Irenko y la Ciudad de Cristal - Capítulo 11

22.06.2011 18:56

¿QUIÉNES SON?

 

Por fin la tranquilidad se hizo en mi corazón entre tantos momentos de miedo y desconcierto; el aroma que salió de aquella luz en forma de una alfombra de neblina hacia mis pies tranquilizó mi espíritu, como si este mismo espíritu conociera su procedencia, reconociendo lo que nosotros en cuerpo no vemos realmente, sentí como si mi interior conociera perfectamente lo que estaba frente a mi en ese instante, así fue que mi cuerpo reaccionó con un vibrar físico, como un nerviosismo estomacal, el control de mis emociones parecía volver en la medida que mi cuerpo tiritaba,pero no de miedo; así pude sentirme cada vez más tranquilo dentro de mí, pude volver a sentir mis manos, piernas y todo lo que pertenece a mí como parte del cuerpo físico.


Fue en un instante en que pude sentir mis extremidades completas desaparecer, esas luces entraron por cada centímetro de mi piel, el juego de relámpagos entre esas luces aún no acababa, sentí una tranquilidad incomparable después de pensarme muerto durante unos momentos por no saber que me pasaría. Ellos se acercaron a mí como dos viejos amigos, me saludaron y nombraron aCristo la puerta de entrada que les di mentalmente, ni siquiera me di cuenta cuando lo mencioné, (existen muchas puertas para abrir en nuestra mente, incontables para comunicación con diferentes lugares mas allá de nuestro mundo)


Tiene que haber sido mucho el miedo que sentí, ellos nombraron al Señor como el puerto de entrada en su mundo, el cual no pertenece únicamente a este plano de vida, pero es controlado por “ DIOS” ese Señor que ellos llaman desde lo alto, el que tiene un dominio sobre todo lo que existe en el Universo. Por fin en mi interior se adentró la paz más exquisita que jamás he sentido, perteneciendo a su voluntad que parecía seguir mis decisiones, pues en cada momento se me preguntó sobre mi estado personal y si estaba conforme con la presencia de ellos en ese sitio, de lo contrario me llevarían de vuelta a mi lugar inicial al encuentroy no recordaría “absolutamente” nada...


Desde ese momento se abrieron las extrañas puertas de arriba hacia abajo, y de abajo hacia arriba, la separación de dos párpados de ojos justamente en el centro de esa energía, parecido a cuando pones la mano en un chorro de agua y tratas de pararlo, estas líneas se juntaron en el centro de esa luz y desaparecieron...Desde el interior de esa energía, al abrirse estas extrañas puertas salió aún más luz que la que hubo fuera de esta, comenzó para mi un nuevo tipo de comunicación, una muy diferente, con la que no podía comprender como les escuchaba tan claramente si estaban tan separados de mí, supe que conversaba con alguien mientras observaba todo esto... y me pregunté mentalmente muchas veces... - ¿¡Pero quién!?... ¿¡Cómo hablan, si no observo ninguna boca que lo haga o que lo hiciera!?... mi corazón siguió latiendo desesperado... - Hermanito... ¿Estáis bien... podéis seguir adelante?


Siempre les oí dentro de mi cabeza, en la que no se oye una voz sino la intención de lo dicho, se entiende por medio de los sentidos de quien escucha las intenciones de quien habla, se captan todo tipo de olores, así como quien te cuenta que estuvo en un jardín y mientras lo hace, sientes el aroma de las flores, que alguien te hable del mar e inmediatamente sientes el movimiento de las olas, ¡en el mismo instante! No es superficial oírlo, sino que es dentro de nuestro vivir totalmente, es poder ver a través de los mismos ojos del relator, es como si se hicieran parte de nuestra mente, y aún conservamos nuestra individualidad. - Me afirmé la cabeza con las palmas de mis manos en pos de guardia y curiosidad al mismo tiempo, no podía comprender como oía esa voz dentro de mi cabeza... - Hermanito, hermanito... dejad libre vuestro pensar y oíd lo que debáis oír... - Mis ojos observaron todo ese espectáculo y el mentón de mi rostro mantuvo mi boca abierta por esa asombrosa presencia...


Esta comunicación nos llena de un escalofrío fantástico, por ejemplo: Se puede sentir el viento y el olor de las cosas tan solo con plantear de manera muy sutil la descripción de un lugar, realmente para hacer esto necesitamos ser limpios de corazón y de malas intenciones para no transmitir entre buenas malas vibraciones. Al comunicarse así, podemos ser capaces de conocer todo cuanto pertenece a la otra persona íntimamente, por lo cual y dentro de lo que cada ser humano guarda dentro de sí mismo, no estamos preparados para que sepan lo que tenemos en un rinconcito de nuestros corazones, con esto incluyo los pensamientos y las emociones de todo tipo, sean buenos o malos para nosotros, esta comunicación mental entra y registra todo dentro de nuestro interior, y no por que sea un método intruso sino que si permitimos esta manera de comunicación con alguno debemos aceptar compartir todo nuestro verdadero interior, el registro de toda nuestra vida. En este procedimiento es natural que nuestro hermano esté en nuestros pensamientos, por lo que debemos prepararnos para entregar todo sin esconder nada, sin dejar sucesos para que nadie lo sepa.


Me dijeron quepueden hablar muchos a la vez: - No temáis... “Somos Ángeles del Señor, somos sus servidores... Me mantuve en alerta de su reacción entonces, a la defensiva, sólo esperé que ellos hicieran algo indebido, no sé, alguna reacción brusca como para tener la causa de huir, sólo pensé en mi familia... - Si tenéis temor nos iremos y no recordaréis nada, solamente debéis sentir que lo que oís es cierto. - ¿Cómo dejar de estar con ellos si atraen por donde les veas? son hermosos y parecen saberlo todo de mí, todo lo que pienso lo saben... atraen solo del hecho de estar ante su bellísima presencia... - Somos mensajeros del cielo, del Dios que es y será, El Dios de oriente a poniente desde Siara hasta Asia... (*) (*) No he podido averiguar si Siara es un lugar en este planeta o en otro lugar... ¡Es tan extraño oír con los sentimientos! Sobre todo este idioma como el español antiguo, que trato hoy de escribir tal cual lo sentí, pues no es un idioma lo que oí sino la sensación de eso...


Digo esto, pues el ruido de esa energía, esa luz que estuvo detrás de ellos ¡es tan fuerte! que pude percatarme de que estuve escuchando con mi mente y mis oídos por separado, la diferencia es que estaba escuchando con mis oídos físicos el sonido de ese aparato que menciono como “luz”, y en mi mente las palabras de ese ser que se llamó Ángel. Fue extraño, es como separar el agua con nuestras manos porque vuelve a juntarse, cuando estos amigos comenzaron a volar hacia mí, pues una luz en forma de abanico en sus espaldas se iluminó y les levantó haciéndoles “levitar” (por lo menos creo que esa luz es la causa de que ellos vuelen) además produjeron un resplandor que les dio por un momento la apariencia de alas de mariposas, con un color de luz celeste con un margen muy luminoso, tan luminoso como un blanco interno... Pensé: - ¡Bajaron volando de esa luz! No podía creerlo, ¡están volando! al mismo instante me reflejaba con mucho cariño sus palabras... - No temáis hermanito... - Vi como su mano se acercó sobre mi como dándome consuelo, semejante a cuando acariciamos a nuestros pequeños... - No temáis hermanito, no temáis... os ruego que no despreciéis este mensaje...


No podía creer lo que estaba viendo, a pesar de que me reflejaron confianza no estuve del todo tranquilo, si estaba con mucha impaciencia y curiosidad de saber como vuelan, pero no dudando de aquello que mis ojos me estaban entregando, sino ¿Qué ocurriría desde ahí en adelante?... Mis reacciones fueron prácticamente sin pensarlas, sabía que me oían antes de preguntar y casi es imposible ocultarles algo. - ¡Todo lo saben de mí y son hermosos! No supe si preguntar u observar solamente a estos maravillosos amigos, que se denominan ¡nuestros hermanos! - Así ha de ser, Somos vuestros hermanos, y jamás les hemos abandonado...


La simpleza y el poder que ellos reflejan son indescriptibles, trato de describir por medio de estas palabras y estos dibujos las cosas que experimenté, espero que logren percibir esa vibración. Ellos me hablaron muy detenidamente y me pidieron mucha atención sobre las cosas que estaba a punto de oír, ver, sentir, y luego de un tiempo asimilar, que abriera todos mis sentidos y que solo fuera con una mente abierta sin maldad en ello. La maldad o esa vibración opuesta es un verdadero virus a sus esencias, no es que se enfermen, sino que NO son partícipes de la energía negativa, conocen profundamente de lo que hablan, pero simplemente no pertenecen a ello, me dijo cada uno de ellos: - Conocer la maldad no es hacerle... Es saberle... - ¡¿No comprendo eso?!... - Nosotros no hacemos el mal por que le conocemos, mas vosotros le hacéis porque aún no le conocéis, si le conocierais ya no le haríais...


Antes de atreverme a decir menos cosas en mi mente, ya que leyeron todo lo que pensaba en ese instante, ellos me aclararon su procedencia:


LA TIERRA NO ES DE USTEDES, NOSOTROS TENEMOS QUE CUIDARLA.

SE PREOCUPAN DE INVESTIGAR DONDE NOS POSAMOS Y LAS HUELLAS QUE DEJAMOS, EN LUGAR DE LO ESCENCIAL, LA VIDA, NOSOTROS MISMOS.

NOSOTROS SOMOS MENSAJEROS DEL SEÑOR TODOPODEROSO, SOMOS DEL QUE ES Y SERA POR SIEMPRE, SOMOS ANGELES DEL SEÑOR, SERVIDORES DE NUESTRO MAESTRO CRISTO, AL QUE SE DEBE ALABANZA, GLORIA Y EL PODER POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS...


Antes de seguir adelante, me agregaron al pensamiento: - Mencionaste a nuestro rey cuando nos encontraste, esa es la llave que tenéis en vuestro corazón que hace bastante tiempo adquiriste por alimento “espiritual”, ese que vosotros pedís fuera de vuestro tiempo, nuestro Señor JesuCristo. Así me devolvieron en el tiempo, como escenas en un rollo de tiempo y me mostraron como es que yo invoqué a Jesús en esos instantes, pues le vi como el mayor recurso en esos momentos, me vi haciéndolo y no es que me lo hayan dicho solamente, es que volví a ver las imágenes ¡volví a vivirlas!


- Irenko me dijo: Desde la creación de los tiempos las esencias han nacido perfectas (separando el espíritu, el cuerpo físico que son unidos por el alma para este plano dimensional) pero el propio hombre se niega este derecho, entregado de la mano del mismo Dios jamás se os ha negado cosa alguna a nuestros hijos, basta ser entregado a la doctrina que está en el templo verdadero que sois vosotros mismos, de corazón y verdaderos sentimientos (herencia genética) Al mencionar a Jesús delante de esas esferas antes de ver a estos señores, fue de manera inconsciente, lo hice por recurrir a alguien que me protegiera contra esto, ellos escucharon mi súplica a Cristo, me devolvieron en una especie de “pausa en el tiempo” en la cual me pude ver parado sobre la piedra diciendo al cielo con las manos en alto... - ¡Jesucito, Jesucito, que no me pase nada! Observé como mi mentón tiritaba de temor, la estabilidad corporal se me iba de las manos... Diosito, por favor, que no me pase nada...


Es como una cápsula de tiempo inestable pues al ver esto luego de un momento, me situaron nuevamente en el tiempo real o el que suponemos tal, en el que me estaban hablando. No es que recordemos a alguien de algo que hizo solamente de palabras, podemos hacerle pero estos señores me permitieron ver mi imagen pasada aún en camino en el tiempo que nosotros pensamos, pudieron colocarme paralelamente en mi vida y le sentí tal cual pudiera vivir nuevamente el hecho comentado...


Comenzó entonces el verdadero desafío para mi vida, su mano extendida y la invitación a subir a esa “energía”, fue en un momento el despido de mi familia y pensé: - ¿Cómo dejar avisado con alguien lo que estaba ocurriendo? Traté de observar varias veces a mis amigos de campaña, los que parecían no darle importancia a esa tremenda luz, solo observaron y se entraron a su carpa... - Venid hermanito, no temáis... - Extendí mi mano lentamente dándome confianza poco a poco, trate de arrepentirme pero no fue así... Sentí su tremenda mano sobre la mía, y tiernamente me tomó sacándome del lugar... mis pies comenzaron a despegarse por fin de la piedra ¡ahora estaba en el aire!... El desafío que debí pensar antes de comenzar a pensar, ellos me leyeron los pensamientos muchas veces en pocos instantes y pensé tantas cosas tontas en ese momento que no quería seguir haciéndolo.


Fue cuando sentí la mano de mi amigo con un apriete más fuerte sobre mi muñeca, creo que lo hizo para darme más confianza. - ¿Os sentís bien? Me preguntó desde ahí entonces en reiteradas ocasiones, su preocupación pasó a ser mi confianza... - Le dije que si y comenzó el viaje que sería el más hermoso... - ¡Si me sueltas me caigo! lo pensé, se lo dije pensando con mi mano muy segura en la de él, haciéndosela sentir ya que su toma tuvo mi mano invertida a su muñeca, por momentos pude tomar su vestimenta que es suave como los polvos talco...


El vértigo fue impresionante y la única cosa firme fue su mano de la cual dependía desde entonces, pues no pensé soltarla por nada en ese momento, sus ropas o vestiduras suaves como las alas de una mariposa, y no es por colocar este texto de manera asombrosa, la apariencia de ellos simplemente da esa sensación, la sensación de no tocar nada áspero, no pude rodear su muñeca con mis dedos porque su mano es muy gruesa, es parecido a tener maicena sobre las yemas de los dedos, en la parte de mi antebrazo y la muñeca donde sus dedos se posaron solo sentí ese vibrar de energía entrando por todo mi cuerpo, pero un respiro inmediato muy profundo me tranquilizó completamente, ellos saben nuestras aflicciones y nos conocen demasiado bien, consoladores en el mismo Amor que entregan y brota por todos lados...


Comencé a acercarme o mejor dicho, él me acercó a esa extraña cosa o“nave”, a la puerta principal se puede decir, porque el Ángel en este pequeño vuelo de la roca a la luz me dirigió hasta ahí y me preguntó una vez más: (DIBUJO 11) - ¿Os sentís bien de seguir adelante? - Y respondí que sí inmediatamente al sentir esa pregunta. - Asimilad y aceptad las cosas que observareis... Fue cuando me apoyé en la orilla de lo que se puede llamar el marco de la puerta, de firme de contextura pero no sé que tipo de material,me percaté de que es sólido, pero las puertas de eso no son como las que conocemos en madera o cualquiera de los distintos materiales y formas. Miré hacia el interior de esa cosa y volví a mirar hacia afuera, no podía creerlo ¡estuve flotando fuera de esa cosa, estuve volando!...


Mis pies no tocaron la tierra solamente pude ver el agua bajo mis pies y el pasto hacia mi lado derecho abajo, como un metro de distancia, y pude doblar los tobillos en el aire hacia abajo no hubo nada que impidiera eso, simplemente no hubo nada bajo mis pies excepto aire. - ¡Sólo aire! Pude mover mis pies hacia abajo doblando los tobillos, no hubo nada que me sostuviera desde ahí, eso me sostuvo completo y dejo libertad de movimientos en mi cuerpo... observé alrededor y fuera de esa cosa varias veces, traté además de ver si mis “amigos Alemanes “ aún estaban ahí... - ¿Os sentís bien?... ¿podéis seguir?... - La respuesta siguió siendo la misma... SI. Me volvió a observar y su rostro se dejó ver en perfil por milésimas de segundos tras el movimiento de su cabeza, tienen tanta luz que es difícil verles de frente, su cortesía se siente dentro del corazón, el movimiento de su mano se desplegó sobre el aire pues me invitó a subir a esa cosa y no supe en ese instante medir las consecuencias de mis actos en forma normal, a nada se me obligó...


Al colocar un pie dentro del piso al interior de esta luz, de inmediato se hizo transparente, y pude ver el agua de la laguna a través de eso, retiré mi pie por temor a lo que vi pensando que me caería, fue querer pararse sobre un hoyo o un agujero especial, distinto a estar afuera en el aire y pararse sobre un vidrio por decir algo totalmente transparente, al tantear delicadamente nuevamente apoyé el pie haciendo fuerza con mi mano sobre la extraña puerta y me hice al interior de la luz, al pisar ahora con ambos pies el piso se hizo transparente en mayor área, cuando levanté una de mis piernas para caminar se redujo el sector transparente (bajo un sólo pie se hace más pequeño este agujero sólido) giré y vi ahora hacia fuera por la puerta, afuera estaba mi carpa y mis cosas, lo extraño es que desde ahí aprecié sin ningún tipo de problema ni molestias de la fuerza de la luz que emitía esta cosa...


Sin problema de ningún tipo la noche y las estrellas pasaron a ser parte de mi energía, esto pareció no tener ningún tipo de techo pues fue transparente cuando levanté mi vista, y cuando estuve mirando solamente al frente vi el techo nuevamente de luz, es extraño de poder explicar, y antes de subir no pude ver estas cosas, obviamente por la cantidad de luz que esto emitía. Nuevamente mi amigo me preguntó: - ¿Estáis bien para seguir adelante?... ¿Os sentís bien? - Tragando saliva, aceptando mi alrededor respondí que sí otra vez. Fue cuando las puertas de esa luz comenzaron a cerrarse, pero esta vez estuve dentro de la luz observando, cada vez miré menos el exterior en la medida en que las líneas de esa extraña puerta se juntaron, mi corazón nuevamente comenzó a latir desenfrenadamente, estaba quedando encerrado por mi propia voluntad ¿Por qué será que a veces nos hacemos los valientes, a quién queremos sorprender con ese actuar? Me despedí de mi familia, pues no me quedó otra cosa que hacer... - En pensamientos dije: Mamá (y a todos a la vez) estaré muy bien... y cuídense mucho, ¡¿mucho ya?!


Coloqué mis manos sobre las junturas de las puertas, pero no sentí la unión de ambas, se hizo todo una sola pieza, fue extraño pero, me dio la impresión de que ese material era inteligente, así como un ser vivo... - Lo que veis es parte de la realidad hermanito ¿Qué de real hay en vosotros si aún no despertáis? - Esta cosa se hizo transparente cuando la toqué, al igual que el piso donde estuve parado, el piso y la muralla se hicieron parte de una sola transparencia... En este momento se dibujó cada rostro de mis familiares sobre mi mente, cada uno de ellos, los que mi amigo también compartió, pues estaba aún dentro de mis pensamientos... y ante cada uno de ellos me preguntó, y supo de inmediato el cariño que por ellos yo tengo... - “Cada tiempo en cada uno, siete y más vidas de comprensión... todo está bien...”


- Sentí como si ellos vinieran cada vez que se presenta una medida de tiempo para nosotros, como si vinieran hace bastante, como si en cada hecho nuestro ya hubiéramos hecho el opuesto, como si estuviéramos corrigiendo un “tiempo”... Estas puertas no producen el ruido estridente de las bisagras que acá sufren de oxido y que cada vez se dicen más avanzadas, son realmente asombrosas. Al estar cerradas no se ve punto de unión entre ambas pues cuando pase la mano para buscar este ensamble sentí lisa toda la superficie de la pared, la que se hizo transparente al contacto de mis manos, no sé si lo hice en un momento de desesperación o por convencimiento de lo que estuve mirando, me sentí acongojado, pero la curiosidad parece jugar un papel importante dentro de todo este gran plan de aprendizaje, pasé mis manos sobre esta superficie de temperatura cálida parecida al cuerpo cuando duerme, y entre roce y roce no encontré nada de relieves ni junturas de las puertas, sólo siguió el efecto de transparencia y pude ver hacia fuera a través de ella.


El temor de salir de pronto y caer también me hizo sacar las manos, esto se hizo transparente muy rápido, solamente es nuestra energía de quererlo así, pues con las manos sobre la pared y mirando hacia un lado la luz se hace y es en todo eso, me ocurrió igual que cuando apoyé mi pie antes de subir, no vi ningún tipo de rincón dentro de esto, no hay vértices de ningún tipo, todo es blanco y brillante. Recorrí parte de la muralla con mis manos deslizándolas que junto a mis pies unió ambas transparencias en un todo de visual frente a mi cuerpo, dando un mayor volumen que me permitió ver mucho más hacia afuera, pude mover mi cuerpo de forma normal sin ningún tipo de impedimento, al caminar no sé si estuve al final o al principio de esta luz tomando por relación el punto o el principio desde donde subí.


Pude ver la carpa más lejos debajo de mis pies por lo que me di cuenta que nos movimos girando, comenzamos a movernos entonces de esa forma, porque cuando subí estábamos frente a frente con mi campamento, esta luz hizo un recorrido por sobre la laguna girando sobre su eje, como un reloj acostado en el mismo sentido de las manecillas, pero muy lentamente, y que me dio la sensación de estar parado sobre el agua nuevamente, esto no me mojó nada adentro... Pensé en no hundirme cuando vi la orilla que une agua con tierra a través de este piso. - Me dije: ¡Esto es hermoso! La cantidad de luz que emite esto es deslumbrante para cualquiera... mis pies están sobre el agua, pero no se mojan... me sonreí varias veces entre el temor y el nerviosismo a estas cosas. - Hermanito, os solicito que no hagáis temor en vos... Luego de dar vueltas cada vez nos alejamos más del campamento, o sea, lo mismo es decir que de la Tierra, fue una sensación de ahogo y mareo, sentí que mi cuerpo pesaba más de lo normal, esto fue solamente en mi cuerpo.


Nada extraño parece ocurrirles a ellos, me refiero a mis amigos transparentes, fue un ahogo pero no para morir ni algo inaguantable como para desesperarse, la boca amarga igual que cuando te tomas un remedio que no te gusta, además la vergüenza de saber que estaba hecho de todo sobre mis pantalones me impidió tomar atención de lo que pasaba ahí. No es ni siquiera cuando dejo de pensar en la vergüenza de tener sucio mi cuerpo, que la sintió mi amigo Irenko, y sin ni siquiera pedirlo, cuando una jalea muy rara, extraña, en forma de cono de helado comenzó a subir por entre y por encima de mi ropa, cubrió hasta por mi pecho y sentí como tocó mi piel, además, parecía extraer todo líquido de mi cuerpo como una esponja, no tuve entonces de orinar, o sea, la función digestiva me quedó como detenida. Ellos y la luz se confundieron para mí en un fondo de resplandor...


Esa voz me dijo en todo momento que no tuviera miedo de lo que ahí ocurría... - No temáis las cosas que veis... observad y veréis, hermanito, sentios bien... - Me asusté nuevamente, el asombro de una materia gelatinosa y fríacomo el mercurio en gran cantidad, que subió por mi cuerpo hasta la mitad de este... ¿¡qué es esto!? - ¿Que os incomoda? ¿Si realmenteno le veis? - ¡Ayúdame!... le dije asustado, y observando lo que siguió subiendo por mis piernas le seguí solicitando ayuda... esa cosa siguió subiendo por mi pierna le sentí en mi piel y por sobre mi pantalón... le dije; El color de esta cosa es hermoso pero ¡No me hará daño verdad? Le pregunté a mi amigo con temor aún... - Nada en mal os haremos... ¡somos vuestros hermanos!...


Es similar a sentir cuando palpamos alcohol con nuestras manos, esa sensación de helado y luego calor muy tolerables, fue entonces cuando puse mis manos evitando que subiera más por mi cuerpo y pude introducirlas entre esta cosa, mis dedos desaparecieron por momentos en los que sentí que ella, esa gelatina sintió el susto que tuve, es un ser vivo que estuvo ahí dentro o algo que le dio vida a eso, estuvo así por unos cuantos segundos quizás, no me importó saber el tiempo ahí entonces, fue así cuando esta jalea viva bajó en forma muy suave y en la medida que lo hizo no me daba cuenta de que ya no estaba sucio, bastante rápido para percatarme de como hicieron eso, pero si para darme tiempo y asombro del resultado, al ver que esta cosa ya no estaba me sentí respirar tranquilamente, pude relajarme y ver que me dejó limpio completamente, fue algo increíble, me miré de arriba a abajo y toqué mi pantalón entre las piernas y por detrás también, tragar saliva fue algo normal y aún lo es para quien recibe alguna sorpresa de ese tipo, toda clase de suciedad en mi ropa desapareció así de fácil, ni siquiera mis pantalones habían quedado así de limpios alguna vez y también lo digo por mi ropa interior.

                            

 “Cielo nuevo y tierra nueva donde el sol ya no es... según habla la Biblia en el libro de Pedro 2- 2:13”, nunca piensen en lo terrible que es dejar este mundo, recuerden que mientras más ames y te hagas parte de los bienes materiales más apegos de estas cosas tendrás, por lo tanto más duele dejarlas, y son precisamente estos sentimientos los que no servirán de nada al irte de tu cuerpo, o lo mismo resulta decir, al otro lado del pensamiento que no es precisamente esta vida, es otra dimensión... Todo tipo de expresión de energía en el ambiente que se represente trabaja en vibraciones, nosotros como organismos pensantes así como todo lo que nos rodea, cada vibración atrae otra opuesta según sea su origen, y mientras más te hagas participe de las que no corresponden a la propia más te atraerán, vivirás entonces atrapado entre esas dimensiones y no lograrás separar las que corresponden a tu esencia, esta que trabaja con relaciones distintas a la de materias sin capacidad de razonamiento.