Julio 13 del 2008

19.08.2013 20:55

Np-75

Julio 13 del 2008

 

 

* Corania.......

De oídos..., de palabras vuestras en sigilo al consejo en prudencia.

Del consejo que muchos han de buscar a las palabras del cielo así entonces corregidas por entre muchos en propia voluntad.

¿Qué ha de entregarse al hombre si del trabajo en manos obra en descanso del cuerpo?

¿Qué haréis con la verdad mas que sucumbir internamente?

¿Qué haréis con la verdad?

¿Conocéis vuestro caminar?

¿Cuantas han de ser las verdades entregadas así entre muchos?

Pronunciáis de la palabra, le juzgáis además. Así en conveniencia trabajáis cada palabra. Orgullos que no han de cenizas envolver antiguas, antiguas fogatas de iras.

No hacéis del olvido el placer de una nueva vida.

Lleváis consigo desconciertos a la no complacencia humana.

Palabras propias que predicáis entre muchos.

Os indicáis  como no atendidos desde el cielo.

¿Quienes sois vosotros que prestáis así de las palabras comodidades internas?

Juzgáis a vuestros hermanos que han de hacer obra para vosotros...

Juzgáis de entre muchos palabras a corregir de escritos muchos, incomprensibles por cierto.

Oís de la palabra del cielo, oís arduamente el consejo.

Juzgados por vuestros hermanos al comportamiento.

¿Quién ha de recorrer el camino si no ha de existir huella alguna?

Dejad vosotros pequeños, dejad huellas..., no así para cualquier ojo.

Ya sabrá entonces el buen guía pronunciar palabras al buen camino en corrección.

No os lamentéis por quienes atrás han de quedar..., no os lamentéis por quienes así aun han de enlodar su propia fe.

¿Qué hermano ha de juzgar palabras..., comportamientos al dinero tras vuestras espaldas?, ¿Mmm?

Así como vosotros oís, muchos habrán de oír.

Pequeños, se os ha entregado un caminar del cual huellas debéis dejar...

Alguien entre algunos ha de saber observar, y les ha de hallar.

Así de la altura de tres madejas de agua al arrecife ha de acercarse...

Gredosas tierras..., chozas en construcción.

Habrá de caer entonces...

El océano ha de reclamar su espacio...

 

- ¿Dónde se ubica ese lugar, hermano?

* La antigua Grecia... de su costa que no ha de ser frontera...

Demarcada entonces la secuencia del inicio.

Ha de entregar por sí el océano los cadáveres que no habíanse de encontrar.

Ha de cruzar la gran barcaza de oscuro casco, blancos simientes sobre aquel. Ha de encontrar la profundidad.

Torpezas del hombre, causas de guerra entre hombres.

Así entonces de los escritos vuestros, muchos de entre muchos han de haber escrito verdades.

¡Oh pequeño Malaquías!

Corania.......

Verdades al corazón de vuestro viaje. Iniciáis entre vosotros un gran caminar y ya cansados permanecéis...

Os espera una gran carrera..., descansar no debéis. Tendréis tiempo de regocijo una vez llegados. En el aun de vuestro tiempo no ha de ser.

 

- ¿Qué carrera hermano?

* Pequeño..., no tenéis oponentes en la meta de vuestro triunfo, mas si tenéis un puesto. De vosotros depende donde le dejéis allá adelante, o donde vuestros ojos ya no observan hacia atrás.

Se os dice, y se os informa, muchos han de haber llorado informando de palabras concisas en rectitud la verdad que vosotros vivís.

Pensamientos necios aquellos que no han de comprender, mas os digo, comprender ha de ser la razón de emprender.

Caminar debéis y observaréis el camino.

¿Quién ha de observar el caminar bajo un gran sueño?

Despertar debéis pueblo del Señor... a la razón única de su adoración al último tiempo así asimilado a vuestro mundo.

Se os informa plenamente en conciencia ante vosotros.

En eternidades solicitáis entre vosotros responsabilidad y se os entrega.

Solicitáis consejos y prudencia y se os entrega.

¿Qué hacéis con la palabra en confirmación de vuestra petición?

 

- Agradecer al Padre.

* No ha de ser el llanto quién ha de proteger el lamento.

Vosotros seréis así palabra contra vosotros.

Pequeños, firmes debéis permanecer y todo mal apartar debéis.

Gran carrera tenéis pequeños, mas bastante mal aprecia vuestro esfuerzo.

Ya le veréis en obstáculos presentando su apariencia.

Si el temple vosotros generáis..., triunfaréis.

De cabezas miles, pensamientos por doquier.

Veréis la verdad, vivís en aquella, sentís por aquella..., llegaréis por aquella entonces.

Así se os dijo..., JAREM OTEM... ha de llegar a SIARA. Conoceréis del principio la razón y de vuestra creación el son..., ya veréis.

GIZÉH

 

 

CONTACTO II

 

Corania.......

Si el corazón las palabras por fin en finalidades han de observar en si mismo la verdad, así mismo las palabras en corrección del Padre a los hijos eternamente ha de ser en consejo.

Si el Padre entre vosotros las palabras ha de enviar y vosotros en el camino permanecéis, ¿Qué hacéis ENTRÓN?

Ha de ser entonces la antigua ciudad de vuestra prominencia.

¿Comprendéis?

Nada comprendéis...

Las palabras al misterio que a vosotros se os han de ser develadas, al conocimiento han de permanecer entonces pequeños... ENTRÓN...

De la antigua ciudad de prominencia, ¿No recordáis?... ¡Nada recordáis!...

No se os ha recordado aun del tiempo vuestro del que sois.

Emitieronse entonces un sinfín de tonalidades, millones de sones por doquier de los cuales vosotros hacéis existencia en el mundo.

A nuestro lado observasteis millones de sones a la vez.

¿No han de ser entonces vuestros sentidos los que han de haber elegido?

¿Qué hacéis de la historia así entonces recorrida al tiempo futuro que vosotros ya observáis en el pasado?

¿Realmente ofrecéis de vuestra obra el tiempo futuro en vuestro tiempo?..., ¿Mmm?

Observar debéis..., pensar debéis.

Dos y tres han de aricar la tierra desplazando de aquella toda piedra limpiando en sí misma. ¿Quien ha de sembrar la semilla?, ¿Mmm?..., Si tres han de ser, ¿Quien porta la semilla?

 

- Uno.

* ¡M, mm!   (Negando)

Pequeños, pequeñitos, pequeñitos hermanitos, os dejaré  en complacencia de la enseñanza. Se os enseña en amor y en complacencia a vuestros oídos...

Oír debéis, vuestro hermano os habla...

Si no comprendéis, morir debéis..., ¿Mmm?

 

- Queremos comprender hermano...

* ¿Qué os ha de ocurrir al mencionar la muerte?

Cuerpos que han de extrañar la tierra.   (Risas)

¿Qué ha de ser vuestra tierra?

¿Vivir bajo ella a de ser complacencia?

Si ha de ser con los ojos abiertos, si pequeños, mas han de haber algunos que con ojos cerrados aun viven.

Todo aquel que haya de morir, si en el espíritu de nuestro Señor permanece jamás ha de morir.

¿Dónde está la semilla entonces?

¿No le sabéis...?

 

- En aquel que ara la tierra...

* M, mm..., m, mm...   (Negando)

 

- En el despertar de cada uno...

* M, m, mm...   (Negando)

 

- El Padre tiene la semilla...

* Como vosotros le hacéis....  (Niega con su dedo y con un ruido)

¿Cuánto tiempo vuestro he de esperar?   (Sigue Negando con el ruido)

 

- El sembrador tiene la semilla...

* (Sigue negando)... Je, je, je...

Pequeños, respuestas se os solicitan... ¡Mmm!... No he de ser el cruel que os ha de castigar, ¿No es así pequeño IF RAHANE?

Llamar debéis en vos IF RAN... ¿Qué decís?... ¿Portáis de la duda, portáis del amor?... Ambos responden en son.

¡Morir debéis entonces!   (Elevando la voz)

Jamás moriréis.

¿Dónde está la semilla entonces?

 

- En la vida eterna...

* ¡Bien decís!

¿Qué ha ocurrir con la tierra?

 

- Hay que sembrarla...

* Nuevamente portáis la semilla, mas debéis dejarla cuando la tierra preparada haya de estar.

De treinta Linares en vuestro tiempo..., ¿Qué debéis hacer con la tierra?... Aricar debemos Padre..., separar debemos la piedra Padre...

¿Dónde está la semilla entonces?, ¿Mmm?, ¿Qué hacéis viviendo en la montaña?, ¿Qué hacéis perdidos en alturas, ocultos del deber del mundo?    (Eleva la voz. Risas)

Trabajáis para muchos que no han de comprender en el aun. Portando la semilla, aricando la tierra, separando la piedra.

La verdad portada por aquellos en decisión, ¿No es así pequeño no chacal?   (Risas)

Hm, hm, hm... Del amor y la comprensión a vuestras palabras en vuestro compartir pequeños, cada día se os oye y en cada momento se os acompaña. De la cara en alegría al rostro en tristeza, del fulgor en compañías al alimento que tenéis... Por cierto, ¡Que coméis... mmm...!

Densos estómagos, sanos así entonces declarados. Si el Padre entre vosotros nos ha de enviar y entre vosotros salud ha de entregar, vosotros debéis portarle.

Toda palabra que vosotros tenéis a de ser la verdad que al mundo ha de llegar.

¿Qué ha sido de vosotros pequeños del tiempo en tiempo que os he dejado?

Muchos como vosotros han fenecido a la verdad del espíritu que vosotros portáis...

Se os comprende de palabra y corazón a la razón que hacéis, la verdad que tenéis y la doctrina que inculcáis.

Razones..., comprender debéis.

Hacéis de la estadía al corazón la verdad.

Se os habla amigablemente a vuestro lenguaje, pequeños.

Se os comprende de vuestra dicción la intención.

Toda palabra que de vuestro corazón ha de nacer... ¡Mmm!   (Algo cae y hace sonidos en negación)

Ha de llegar al comprender...

Pequeños..., en cada instancia os observo..., ¡Os veo todo lo que hacen!, ¡Todo cuanto hacéis!

Os observo en vuestra desnudes, os observo en vuestro mal, os observo en vuestro bien, mas os digo, razones prudentes han de existir a aquello.

Todo cuanto mis ojos hayan de observar el Padre ha de conocer.

Jamás seréis juzgados pequeños..., vosotros os juzgaréis, pequeños.

¿Dónde ha de estar entonces la semilla?

 

- En la verdad...

- En la esencia...

- En la fe...

* ¡En la verdad... En la fe...!

Pequeños, mirad el pensamiento vuestro... ¡Entretenido de vuestras palabras ha de ser!

Sois pequeños en el aun, mas el crecimiento os espera a la razón de miles, miles como vosotros fuera del mundo que conocéis.

Se os observa en vuestra risa, en vuestro desconcierto.

¿No es así entonces que vosotros habláis?

Mirad..., “¡En la galaxia X aun creen que existen!... Jo, jo, jo”   (Risas)

¡Ya he de saber pequeños, ya he de saber no chacal!   (Risas)

Palabras a la intención que no han de ser a la providencia correcta de su nacimiento.

Vosotros no pertenecéis a aquello. Protegidos sois de la verdad de muchas mentiras que han de recorreros.

Vosotros sois protegidos por la verdad de nuestro Señor.

Si entre vosotros he de hablar, si entre vosotros se nos ha permitido compartir, ha de ser del Padre la voluntad.

He de decir además que vuestras alegrías compartidas han de ser...

Extrañas palabras para vuestra alegría, mas la intención de aquellas comprendida ha de ser. ¿Que palabras utilizáis en el hoy?... Incomprensibles..., extrañas..., mas han de ser alegres, y he ahí el porto de la semilla.

Sabéis compartir de lo extraño y lo burdo vuestro corazón...

¿Sabéis leer vuestro corazón?

¿Quién ha de conocer su propio corazón?

¿Conocéis vuestros sentimientos?

¿Les habéis observado alguna vez?, ¿Mmm?

Pues yo les he de conocer, pues sois mis pequeños hermanos..., mas os digo, la comprensión y el compartir en el momento del hoy en regocijo he de recibirle...

Extrañas palabras que podéis mejorar, así ha de ser pequeño, mi pequeño hermanito.

Os digo, he de compartir con vosotros por voluntad de mi gran Señor, y entre vosotros he permanecido en vuestro tiempo con autoridad de mi Señor, y he recibido cada queja por vuestras cargas que le diré a mi gran Señor.

Jamás el Padre reniega a un hijo.

No olvidéis que de los cielos se os ama a cada uno de los llamados y los nombrados.

Vosotros sois del gran redil.

Vuestro enemigo desespera por destronaros.

Manteneos, pequeños hermanitos.

GIZÉH

 

 

CONTACTO III

 

*...En un comienzo y vosotros nacisteis. Tan hermosos nacisteis..., palabras que en rectitud el Padre en vosotros ha heredado. Caminos que en vosotros se han entregado.

¡Oh tiempo!..., tierra, que habréis de recobrar vuestra forma prontamente.

De los tiempos entre muchos ya han de ser cumplidas las palabras.

Todo obediente ser ha de permanecer donde el espíritu ha heredado la verdad, y todo hijo ha de ser recobrado.

Asimilad la verdad que tenéis, asimilad la verdad que portáis.

Firmes cadenas entre vosotros y jamás os extraviaréis.

Hermosos pequeños, la doctrina vuestra a de ser la libertad.

Jamás impuesta la palabra entre vosotros.

Vosotros habláis he interpretáis y se os entrega en corrección a vosotros el mensaje.

Oiréis mas que rumores, sino de guerras.

Campos de Jerusalén han de ser abordados por extrañas manos sucumbidas...

Habrán de caer las estructuras reformadas...

Iglesias..., habrán entonces en tu tierra y el llanto de los vuestros se oirá con un gran clamor en los cuatro puntos de vida sobre la esfera...

TAIJÁN, AFRRANET, ha de caer...

Pequeños, se os informará prontamente.

GINEAH YATEM