motivo de su diferente representación a los demás... Hubo de algunos que desaparecían apenas llegaban, otros nos conservábamos aún físicamente, de nosotros algunos se desmayaron y los devolvieron inmediatamente... así fuimos quedando solos...

 

- Amigo, si alguna vez nos vemos allá abajo... tú me comprendes ¿verdad? No te olvides de nosotros...

- Ustedes no se olviden de mi, ok’, mientras observábamos nuestro alrededor sabíamos que nos separaríamos en ese viaje... no olvidaré sus rostros hermanos... Al ver nuestras reacciones, ellos nos consolaron ¿cómo explicar que estuvimos muchos ahí, pero no se ven igual que acá?

Seguro de que estuve ahí con otros como yo, me refiero a seres humanos, claro que si, desde ahí sentí como a muchos se los llevaron de vuelta porque no soportaron la experiencia, mareos, asombros y desconciertos fueron las causas de su despido de aquel lugar, cuando sentí esto...

- Mi amigo nuevamente me preguntó:

- ¿Estáis bien, podéis seguir?... Hermanito pensad si estáis bien...


- Respondí que sí... algo apenado por los que se fueron al otro lado, no sé si por el hecho de ir quedando solo o porque quise que siguieran adelante en esa maravilla, en cualquier sitio de la Ciudad, no me importaba si estaban junto a mí o no, presentí que no los volvería a ver en ese lugar... 



¡PUEDO COMPRENDERLES! 



¿Qué es la verdadera comprensión? Entender realmente lo que estamos escuchando es una tarea que se logra a través de la vida, no es como obedecer a nuestros Padres al enviarnos de compras o algo parecido, no es en forma mecánica. Muchas experiencias de todo tipo son la base de muchas enseñanzas. La enseñanza nace cuando logramos comprendernos en las experiencias de nuestra vida, las que nuestro intelecto sabe distinguir muy bien, es como diferenciar la comida que sí debemos tragar, de la que no debemos, pues tenemos en nuestras manos la decisión de lo que queremos o no para nuestro diario vivir. Nuestro pensamiento es la matriz que debemos compartir a quien nos pida alimento, no podemos ofrecer comer si no tenemos una buena despensa en nuestro interior.

 

La misión de muchas civilizaciones en comunión al Creador más grande son verdaderamente millones de millones, también las hay muchas en contra de este ser. Nuestro planeta es un punto celeste flotando en este inmenso panorama, es como quien pinta un grano de arena en la playa, y encontrarle solo se logra por conocimiento de su creador, solo Dios puede hacer estas cosas, pero no el Dios que ha sido mal pintado acá por las supuestas enseñanzas dadas del cielo, sino que del verdadero Creador de las enseñanzas que no han sido mostradas, existe un texto allá arriba que dice: - Palabras de un hijo: No olvidéis que por sobre mí está el Padre, y por sobre el Padre está Dios, por sobre Dios está el todo... pues todo es vibración de nuestro Dios...

- Sé muy bien que estas son palabras de Cristo, pero acá en nuestra Biblias dice:

- No olvidéis que por sobre mí está el Padre y nadie va al Padre si no es por mí, es verdad en ambos casos, pero son distintos contextos. Y les digo,entre estos textos existe algo de diferencia que no es muy poca... Desde ahí entonces mi manera de pensar todo fue en el “Todo” que ellos mencionan, fue por voluntad propia y sin ningún tipo de obligación, Dios a nadie obliga en su doctrina y a estos señores que han abusado de las Escrituras Sagradas les espera un verdadero juicio de su incompetencia, y no me refiero solo a las religiones...

 

El tener que observar y aceptar las iniquidades hechas por nuestros antepasados, fue algo penoso:

 

- ¿De alguna manera se puede arreglar todo esto? Pregunté con mí pensamiento... - Grandes cosas logra vuestra FE, más vosotros no os dais cuenta... - ¿Por qué no cambia entonces el hombre, si alguno tuviera Fe como tu dices esto se arreglaría de verdad?


- ¿Quién nos puede indicar lo bueno de lo malo, como saber lo que es y no es?

 

- Tenéis en vosotros la respuesta en cada pregunta, cada conciencia actúa en por sus propios conocimientos, por los adquiridos en cada experiencia...

 

Existe en nuestro interior una cosita que se llama conciencia, la que siempre nos conduce y nos dice algo en nuestro interior sobre lo malo y lo bueno...

Dios es justo y esta justicia es la que veremos muy pronto, de alguna forma les aviso que viene un reajuste a nuestro mundo, al sistema que hemos hecho, reajuste el cual no es pequeño en ninguna forma, pregunté:

 

- ¡¿Por qué no es este asunto, ahora ya?! Si son eventos tan desastrosos debieran ocurrir de una vez y basta... A lo que mi amigo me respondió...

- Todo ha de tener su momento y su lugar, cada ciclo tiene su principio y su fin, la verdad llega siempre donde debe llegar. Logré percibir que no se puede acelerar el proceso en forma humana, pero si en forma divina, dicen que los días han sido acortados y que el Señor del mundo manifestará su régimen de “control” sobre cada uno, que no es un sistema de esclavitud. La marca que todos llevarán bajo los sistemas humanos serán borradas en quien se denote una conciencia divina, no es una marca física sino interna. Hasta el momento no supe qué era esto ni de qué estaban hablando, pregunté sin saber lo que me esperaba...


- ¡¡Puedo comprender!! ¡Dije alegremente! La voluntad de servir a este gran Rey o Señor es una decisión total y absolutamente personal.

 

- Cada esencia llega a su creador por su propio camino, ese que encuentra en nuestro Señor...

 

Por fin capté la intención de lo que ellos quieren de nosotros, es la voluntad de servir al más grande de todos sin imposición alguna de su parte, no es difícil cuando quieres servir al bien, y saber que podemos voluntariamente es reconfortante...

 

Deberán pasar eventos destacados en el mundo, la caída de religiones e imperios de muchos gobiernos juntamente con la muerte física de algunos líderes de ellos, el mundo se transformará en un caos, el sistema de vida se desequilibrará por la devaluación de muchos cosas incluyendo el dinero, ese que algunos aman, y no habrá ni siquiera para comer...

Cuando un Señor de tal status te habla de esto, no le prestas duda alguna a sus palabras, pues vienen del centro de la creación porque lo dice y así se siente...

- Le dije: Siento que me hablas tú, pero las emisiones de esa comunicación vienen de ti y de otro lugar que no sé dónde, pues es en todos lados según puedo percibir...

- Todo lo que percibís no es todo lo que ha de existir...

- Lo ves, eso que me dices no vino de tu persona, eres tú pero a la vez no lo eres...

- Ya os dije, que sólo mensajeros del cielo somos y hemos de ser... y las palabras del cielo las que oís...

 

Se siente una sensación exquisita en ese lugar, una paz llena mi interior de tan solo recordarlo, claro que no se me ha olvidado, solo que con este cuerpo es distinta la apreciación de los sucesos, somos condensadores de reacciones de todo tipo, sean positivas o negativas. Busco la forma de expresar estas cosas de alguna manera directa al corazón de quien lea esto, alguna sensación más profunda que el llanto que me embarga al contarlo ¿Cómo transmitir las lágrimas y la emoción que siento por este regalo del cielo? Sé que se puede transmitir la vía en pensamientos, la comunicación mental hace una expresión distinta de las cosas que comprendo hoy, es como si los cuerpos fueran algún equipo de recepción de lo que se entrega, la idea es buscar la frecuencia exacta para poder entregar los pensamientos a quien este en la misma vibración, pero, si no están buscando el receptor y el emisor en la misma vibración no se sincronizan, ni la comunicación ni los emisores se concretan.

 

Es un camino realmente difícil, quienes somos parte de esta doctrina somos rechazados por el común de las vibraciones que se hacen llamar Mundo, somos amenazas a su sistema de vida, por lo que no todos entenderán los asuntos del espíritu. Atender de forma personal es asumir que cada cosa irá en contra nuestra, incluyendo a tu propia familia para algunos casos. Comienzas entonces a ver desde afuera del círculo que encierra por sistema a todas las personas, social, moral, espiritual y las diferencias que existen en ver el origen de las cosas en Dios, nadie comprenderá de manera muy fácil, deberán acontecer las consecuencias que se deben en la medida que se avance en este camino. Recordemos que cada uno mira al cielo buscando un resultado mejor...

 

Muchas veces nuestro cuerpo es más inteligente en este plano que nosotros en esencias, actúa por instinto en medio de muchas cosas, o quizás, tenga la herencia que aún no heredamos Espiritualmente, solo porque no queremos leer el testamento que está dentro de nuestra genética mental, el que nos dejaron sea nuevo o viejo a nuestra comprensión.