Julio 16 del 2006

19.08.2013 18:09

NP 30-2

Julio 16 del 2006

 

 

 

CONTACTO I

 

* Compromiso en cada palabra mencionada así por vosotros, AQUEN HANA DEF KETNABA.

Corania…….

¿Percibís?

¿Que percibís?

 

- Tu amor, hermanito.

* ¿Intuís?

¿Que intuís?

¿Percibís e intuís?

¿Discernís?

¿Lográis en aquel concluir vuestro pensar?

Hacéis de la esperanza de la ayuda de un hermano presente en observación solamente.

Os hacéis parte de la sanación entonces.

¿Que intuís en vuestra percepción?

Pensáis en el ahora, concluís de vuestro pensar.

Buscáis razones prudentes a vuestra razón.

Entre hermanos compartís la enseñanza, entre hermanos le tendréis entonces.

Pequeños hermanitos, todo aquel que haya de comenzar doctrina en búsqueda al Creador, en si mismo ha de llevar su salvación.

Preguntáis, ¿salvación de que? 

Jamás perteneceréis a otros que no hayan de ser vuestro Creador.

Fuisteis creados para aquello, encontrados a la vez entre muchos.

Guardar debéis vuestra esencia, guardar debéis la verdad que sois.

Obtendréis en vuestras manos en el hoy, comprenderéis la fuerza con la que estáis entre vosotros concluyendo vuestro vivir e iniciando una nueva vida.

 

- Hermanito, necesitamos tu consejo…

* Pequeña, de saber entre muchos, vuestro hermano he de ser, mas lo que oiréis podéis compartir. 

- ¿También por Internet?

* Pequeña, muchos han de oír también. De la petición que hacéis, que no he de ser quien le haya de cumplir, se os dice, se os ha de indicar cada vez qué debéis y qué no debéis.

 

- Gracias hermanito, nos quedó súper claro. Gracias al Padre.

* Pequeños, vosotros observáis la luz de vuestro sol. Vivís en torno a aquello, hacéis de aquella la verdad de vuestro cuerpo.

¿Observáis que vuestro vivir ha de ser en luz?

Sois luz, bien decís.

Delgadas líneas entre muchos continentes que llamáis de fronteras establecidas por el hombre, bien hacéis en lo que pensáis. Largas franjas de tierra han de ser sucumbidas. Observaos, como le pensáis.

La esfera sobre la cual vivís ha de ser también vida.

 

- Si, respira…

* Prontamente ha de respirar un largo suspiro.

- Que se haga la voluntad del Padre.

* Bien decís.

Veréis prontamente del quinto día desde el hoy, en los cielos anunciados, la extraña estrella para muchos. Inicios de entre muchos, confusión. Comienzos para otros, claridad.

La esencia de vuestros hermanos unidos ha de estar.

No moráis entre enemigos, sino entre hermanos. No moráis donde no debéis y no sois amados, mas debéis compartir, debéis compartir… ni os aman.

 

- Debemos elegir el camino de la luz.

* Así ha de ser.

Si el pequeño ha de caminar, como buen samaritano ha de observar también la esencia a su alrededor del agua de vida en la tierra que ha de entregar en cada esencia en fruto.  Seréis vosotros los que han de compartir la verdad.

 

- Se va a ahogar.   (Al perrito le taparon la boca)

* Se va a ahogar.

Del camino entonces del samaritano, la esencia de cada mensaje que vosotros emitís ha de ser nacida de vuestra mirada. Si no habéis de observar en amor, jamás compartiréis el amor.

¿A quien pertenece entonces?

Todo aquel que haya de generar pensamientos acordes ha de recibir del mismo fruto que el árbol ha de entregar. Jamás debéis menospreciar la enseñanza, ni debéis compartirla erróneamente.

Veréis que el Reino ha de observar cada gesto, honestidad de acción que generáis en vosotros.

Pequeños, pequeños hermanitos, observáis la esencia de la verdad. Complementáis de una palabra la verdad, complementáis la esencia que muchos han de buscar. Sois entre muchos buscados, no en amor. Sois punto de observación de muchos. No seréis amados por muchos.

Buscáis un camino complejo pequeños, a la mente cerrada del hombre, mas en total claridad para aquellos que han de caminar en él.

¿Comprendéis?

Si es entre muchos, mas la negación no ha de entregar comprensión, ni en la aceptación siquiera. Uno que en comprensión haya de compartir, han de ser muchos los que han de instruir.

Viéronse entre muchos hermanos cierta vez, la verdad compartida en un centro, todos aquellos gozosos de tenerle, mas avaricias, codicias de poder compartir del centro la verdad únicamente, han de destruirles prontamente.

Todo aquello que no os ayude en el camino, jamás debéis compartir.

¡No sois vosotros ya, nuevamente sois otros ya!

¡No sois el que fuisteis, sois el que deseasteis ser!

Confiáis en el plan del Padre, mas vuestra verdad no ha de jugar como vosotros mencionáis la realidad en vuestro mundo.

Sois en cada uno de los lugares en que vivís útiles al plan por lo que habéis sido escogidos entre muchos.

Muchas de las veces no os percatáis el porque de las cosas, mas permanecéis.

La comprensión del pensamiento creador no ha de ser la comprensión del pensamiento creado, pero si han de ser de la misma simiente.

Se os dijo cierta vez, sois vosotros la simiente de la quinta raza y así ha de ser.

Veréis la realidad consumada al plan en el cual vivís.

Comprenderéis la verdad entre muchos, hermanitos.

Pequeña, ya veréis, se os hablará en segunda, mencionado así ha sido.

 

 

CONTACTO II

 

- Hola hermanito, bienvenido de nuevo. Estamos todos reunidos en el nombre del Padre.

* En segunda instancia de la palabra acongojada al espíritu, mencionáis la ayuda y el socorro. Así entre muchos sois observados, acudidos y asistidos.

Jamás hijo alguno ha de permanecer en abandono, su esencia entregada en voluntad le hace pertenencia del Reino. Jamás palabra alguna dirigida al Cielo ha de ser en ignorancia sucumbida. Podréis tomar de la verdad parte y vivir en aquella, sonreír  eternamente, no así el dolor, el engaño, mentiras y falsedades, ha de ser parte de quien en el Reino ha de vivir, hermanitos.

¿Os percatáis?

Se os dice, sorpresas del cielo al mensaje.

¿Pensaríais acaso concientemente de ser informadas cada una de aquellas, como vosotros mencionáis, atrocidades?

¿Viviríase el espíritu tranquilamente de saber cada una de aquellas? 

Concientes debéis ser de la verdad que vosotros asimiláis a la cual os acercáis.

IBIN AT NIKIRIA KOT NA FE NA FIA I HIJI JI NIA TABAN.

Asimiláis verdades, asimiláis verdades. Aves al Reino, reinos de muchos.

Se os entre muchos plantea en pregunta, ¿lográis percibir la intuición ante el discernimiento?

Del séptimo mensaje entregado en principios a vuestra Era, cuarto verso.

¿Percibís el calor del sol?   (Suena el telefono)

Percibís que no así cualquier cosa os ha de distraer de lo que debéis atender.

Del séptimo mensaje, el cuarto verso se os dijo, en aquella ocasión similar a la que vivís.

Oh pequeña FIANZA, que habéis de comprender, oh pequeña SIANZA de crecimiento os mantenéis, salisteis del abismo y lograsteis comprender.

Oh hijo pequeño del Padre, esencia de inocencia, esencias de varón, esencias del conocer, del ser que sois os mantendréis. Del final del tiempo lograreis vuestra real apariencia, vuestra real presencia, vuestro real pensamiento.

Fuisteis creados de raza a la tierra en la cual vivís, mas seréis extraídos, seréis transformados en pensamiento y esencia.

Del tiempo que vivís en el hoy, de lo que habéis vivido cuando observáis atrás, y viviréis en plena conciencia en vuestro futuro. Como pensáis, el Padre ha de estar con vosotros.

Del Creador en esencia las cosas que veis, todo cuanto observáis, todo cuanto asimiláis.

¡Observad!

¡Oíd!

¿Tranquilidad veis?

¿Queréis saber cuan afectos sois al quiebre de vuestro descanso?

Observad el sol debéis, el calor que emana, veréis estratos de luz.

¡Oh SIRIO que ha de alinearse del tiempo en el hoy!

Conservad vuestra forma debéis. Ved vuestra tranquilidad, le veréis sucumbida.

Veréis el contacto que mencionáis, cortado como vosotros llamáis.

Inesperados eventos que han de sucumbir la tranquilidad.

Conservar debéis la paz en el momento que le hacéis, no sea que en los tiempos postreros no hayan de hacerle.   

Vosotros permanecéis, ¡Pensad!, os mueve el desplazamiento al pensamiento alguna causa por aquella, permanecéis donde estáis.

Jamás se os abandonará, se os ha dicho repetidas de las veces, mas pequeñitos, os encontrabais al borde del abismo de la no comprensión y en el hoy permanecéis claramente en voluntad.

Veréis asimilaciones reales entre hermanos, destinos que vosotros cambiáis, herencias que haréis del Cielo entre la raza que conocéis. Nuevos herederos de la nueva raza.

Aun no conocéis los misterios guardados en claridad a vuestra raza que los vuestros han de vivir plenamente. Mas se os dice, viviréis para verle.

Pequeños, observad la paz que hacéis, no sea que los tiempos postreros os deparen grandes distracciones a la esencia real que debéis ser.

Pequeñitos, burbujas así como pensáis, entre muchas hacéis.

Hermoso ha de ser hablaros, hermoso ha de ser entre vosotros permanecer como hermanos.

IVIO: Veis así provocar la unión entre quienes debéis.

DRONKA: Correctamente así… IFINIAMORAEAN AK KE NO BARA. 

IVIO: Sois vosotros el caminar del nuevo camino que habéis de caminar.

Así le haréis.

DRONKA: Correctamente.

IVIO: Jamás un pensamiento dedicado al erróneo camino ha de afectar el vuestro.

Debéis opacar aquella que os desvía de la claridad verdadera y no os ayuda.

DRONKA: Correctamente.

IVIO: Así ha de ser.

DRONKA: Correctamente.

Pensáis, miles de las cosas pensáis.

Pensamientos alineados, oh Sirio conservad vuestra paz.

 

- Hermanito, ¿como usamos las palabras para hacer crecer la esencia?

* Pequeña, oíd la paz que tenéis, se os dice en instrucción ¿recordáis, recordáis del décimo más siete?

Como voz leéis, no por vanas repeticiones le haréis. Mencionado está, pues le habéis recordado, mas aquellos hermanos que no han de oír en el aun, han de oír en el hoy. Se os mencionara de aquello lo correcto.

Herencias de hermanitos, que orgullo del Padre permitirme hablaros

 

- Es un honor oírte.

Pequeños, en el Reino permanecido el pensamiento sobre vosotros de muchos hermanos. Así como vosotros pensáis en vuestro tiempo, en el Reino del mismo ha de emanarse el pensamiento hacia vosotros.

Hacéis de vosotros el habla, mencionáis de vuestras palabras en el hoy, trigésimo quinto renglón.

 

- “¿Tu te imaginas cuantas gente espera escuchar estas cosas y somos nosotros los que estamos oyendo?”   (Se comentó la noche anterior)

* Pequeñas, todo cuanto mencionáis en el Reino considerado ha de ser. Vuestras  palabras han de ser en el Reino parte, vos sois parte de aquel.

Cierta vez se os dijo además, todo cuanto lográis oír, del Reino ha de ser, todo cuanto lográis observar, del Reino ha de ser. En pensamiento, comportamiento, ya sois parte del Reino.

Se os dijo cierta vez además, de rodillas ensangrentadas no se compone el Reino, lamentando derrotas y derrotas, que mas ganancia de un hermano que de pie festeja la victoria, ante su propio mal.  Se os dijo, sois simiente y así se ha de conservar eternamente, correctamente.

Hacéis presencia y atención a un hermano, mensajero solamente.

 

- ¡Pero del Padre nada menos!

* Pequeños, ¡hijos del Padre nada menos!

 

- El más Grande.

* Confortad vuestra alma, jamás debéis sucumbir.

 Se os hablará en tercera…

 

- Dibaranaié.

 

CONTACTO III

 

* Al final de una historia del caminar, perplejo queda aquel que en plena ceguera no ha  salir a observar. De cada uno de los pasos que en vuestro caminar promulgáis en apariencia, nace la verdad de un mensaje al crecimiento del alma que de un elogio reclamo…   (Se cayó el micrófono)

…la familia han de conocer su existencia, que mas vosotros que estáis en decisión propia, que mas que vosotros os conocéis de la verdad realzada y entregada por mucho del tiempo que vivís. Si vuestro conocer ha de realzarse en vuestro corazón, ha de ser  el sentimiento pleno el que ha de entregar el amor.

¿Realmente conocéis el amor?

¿Realmente conocéis la expresión de aquel?

Muchas de las veces el pensamiento humano ha de creer reconocerle, mas os digo, no han de ser en totalidad los que hayan de comprender.

Vosotros os hacéis diferencia de parecer entre muchos. Vosotros, que en plena conciencia recibís de vuestro lenguaje el mensaje, no podéis turbar la comprensión… jamás. Se os dijo además, debéis saber que sabéis, debéis conocer que conocéis, debéis comprender que comprendéis, no así la miel comeréis mas que de untar dedo por dedo lentamente podréis asimilar el sabor.

¿Comprendéis que mucha letra ha de entorpecer el conocimiento?

Mas si sabéis y comprendéis el como expresarle, podéis abastecer la mente de letras, pues le hacéis en obras. Cada distancia del tiempo reconocéis una verdad, reconocéis bastantes de aquellas, orientáis la vida por una, ¿que mas haréis con el resto?

¡Pensáis!, no queréis el mal en vuestras vidas, jamás nuestro Señor os ha de hacer el mal.

Pensáis en la creación, todo ha de ser parte de Aquel, mas el bien por hechos y obras permanece en el Reino y quien haya de ser parte de el.

Comprendéis similitudes y asimiláis lo que poco comprendéis, mas os digo, todo aquello que en duda permanezca…   (Alguien estornuda)

¡Mmm…!, bajas esencias.

 

- ¿Como?

* Pequeña, vuestro vocablo extraño ha de ser, ¿como?... comeréis.

A sabiendas, extrañeza al comportamiento.

¿Conocéis la raíz de vuestro idioma?

No le conocéis, pues habéis nacido de aquella. Sois natales de un pensamiento, lenguas por miles, vidas además.

Expresiones del pensar, sentimientos afines entre hermanos que hallan de comenzar.  ¿Cual ha de ser la idea central en lo que veis?

¿Cual ha de ser en soberanía el imperio que respetareis?

¿Quien entre vosotros ha de conocer la verdad?

¿Quien entre vosotros ha de expresarle plenamente?

Pequeños, pequeños hermanitos, CORASSAVA.

Pudiereis respirar la esencia en pensamientos de los vuestros, sabríais de los vuestros, comprenderíais a los vuestros, harías a los vuestros parte de vosotros.

 

- Queremos lograr eso.

* En el que oís y comprendéis hacéis parte de vuestro pensar en muchos.

En el que oís y comprendéis hacéis vida de comportamientos.

Veréis vuestra vida completamente, ya que así lo ha asimilado vuestra mente.

Jamás quedareis en incomprensiones, jamás disfrutareis entonces de desilusiones.

¿Comprendéis?

Cada palabra que emanáis ha de ser el producto de vuestra comprensión, cada palabra, cada una de aquellas ha de expresar quienes sois. Veréis en alegrías muchas de aquellas, veréis en iras muchas mas.

Cada error podéis corregir, cada mala decisión podéis asimilar, cada una de aquellas os hará parte de un crecimiento que no ha de ser en muchos sino uno solo.

Pequeños, pequeños hermanitos

 

- Queremos aprender a manejar las pequeñas  iras, en energías positivas.

* Iras, incomprensibles energías que han de elucubrar en vosotros y vuestro pensamiento, erróneas decisiones. Muchas veces han de ser perfectas decisiones dentro de una razón de ira, mas no han de ser correctas al camino que buscáis.

Por siempre el Padre corrige a un pequeño y ha de recibirle en su gran Imperio.

Jamás seréis parte de un abandono se os dijo pequeños…, pequeños, pequeños hermanitos.

 

- Uríssa te pide que siempre la acompañes.

* Corania…….   (Dialogo entre dos ángeles)

Pequeños, bien haréis del consejo entregado en vuestras manos, bien haréis. De lo oído asimilado, en  vosotros decisión de vida, bien haréis. Confortareis la idea, viviréis, jamás veréis muerte. Pequeños, asimilad vuestra vida en muchos, asimilad el consejo en muchos, sed parte de vuestro pensamiento en obra.

¿Comprendéis?

¡Ved!

¡Ved!, confortad la esencia de un mensaje, jamás interrupción podrá haber si vosotros así le hacéis.

Quien en claridad  de oír un buen consejo es parte de una errónea decisión, jamás se ha alineado. Todo aquel que correctamente haya de oír, correctamente sabrá  actuar.

Pequeños la esencia de una palabra se ha de añadir por siempre en la vida que lleváis. Iniciáis vuestros pasos siguiendo vuestra conciencia, hacéis así la realidad en vosotros, os hacéis parte de vuestra realidad existiendo, permaneciendo, mas  se os dijo, seréis extraídos, se os dijo ya.

 

- ¿Cuándo?

- Calma. Cuando el Padre lo decida.

* ¿Necesitáis conocer los años que os restan?

 

- No, no, no.

* No, no, no, no, no…

Pequeña, mas os digo y os doy a conocer mi esencia como hermano, ante vuestra partida a vuestro lado he de ir.

 

- Lindo mensaje, eso queremos todos.

* Toda herencia en buenas manos ha de quedar.

 

- Y bien cuidada…

* Vosotros sois parte de mi familia, hermanos míos. Nuestro Padre ofrece un hermoso caminar y parte de una sola familia hemos de ser.

Veréis la esencia corregir el camino correctamente.

 Se os hablará en cuarta, se os dijo.

 

- Gracias al Padre hermanito por venir.

 

CONTACTO IV

 

Angelita:

Hacéis la verdad, lo que hacéis. Sentís las cosas de Dios lo que hacéis.

Veréis la paz que creáis, pues en Dios pensáis.

Se os dijo, la paz que hacéis ha de ser vuestro camino. Se os dijo, sorpresas del cielo recibís sorpresivamente.

La instrucción no ha de ser disciplinada, ha de ser sorpresiva. La obra pertenece a la disciplina. Comprendéis la realidad de que vivís vuestro pensamiento, la realidad que enfrentáis cada esencia en tiempo, la facultad de hacer las cosas.

Pequeños os diré, control tenéis de vosotros decís muchas veces, manifestando el buen control que tenéis de vosotros.

En simpleza de juego os diré, “estoy que me hago”.    (Varios tenían ganas de ir al baño)

Pequeñitos hermanitos, el sentir de lo que vivís realmente inquieta ¿verdad?

Oiréis entonces en molestia de vosotros.

¡Oh grandes tumultos de agua!, ¡oh agua que habéis de conocer el mundo, dando esencia a muchos, entregando verdades por doquier!

¿Cuantas tierras entregareis por perdón?

¿Cuantas vidas valoradas por muchos tomareis, en alzas de vuestro nivel?

Aguas… ¿cuantas veces habréis de poder beberles?

¿Cual será el tiempo, cual ha de ser el tiempo?, ya no podréis beberle…

 

- ¿Que haremos cuando no tengamos agua?

* Permanecer en paz. Tendréis…, en vuestra vida tendréis.

Veis la verdad en asomo en el horizonte, no así en el amanecer como conocéis.

Veréis nuevo mundo, tres soles rondando sobre aquel .Vidas sin noche.

¿Podréis vivir sin la noche que conocéis?

Pequeños, debéis guardar conocimientos necesarios para muchos, debéis corroborar por siempre la verdad, si una sola ha de ser, sentir debéis de aquella la esencia.

Pequeñitos, pequeños hermanitos, el caminar ha de ser seriamente un camino. Compartir debéis todo aquello que conocéis, mas vuestro caminar uno solo ha de ser. Se os dice, jamás debéis seduciros por la impaciencia, la incomprensión, orgullos vanos, ambiciones y avaricias, vanidades, incomprensiones al sentir.

Pequeños, pequeños hermanitos, haréis del conocimiento la raíz.

Participáis de vuestra elocuencia ante vuestra ciencia, vuestras manos han de saber mucho sobre vosotros, mas que vuestra mente.

Equiparado debiera permanecer así la esencia al conocimiento de lo que veis. ¿Comprendéis?, mas no os percatáis de la verdad.

Pequeña en el mañana del día que veréis, en el mañana en la séptima hora, después de vuestro mediodía se os hablara nuevamente.

Mas el sol de aquel día, extraño ha de ser para muchos, provechoso para vosotros. ¡Veréis…!

 

- Nos dará energía.., para el crecimiento.   (El ángel sonríe)

* …La extrañeza sucumbir ante muchos a la incomprensión del vivir.

Pequeños, permaneced, permaneced en la verdad, se os presenta, mas vosotros decidís.

 

- Siempre queremos estar en el camino del Padre que es el verdadero, en voluntad.

* Así veis el amanece, veis la luz que os fascina, veis el atardecer, un hermoso ocaso que os lleva la necesidad de la luz, mas vivís sobre aquellos cada día. Ya veréis la necesidad de lo aprendido aplicada realmente donde debe estar. El estudio de la esencia ha de permanecer, el estudio del vivir ha de discernir.

 

- Hermanito el SOAR, ¿lo tenemos que leer entero o algunos libros?

* Corania……

EJET NABARA...

Pequeña, pequeña, de grandes libros comprendéis solamente algunas de las letras. Toda la verdad no ha de permanecer sobre vosotros, debéis buscar las raíces que os llevan al fruto.

¡Bien haréis en estudio!

¡Bien haréis!

Comprenderéis que cada uno ha de llegar, mas el primero no ha de recibir al último sino el último ha de recibir el primero.

Pequeños, veréis del Reino la esencia, muchos han de ser informados en el instante que vosotros recibís. Jugar con la verdad no debéis, sino conocer la verdad y podréis jugar.

Pequeños hermanitos, he de leer vuestro corazón y vuestro sentir.

 

- Te amamos.

* Hermosos sois. La razón de nuestro Señor sobre vosotros comprensible ha de ser.

 Pequeños y hermosos sois. Agradecido en hermandad por recibirme en vuestro hogar.

 

- Bienvenido siempre hermanito.

* Se os hablará por quinta vez.

- Gracias hermanito, gracias Padre. Sianza agradece tu mensaje.

* Mantener debéis entonces la esencia del cuerpo.

La letrina os espera.   (Risas)

 

CONTACTO V

 

* Aun permaneciendo en la verdad que vivís, aun permaneciendo en la verdad que asimiláis. Vuestra vida presta utilidad a vosotros en cada hermandad.

Restablecéis tiempos en concordancia, restablecéis verdades en real instancia.

No seáis como la barcaza que espera el viento, una vez éste detenido no alza en intento alguno el remo para concluir el viaje.

Si alzáis el viaje en pasos, no ha de haber motivo de detención.

Conocéis del agua el curso, conocéis su ruta final, mas del viento no habéis el nacimiento ni el término, no conocéis su ruta, mas os digo, vosotros sí le conocéis.

De las pequeñas moradas de agrestes muros, por sí todos similares, cubiertas por arcilla ondeada, grandes palmeras de jardín. Aquel muro de rocas en color será abordado por grandes océanos. 6992 serán los muertos. Veréis la causa justa.

¿Es Dios justo entonces?

Se os dijo, ante la muerte no le veréis, sois extraídos antes del dolor, en plena conciencia de vuestro acto. Jamás veréis sufrimiento en la muerte., pues no ha de existir ya en vosotros. Confiáis plenamente en la verdad y os hacéis parte del vivir del Cielo en el Reino que os espera.

Aquel túnel que llamáis, bajo grandes estructuras formadas por hombre, ha de decaer por manos de hombre. Veréis el fuego emanar de la tierra, entre aquellas estructuras.

El ojo rasgado no sabrá controlar su obra en destrucción.

Todas estas cosas han de emanar en el principio del término de los tiempos de la Era que han de ser los principios del nacimiento de vuestro enemigo.

La lealtad  al espíritu y al mensaje depende de vosotros. La lealtad de quienes sois, de vosotros depende.

 

- ¿El anticristo ya llegó?

* Pequeña, todo aquello que en contra de vuestro crecimiento haya de estar, no pertenece a vosotros.

¡Ya ha de existir!

Todo aquello que en contra de lo Divino promulgue su enseñanza no os ayuda, os perturba. Vos tenéis el poder de la victoria. Jamás debéis seduciros por su encanto.

Postrará su diestra en la tierra de Israel. Postrará su diestra entre muchos, en el nuevo templo. Ha entonces de controlar muchas aguas que han de reclamar la comida, el sustento de cada día.

Vosotros no creeréis sus palabras, vosotros debéis permanecer en alerta, en inteligencia.

Pequeños, promulgáis el mensaje de paz, de armonía. Asimiláis en vosotros el cambio y vuestro cuerpo demuestra así la verdad que vosotros asumís.

Se os dice, el mensaje jamás dañara a los hermanitos. Y así  se os dejará en descanso, por el quinto mensaje.

Mantened la bendición de Padre entre vosotros.

 

- Gracias Padre por tu bendición.

* YANEA GIZÁH

Comprendéis hermanito TACOR, veréis las cosas claramente.

 

- Nos vemos mañana, hermanito.

* DIAREMÁ, ya veréis promulgadas las esencias. De real nombre sois