¿CASUALIDAD O CAUSALIDAD?

19.11.2013 21:59

 

¿CASUALIDAD  O  CAUSALIDAD?

 

               En el camino de nuestras vidas aprendemos de un sin fin de situaciones que se nos presentan, ya sean obstáculos los cuales son para ser salvados por supuesto, o mejor aún puertas que se nos abren y nos facilitan el avanzar en bien   estimulándonos muy positivamente, en fin,  miles de situaciones nos toca vivir, a favor o en contra de nosotros mismos, las cuales debemos saber resolver de la mejor manera que nos sea posible y esto es con entendimiento o sufrimiento, nosotros somos los electores, el fin es lograr aprender de aquello que se nos pone en el camino, después de todo fuimos nosotros mismos los que trazamos el camino antes de nacer a esta nueva clase o vida, para aprender de tal o cual lección, pues es como nos explicaron más tarde los ángeles: “CADA SER VIVO CRECE, APRENDE Y PROSPERA SEGÚN EL ÁMBITO DE ENSEÑANZA AL CUAL SE SOMETE” de esta forma evolucionamos hacia estados cada vez más elevados de conciencia y espiritualidad, pues también dijeron: “ESTE MUNDO ES UNA PEQUEÑA ESCUELA DE PRÁCTICA ESPIRITUAL Y NUESTRO DIOS ES EL GRAN DIRECTOR.”

              Por todo lo antes mencionado, por el camino hasta hoy recorrido, es que soy una convencida de que las casualidades no existen, nada es casual en nuestras vidas, y menos aún en el cosmos, todo tiene su razón de ser “Su lugar,  motivo y tiempo determinado” como el Eclesiastés 3 nos enseña (Biblia)  Todo en la vida ha de ser entonces “Causalidad”, pues es así entonces que, cosechamos lo que alguna vez sembramos, ya sea, en ésta u otras vidas, de nosotros dependerá el producto ¿Una buena cosecha?, y crecer y avanzar o ¿Una mala cosecha? y vuelta a empezar otra vez.  Poseemos ese precioso don que nuestro Dios nos concedió, el cual es respetado, nuestro Albedrío. Tomamos o desechamos oportunidades de toda índole, conocemos todo tipo de personas en éste caminar que en determinado momento de la vida se nos cruzarán, será solo un encuentro o la reunión de una misma esencia, la esencia divina, esto dependerá de cada cual, de nuestra percepción, pues de todo lo que se nos presenta debemos saber ser como un filtro -  para ejemplificar solamente sobre toda enseñanza o doctrina que oímos -  buscando la pureza del agua, de aquella que es pura y cristalina como el agua de manantial, y no como la esponja que toda agua ha de absorber. De uno depende el que sea solo el cruce de un riachuelo de aguas turbias sin beberlas sabiendo las consecuencias indigestas o peor aún tóxicas de aquellas, o más bien seguiremos en busca

 

de las aguas puras, aquellas venidas directamente de los cielos; con referencia a este tema me permitiré citar la Biblia nuevamente, en la que dice: “Por sus frutos los conocerás” Mateo 7:15 al 20 y  sé  por experiencia personal que esto es así, y que si nos encontramos despiertos, para el tiempo de aquellos buenos o malos encuentros sabremos darles la bienvenida o enfrentarlos y sacar la esencia en aprendizaje de estos. Podremos recibir o dar una enseñanza, para ese preciso instante de nuestra vida o quizá más aún. Todo nuestro entorno nos enseña, hasta de nuestra naturaleza estamos recibiendo enseñanza, de todo hay algo que aprender nos guste o no lo que nuestros ojos vean o lo que estemos viviendo, siempre habrá un mensaje, quizá algunas veces un poco escondido, pero está, solo debemos descubrirlo.

               Acabando de explicar lo anterior, relataré como se fueron sucediendo nuevas situaciones muy especiales y “espaciales” pero, esta vez más tangibles y directas en nuestras vidas, y que hoy sé, que muchos más por la gracia del cielo están viviendo.

               Desde que tengo uso de razón que veía que en mi familia para cada cumpleaños o festividad en la cual se reunía la familia en general, es decir, desde el patriarca (abuelos)  hasta el más bebé, siempre se tocaban los mismos temas, religión, política, etc.  Todos esos temas polémicos, en los cuales nunca nadie se pone de acuerdo  - pensándolo bien ahora, creo que por ahí empezó toda esta historia -  bueno como sea, la verdad es que al tema que más le daban duro los adultos – para mi en ese entonces - era al de la religión y  la vida de Cristo aquí en la Tierra y, que el asunto de sus años perdidos, o la típica pregunta sobre Caín y su destierro, y que de dónde sacó esposa; En fin, muchas preguntas sin respuestas claras, solo conjeturas y bueno, se armó el gran debate gran, todos tenían la razón, y siempre era lo mismo. Hoy eso ha cambiado en la familia, pues muchos de aquellos han partido, pero esa cosita de adentro que te hace buscar no se perdió. Es por estas cosas que también nos reuníamos en familia, para ver cierto tipo de programas de televisión, avisándonos por teléfono de alguno que se viera interesante, pues hay algunos que plantean buenas teorías sobre el tema de Cristo, la antigüedad, las pirámides y sus secretos, de los ovnis y todos esos típicos enigmas a los cuales el hombre intenta dar una y mil explicaciones según su visión, teorías al fin y al cabo.

               Así fue también, que en una oportunidad nos encontramos con cierto programa del tema ovni, el cual llamó nuestra atención por el caso dado a conocer de un sencillo joven  capitalino, quien viviera un hecho muy significativo, en una localidad hacia el interior de la capital en una reserva natural, hecho, que le ocurriera en mayo del año 1997.

               En aquel programa le realizaron al joven varias regresiones hipnóticas, pues se quería establecer realmente qué le había ocurrido en las montañas. Nosotros, por supuesto quedamos sorprendidos con este especial caso, pues este joven en su trance hipnótico hablaba en una lengua desconocida, y más aún cuando dentro de ese fluido lenguaje el joven mencionara las palabras ELOHIM y VIMANA; recuerdo haberle comentado a mis padres que esas dos palabras las había leído en algún libro y uno de aquellos era la Biblia, la cual menciona la palabra ELOHIM y la otra palabra en algún libro de las escrituras hindúes o tibetanas antiguas. Además, recuerdo que aquella extraña lengua que en trance hablara el joven fue sometida a análisis por parte de expertos lingüistas, los cuales dijeron reconocer solo algunos términos de aquella lengua como la palabra “stora”, que al parecer era del japonés, y una de las figuras que este joven dibujara también en trance es esta:      la que un experto en lengua judaica encontrara parecida al símbolo de la constante Pi, alguna letra del hebreo o arameo. Pues, proyectaba mucha transparencia, tal como opinara otro psicólogo entrevistado por este caso, el cual notara mucha pureza y transparencia en este joven.

                        Pasaron alrededor de dos a tres meses desde que viéramos aquel programa, hasta que un día de noviembre del año 2000, junto a uno de mis hermanos salimos de compras; ya de regreso hacia nuestro hogar mi hermano dice que pasemos por la casa de un conocido investigador del tema ovni de esta ciudad, para comentar con él sobre un extraño objeto que por esos días sobrevolara los cielos de nuestra ciudad, objeto el cual estuvo desde el amanecer hasta el atardecer y el cual se perdió por el poniente. Ya en casa del ovnílogo, pudimos conversar sobre este hecho y de lo cual nos mostró una cinta, pues lo había grabado; pronto se tocó el tema de aquel joven del programa de ovnis y de su especial caso, a lo cual nos comentó además que el joven se encontraba de paso por nuestra ciudad;  Entonces nos propusimos conocerlo, dejándole un mensaje en donde éste se alojaba, mensaje en el cual le decíamos que deseábamos saber más de su experiencia y compartir con él las nuestras, no tardó en respondernos, pues al día siguiente llamó y muy simpático nos invitó a dar un paseo por una  ex oficinas salitrera muy visitadas  que se ubican aproximadamente a media hora de la ciudad y lugar en que más tarde nos encontramos o debiera decir nos reencontramos. Fue extraño, personalmente fue como si desde siempre nos conociéramos, saludándonos con cálidos abrazos entre todos, como de verdaderos amigos que no se ven desde hace mucho tiempo. Luego de los saludos nos dedicamos a recorrer y comentar sobre este lugar y sobre las cosas raras que en estos pueblos fantasmas se ven o se sienten y que las personas altamente sensibles pueden percibir, de lo que menos se habló fue del tema que nos reunía. Después de casi dos horas de caminata, acordamos de reunirnos en la ciudad, en nuestro hogar, pues queríamos ver las grabaciones que cada cual tenía, él con las cintas de aquel programa de ovnis y nosotros con nuestra cinta de las luces de Pampa Perdiz.

               Ya reunidos en nuestro hogar, entre bromas y conversaciones divertidas pasamos aquella tarde entretenida, pues debo destacar que nuestro nuevo amigo tenía - y aún tiene - una chispa muy especial para contar chistes. Dentro de esos especiales momentos de armonía, vimos nuestra cinta, pero era ésta de tan corta duración que no se alcanzaba a pestañear y ya terminaba, por lo cual él y su amigo bromeando nos decían: ¿Y eso era todo? Y bromas de ese tipo. Luego de tomar el té, tocó el turno de ver la cinta de nuestro amigo, y mientras la veíamos, él nos relataba con más detalle sobre lo ocurrido en la filmación de este programa y sobre su experiencia de contacto con seres venidos de las estrellas o, ANGELES como él y  “ELLOS” más tarde nos aclararan.  Antes de continuar con ésta muy especial y espacial experiencia, quiero decir aquí y muy sinceramente que, jamás se nos pasó por la mente lo que a continuación viviríamos, menos aún en nuestro propio hogar, lo cual declaro, una muy hermosa, maravillosa y trascendental experiencia de contacto con lo celestial.

               Lo que a continuación sigue en mi relato es real y verdadero, es por esta razón que, transcribiré en estas próximas páginas lo más claro como me sea posible, parte importante de lo que aquella primera noche ocurrió, pues así es, lo que meses antes viéramos en TV, esta vez lo viviríamos frente a frente.  Hoy sé que muchos han tenido y tendrán también la misma gracia del cielo, también sé que con certeza que:  “LA PALABRA DEL PADRE HA ENTRADO EN MI HOGAR”

               Retomando lo antes narrado sobre lo sucedido aquella noche diré que, luego de unos momentos de ver la cinta de nuestro amigo - su nombre es Claudio y es hoy, por cierto, un muy querido y amado hermanito -  sin darnos cuenta, menos imaginarlo, entró o cayó en una profunda relajación y posteriormente en un profundo estado de hipnosis o transe, frente a nuestros asombrados ojos - al recordar en este instante los rostros de cada uno de nosotros me divierte, pues cuál era el rostro más estupefacto y divertido -  luego de unos instantes reaccionamos y pensamos  esto le ocurre por oír la voz de hipnoterapeuta de aquel programa, la cual debe haber quedado grabada en su subconsciente, bueno eso fue lo que creímos, más tarde comprendimos lo que realmente sucedía. Para explicarlo con palabras sencillas, nuestro amigo era - y aún es - como un canal abierto de comunicación con entidades celestiales, ANGELES, los cuales se dirigieran a nosotros con mucha humildad y ternura, como quien se dirige a hablarle y enseñarle a un hermanito pequeño al cual se ama y para el cual se quiere lo mejor.  Debo aclarar también que, estos ÁNGELES se presentaron con mucho respeto, reverencia y adoración reconociendo a nuestro SEÑOR JESUCRISTO de esta forma:   “DECLARO MI REY AL CRISTO…”    y luego, “REY de reyes y SEÑOR de señores…”

               Comenzaron entonces estos ANGELES a hablar a través de nuestro amigo Claudio, primero en aquella lengua extraña y pronto en un clarísimo español antiguo. A estas alturas, ya todos más tranquilos, comenzó un enriquecedor diálogo con aquellos ángeles y digo aquellos, ya que, podíamos hablar con muchos a la vez, pues desde el lugar en donde ellos están y que es el REINO DE NUESTRO SEÑOR, nos pueden oír todos y a todos; es así entonces que pudimos hablar con varias esencias distintas, algunas de aquellas esencias conocidas aquí en la Tierra por nombres registrados en las sagradas escrituras. Cuando les preguntamos a “ELLOS”  cual era esa extraña lengua con la cual a ratos hablaban, nos respondieron que él nuestro era el extraño lenguaje y que el de ellos era el CORANIA, la unión de 4000 lenguas y 2000 dialectos, al parecer es como un idioma universal.

               Quiero aclarar con respecto a los contactos o diálogos con los ÁNGELES, que no tenemos un orden en cuanto a las fechas en que se dieron solo sé que fueron todos entre los meses de Noviembre, Diciembre, Enero y Febrero de los años 2000 y 2001 respectivamente y otros del 2002. Pero no es la fecha lo que ha de importar sino más bien la esencia de todos estos mensajes y enseñanzas y que fueron dadas para ser compartidas con todo aquel que quiera oír.