Junio 05 del 2006

19.08.2013 18:07

NP 30

Junio 05 del 2006

 

 

CONTACTO I

 

- Dibaranaié, hermanito. Estamos todos, Morkav en pleno está aquí…

* Corania…….

Mirad en vosotros que vuestro pensamiento ha de ser al espíritu alimento.

Oís del Cielo palabras entre vosotros, os hacéis merecedores, se os ha mencionado de tantas de las veces, de pueblos en pueblos aun así elegidos entre muchos, no han de haber comprendido.

“EN OTRAS LENGUAS HABLARÉ A ESTE PUEBLO Y MI PUEBLO NO HA DE CREER EN MI PALABRA”

Textos  entre vosotros a muchos que no han de ser vosotros.

Verdad, pensáis que ha de ser la verdad.

Pequeña, merecer de una madre el cariño.  ¿Pensáis del Padre consejos en un hermano?

Jamás seréis abandonados, se os dijo de muchas esencias. Se os ha mencionado así como hacéis entre vosotros.

Pensáis en secreto vuestro nombre pequeña, asimiláis lo que oís en vuestra mente pequeña y os preguntáis ¿quien ha de pensar en aquello?

Miles de vuestros pensamientos han de ser parte entre hermanos. Si he de oíros ha de ser vuestra voluntad.

¿Porque os habéis entregado en abandono si no le habéis sido?

Oís parte del testimonio del Cielo, en adoración del único Dios, Padre, Creador de vuestra existencia.

Os percatáis que vuestras caricias han de ser el amor que promulgáis. En el aun no conocéis en confusión lo que hacéis, mas veréis que en la claridad del pensamiento todo ha de ser entregado en pos de añadidura al espíritu.

En esencias amonestáis al hermano y hacéis entre vosotros muchas de las buenas palabras  la obra. Os amonestáis internamente, hacéis a la vez entre vosotros la verdad un solo espíritu. Veréis entre vosotros y podréis manifestar la verdad entre muchos.

Se os dijo cierta vez, gran parte de enseñanzas se os ha mostrado como una flor, ¡oh humanidad, le habéis destrozado de pétalo en pétalo!

¿Que haríais pequeños con el jardín en vuestras manos…?

 

- Queremos ser capaces de manejar el jardín sin destruir la flor.

* Pequeñas varillas del trigo que en conocimiento conocéis la brisa de la enseñanza.

 

- Todas en la misma dirección…

* Bien decís, pues le habéis oído en comprensión. Habéis al espíritu entregado la esencia, mas os movéis dentro de esperanzas al tiempo que vivís. Sois en el aun la vida entre muchos, entre vosotros además.

Podréis oír bastante del tiempo que vivís, mas la miel debéis comerle lentamente. No así por su dulzura ha de satisfacer el cuerpo, más que dañar lo que podéis entre muchos captar, como vosotros mencionáis. Se os dijo cierta vez además, quincuagésimos en mensajes, duodécimos del sexto versículo, jamás sois parte del abandono de nuestro Señor.

 

- Estamos seguros de aquello, por eso no nos sentimos solos.

* Entre muchos se os capta, así como vosotros mencionáis, el pensamiento que hemos de compartir entre vosotros.

Confiad plenamente y jamás entreguéis dudas a vuestro enemigo. No sois el oído omiso, sino la claridad en vida. Sois teas de ansiedad en Dios, sois objetivo de muchos ojos no divinos…

 

- Pero el Padre nos protege.

* Bien decís, recordar debéis en toda instancia las palabras que mencionáis.

Agradecidos del Padre en humildad… del porque en olvido entregáis aquellas en instancias. Ignorante el conocimiento de su propio desconcierto.

 

- Errores en el caminar.

- Hermanito, ¿como nos preparamos para la transfiguración?

* Hermanito, ¿como nos preparamos para la transfiguración?

Que línea de duda pequeña. Observad del cielo, podéis diferenciar el ave en vuelo de estacionaria su presencia, ¿que veis de aquella?

 

- El ave en vuelo busca la altura, la estacionaria baja a beber y luego sube.

* ¿Y no estáis vosotros bebiendo entonces?

 

- Si, agua de vida del Padre.

* Mas, fuera de vuestro hogar ha de haber del agua…

 

- De la cual nos tenemos que proteger.

* Así como le decís, observad que vuestra mente como real centinela alerta su presencia.

Resguardad el conocimiento que tenéis. No todo aquel que de leer comprenda la esencia, ha de saber enseñarle aun.

¿No ha de comprender más aquel que puede enseñar su comprensión?

No sois vasijas repletas de hermosos dulces… sois de aquellas que han de compartir entre hermanos la esencia. Muchos habrán de saborear exquisiteces del cielo.

Observad que en vuestras manos se percibe la verdad de vuestro espíritu.

He de estar entre vosotros por orden del cielo. Percatáis la presencia entre vosotros, mas no hacéis comprensión de quien.

El Reino misterioso para muchos ha de ser, mas a vosotros en claridad se os muestra.

Pequeñas cajas de observación al sonido que guardáis.   (La grabadora)

 

- Queremos hacer crecer nuestras vasijas.

* Pequeños corazones sois de hermosos sentimientos emanáis. En voluntad podéis crecer y así le hacéis de entre vosotros hacéis. Como familias sois, para muchos hacéis.

 

- Padre quiero decirte que te amo mucho, todos te amamos mucho. Y agradecemos tu bendición que permanece con nosotros y que nos protege para siempre hasta que nos volvamos a ver.

* Mirad, mirad… comprendéis que el espíritu ha de hablar, vuestro cuerpo ha de obedecer. Se os hablará en cuarta.

 

- ¡Bien!

* ¡Bien!

 

- Es que es tan…

* Uno, dos, tres y cuatro pequeña, cuarta.

Así como en sueño ha de ser la ilusión, podréis comprender la realidad que os rodea.

 

- Será hasta tarde, mañana tengo que trabajar.

* Pequeña, todo mal no ha de existir en nuestra presencia, que habéis de ser vos además.

¿No sois parte del Reino en voluntad de vuestras palabras acaso?

 

- Hermanito, Morkav esta completo, puedes mandarle tu saludo…y del Padre.

* Pequeña, ¿quien creéis que os habla…?

Mirad que no me habéis conocido, mas el Padre os ha oído.

 

- Yo necesito conocerte más…

* ¿No han de ser vuestras manos acaso en mi mente promulgando la vuestra?

Mirad que muchas palmas han de acariciar sin sentir el amor, mas en vos el amor he de sentir.

 

- Yo quisiera saber…

* Pequeña, se os ha enseñado, “yo  quisiera saber…”, no le deseáis entonces.

Pequeña, la convicción de acercaros a la verdad os protege por la eternidad.

 

- Hermanito Morkav, del periodo que nos…

* Pequeño he de oíros cada noche y he de hablar con vos en cada instante. Del sueño habláis, no ha de haber sido tal, me habéis sentido.

Manteneos.

 

- Como podemos nosotros que estamos más cerca de la verdad, o en el camino de la luz hacer que otros…

* Pequeña, todos han de oír. Veréis que de mucho la esencia del trigo separa su hoja y veréis su alimento. No toda la varilla ha de alimentar, no todo lo que os rodea ha de ser lo correcto, mas se os dice, se os ha de entregar lo correcto.

Así el barco entre vosotros, la barca ha de navegar en aguas desconocidas, no sabéis si dulce ha de ser su esencia o a la sal ha de entregarle su navío, mas navegáis.

Os diré, la sal por compuesto acelera el navío, mas que el dulce del agua retrasa el viaje. No por dulce ha de ser mejor.

Se os dijo cierta vez, veis nubes de espacias negras, llamáis mal clima, mas ha de ser aquella que ha de entregar el agua de vida, mas que aquella nube de hermosa apariencia que ha de recorrer largas distancias sin entregar la vida.

Manteneos, se os hablará.

 

- Hermanito Morkav te quiero mucho gracias por estar conmigo.

* KI KET KET KENA.

 

- Bien hermanito, bien.

 

 

CONTACTO II

 

Es recuerdo la mano del consejo que del cielo entre muchos se ha dado una vez sobre vuestro hombro, se os ha entregado la misión en poesía así, como entre muchos el sueño que en agonía entre muchos además jamás podrá  entregar derrota a los hermanos protegidos del clan de vidas a la cima del planeta que llamáis.   Conocimientos, miles de aquellos, palabras confusas que podréis hilar entre muchas en líneas comprensivas.

Tantas centurias, podréis mencionar en siglas, muchas de aquellas de cabezas huecas, lenguas largas, se os dijo cierta vez, no podréis decir jamás que no habréis oído palabras del cielo entre muchos hijos.

¿Por que torturáis al pensamiento si la fe ha de ser una en el pensamiento? 

Jamás diréis congojas a hacer al espíritu, ya que aquel delibera aquellas en descanso a nuestro Señor.

“Venid a mi todo aquel que cansado y trabajado esté, yo os  haré descansar”, dice nuestro Señor.   

Veréis en esencias la palabra en cumplimiento, dos de aquellos habrán de ser.  

¡Oh humanidad!

Jamás debéis comparecer ante vosotros, sino en el juicio que del cielo designe en cada uno de vosotros.

Mirad lo que pensáis pequeñas, observad de vuestras palabras lo que pensáis.

“Habló muy rápido”

“No entendí nada”

“Que seguido habló”

“¿Que habrá querido decir?”

Bien hacéis, identificáis a aquel que no ha de estar entre vosotros, sino entre nosotros. No ha de ser vuestro hermano en el ahora al tiempo que hacéis, mas el medio tiempo que no ha de estar entre vosotros.

¡Oh preguntas que han de nacer a la comprensión de la respuesta emanada! 

Hacéis de aquella entre muchas respuestas en espera, esperanzas hacéis a la comprensión de un tiempo, medio tiempo y la mitad de un tiempo. Podéis en un triempo comprender.

Hacéis similitudes de días, mas no han de ser los que pensáis.

Comprendéis en 28 secuencias de aquel, mas la fracción de medio, podréis ver de vuestros números la verdad en esencia, más del cielo ha de entregarse la comprensión. Bien hacéis al estudio. Poder comprender entre muchos, así entre muchos podréis entregar. 

 

- ¿En que año estamos?

* En el vuestro pequeña.

 

- Pero en el verdadero calendario.

* Pensáis del verdadero tiempo.

 

- Sí, debemos encuadrar los tiempos como se nos dijo.

* Comenzad por YUD y veréis la similitud de un tiempo en espera.

Pequeños, pequeños hermanitos, debéis así en el pensar.

¿Porque hemos de ser nosotros los que han de escuchar?

¿Porque nosotros en el ahora, si el Padre en vosotros deliberado el mensaje entregado? Jamás rechazar debéis la esencia.

 

- El Padre ha confiado en nosotros y no le fallaremos.

* Así entre muchos además, el mensaje entregado por esencia gran camino que de centrales líneas ha sido entre muchos mostrado además.

 

- Hay una frase que se nos dijo…

* Bien decís pequeña, podréis similar así la partida de una en primero, seguido en dos. Mirad, mirad, observad la verdad que seguís.

Se os dijo cierta vez además, del séptimo mas diez del mensaje, llamáis del ciento en ochenta mas dos.

¡Pensad pequeños, pensad!

Similitudes, similitudes a lo que hacéis.

 

- Hermano, hermano, ¿como tomo la circunferencia del tiempo, la doblo, como llego al tiempo, al medio tiempo…?

* Pequeña del tiempo que se os informo aquella vez y mirad como el tiempo os encuentra. De pulgares enfrentados tenéis la circunferencia ¿no?

 

- Hermano, ¿y con referencia a los 1290 días del tiempo?

* Pequeño, seguid soñando, ¿Mmm?

 

- Nos dijiste que Claudio estaba en medio tiempo ahora.

* Una secua habéis entregado en demora la decisión.

 

- ¿Que decisión hermano?

* Vuestra pregunta pequeña.

 

- Pero nuestro hermano esta en el medio tiempo.

¿Es así?

* Vuestro hermano en el ahora no ha de estar en el tiempo.

 

- ¿Donde está…?

* En la secua del Cielo, la estadía del no tiempo.

 

- Pero un tercio de un cuarto de secuaz son 5 segundos, hermano.

* En vuestro tiempo.

 

- ¿Existe relación entonces?

* De un espacio de no tiempo…

Pequeñas cabezas a una pequeña comprensión.

Si observáis vuestro Cielo, la primera casa en Acuario se os mencionó cierta vez, ha de ser la mitad de un tiempo… ¡que mas quisiera deciros!

 

- Más simple hermanito.

* Pequeña recordáis, hemos de guiaros en el camino por mensaje de nuestro Señor, mas no hemos de caminar por vuestros pies. Mas el tiempo en dedicación dedicáis en vuestra vida tres cuartas partes de un tiempo, más que el cuarto del tiempo restante al vuestro.

 

- Hermanito, ¿cuanto es un año cósmico?

* Miles de 26 en milésimas menos la centena en quinta.

 

- ¿Cuantos años tengo en todas mis vidas?

* Pequeña, podréis sacar un cuarto de lo mencionado.

Que cantidad de numerología hacéis.

Pequeños, mirad en vuestro interior donde vuestra comprensión aun no ha dejado sus pasos, porque no podéis caminar en el ahí. Mencionáis el ayer como el tiempo de hoy y el mañana como ya pasado.

¿Como es que en similitud viajáis mentalmente en el tiempo sin caminar en el presente…?

¿Como es que podéis hacerle…?

Observad que sois mente, no cuerpo.

 

- Hermanito de las 7 palabras…

* Mirad que en la confusión que hacéis del oír y de rescatar del hermano su sabiduría, confundís la relación de lo correcto.

Cinco han de ser por palma que al cielo deliberan una verdad, cinco libros de pensamiento en uno han de ser la base de la verdad.

 

- ¿Zoar?   (El estudio profundo de la Biblia)

* Bien pensáis.

 

- Hermano, ¿me permites?

* Decid

 

- La Torá…

* ¿Pero pensáis que así ha de ser la esencia?

 

- La esencia es el Señor.

- Los códigos…

- Si no se habla conforme a la ley y al testimonio, ¿significa que aun no nos ha amanecido?

* ¿Le habláis conforme a la ley?

 

- La ley es lo del Señor.

* No ha de ser la ley acaso, “confiaras en tu Dios sobre todas las cosas”.

 

- Si.

* ¿Porque ha de prestar entonces el humano duda al cielo?

 

- Es la búsqueda del conocimiento, el camino del Señor es el que se busca de acá, porque como dijo…

* Pequeño, pequeño, se os comprende, realmente se os comprende.

El espíritu al Cielo ha de entregar su esencia, ¿vosotros le hacéis realmente?

 

- Yo quisiera saber si el Mesías va a presentarse nuevamente.

* MESI HÁ…

Pensáis cuantos de aquellos habrán de haber sido confundidos, cuantos de aquellos en real esencia han de ser rechazados en el aun… y veréis del Cielo abrir la realidad al hijo del Hombre hecho poder y magnificencia, entregado como sacrificio en el tiempo, glorificado en el no tiempo”. Toda comprensión ha de saber su presencia…

Ha de aparecer entre vosotros pequeña, como así ya ha sido y no le habéis reconocido.

Muchos han de haberlo observado y no confiado.

¿No ha de estar entre vosotros en vidas en el aun?

¿No ha de ser la promesa al pacto a la humanidad de nuestro Señor la protección a sus hijos?

 

- ¿Falta mucho para que cambie el juicio de la humanidad respecto de que funcione la humanidad desde el amor, o vamos a seguir envueltos en guerras?

* Pequeña que humanidad no ha de envolver en guerras su propia justicia desde la esfera que fuisteis, en la que sois, en el ahora así permanecéis, mas se os dice de real esencia, seréis recobrados del tiempo en el que jugáis. La realidad de nuestro Señor en vuestra realidad aproxima su presencia, mas no comprendéis infinitamente que ya ha de estar entre vosotros, abierto el conocimiento entre humanos de creación por seres de fuego que en escolta como gran centinela el rebaño reúne de esperanzas al cielo.

 

- ¿Habla de Jacob hermano?

* Pequeño, patriarcas a la humanidad han de haber ensalzado la gloria que han de representar entre vosotros al Padre.

 

- Me refiero a este tiempo.

* ¿No sois vosotros acaso la estirpe de la comprensión?

¿No sois vosotros acaso la razón de una verdad, como el corazón que menciona vuestro hermano?

¿No han de ser las circunstancias reales de vuestra vida razones a la comprensión de la vida que tenéis?

Observad que en comprensión de hermano he de saber confuso el idioma del Cielo en comprensión al vuestro en expresión, mas se os habla de mayor expresión a un niño, como verdaderos hermanos se os habla, se espera vuestra comprensión.

He ahí las palabras que en el aun os emito. ¿Sabríais vosotros?, así preguntáis, mas el Cielo asevera su verdad entre vosotros. Veréis las cosas que el cielo depara a la humanidad.

 

- ¿Como las veremos hermano?

A: Pequeña, vuestra esfera ha de sufrir una gran fisura.

 

- ¿El cambio del eje hermano?

Bien hacéis… aquella ha de nacer del continente blanco por la pequeña tierra al sur de vuestro mundo. Veréis del Norte de esta tierra sucumbir la gran falla por el mar, así muchas aguas te cubrirán oh pequeña TARSIS.

 

- ¡Tarsis estaba en Atlántida!

* Pequeños…

 

- ¿Hasta que latitud hermano?

* Mencionáis ciencia humana, mas veréis pequeñas tierras formadas de alrededores de agua, no existir por muchas aguas…

 

- ¿Se taparán las islas… los archipiélagos del sur?

* Bien decís…

- Cuando va a…   (Vuelta del cassette, se tomo nota)

* Once años, quinto día, tercera hora… 35° o 5º grados dos minutos tercer segundo.

Que pena que no podréis guardar las palabras…   (Risas)

 

- ¿Puedes repetir?

* En vos ha quedado y habéis oído.

 

- Hermano, el 2001 un hermano preguntó cuanto ha de quedar para el tiempo del fin.

* Y se os ha respondido.

 

- Once períodos.

* Mas el fin promulgado por vuestra mente no en permanente. Recordad, hemos de informaros solamente a vuestra comprensión.

 

- Y hermano, ¿cuanto falta…?

* La humanidad ha de ver su propio fin por orden de nuestro Señor.

 

- ¿Y los testigos?

¿Cuanto falta para que lleguen los testigos?

* ¡Veis…!

¡Quisierais!

Seguís preguntando… ¿No han de ser pequeños en el aun?

Mas, pequeños de lo que pensáis, ya han de estar.

 

- Ya están… ¿son niños?

- ¿Y están relacionado con los 11 años?

* Once años de la senil.

Se os mantendrá.

YANEA GIZÁH

 

 

CONTACTO III

 

(Claudio esta en éxtasis, con los ojos abiertos como viendo algo grandioso)

 

* La verdad que entre hermanos se os protege.

¿Porqué desconcertáis vuestra mente ante lo que veis?

Se os ha dicho tantas de las veces, jamás daño en vuestro hermano ha de haber, mas que el consuelo al espíritu en gozo ha de sentir.

También se os ha dicho, sois pequeñas vasijas para un inmenso océano.

Orientados espíritus que en primera instancia observáis lo que ya conocéis.

Jamás debéis prestar desorientación al espíritu, que en paz regocija el consuelo.

¿Que pensaríais si vuestro hermano no ha de volver?

 

- Alegría,… que fue con el Padre,… lamentaríamos no verlo  por un rato…

* ¿Que pensáis pequeña…?

¿Veis?

¿Observáis vuestro interior?

Prestáis desconsuelo ante lo que oís. Pedís instrucción y se os entrega, fuertes debéis permanecer, alimentados de la esencia del Cielo.

¿Que mal podréis enfrentar, si en el bien de bálsamos entregáis vuestro baño?

Debéis conocer el desconcierto, permaneceréis en la orientación, veréis el mal como un simple conocer, jamás como un hacer. Le habéis hecho, ¿deseáis hacer la otra?

 

- ¿Como vamos a conocer esos seres de fuego que supuestamente son…? 

* Os quedó en el tiempo de vuestra mente. Sois vosotros hechos de la energía de vuestro sol, que no ha ser la luz que del cielo los mensajeros hemos de ser, mas nuestro Señor nos ha de hacer tales en igualdad. Vosotros en crecimiento estáis, pequeña SINAIÉ.

¡Pensad!

Mas lo os diré pequeña, mas vos pequeño también le pensáis…

Tantos nombres queréis

 

- Es que son los verdaderos…

* Así les llamáis… por nombres.

 

- ¿Yo podría saber el significado del mío?

* Bien decís, podríais.

 

- Quiero saber.

* Visión en las manos.

 

- Eso quiere decir tu nombre…

* ¿Comprendéis?

 

- ¿Como me llamo?

- ¿Cual es tu nombre de esencia?

* ¿Y la vuestra pequeño?

 

- Tu la sabes BALZAAC.

¿El nombre se tiene que decir o lo debo encontrar dentro de mí?

* Pequeño, os diré, no por vanas repeticiones veréis más verdad de la que hacéis.

Sois un aroma, un vuelo, una esencia, os conocéis. El porque de repetiros quien sois ha de ser asunto en voz solamente.

 

- Hermano, ¿me puede decir que significan las palabras “Iniu razei”

* Pequeño, de visiones muchas en esencias habláis, de la cuarta centena de lenguajes.

 

- ¿Es parte del lenguaje que tu hablas?

* Pequeña SIANÉ.

 

- Hermanito, un poquito de energía para Sianza…

* ¿No ha de ser en demasía ya?

 

- Se cargó…

* Sabéis pequeña la esencia que ha de haber en sanación en aquella.

 

- Nosotros debemos darle energía, ayúdanos hermanito.

* Ahí ha de estar entonces.

 

- Hermanito, ¿cual es mi nombre?

* Hermanito, ¿cual es mi nombre?

 

- Hermanito, ¿cuando conoceremos los dos testigos?

- ¿Son niños ahora…?

* Corania…….

¡Sanar lo sano…!

¿Que afección veis en sanar lo sano?

 

- La veo con poca energía.

* Veis erróneamente entonces.

El viñedo aun así prendado de frutos, en demasía no ha de caer, permanece de pié.

 

- ¿Como podemos hacer para agudizar nuestros dones?

* Percatáis la esencia de fineza de vuestra pregunta, así hacéis de la pequeña aguja.

Jamás ha de entrar en cueros salificados. Ablandáis todo aquello en pensamientos, endulzáis de ternura un trabajo en obras de mano, así en caricias entregáis la dulzura.

 

- ¿Así se sana?

* Comprendéis pequeña, de esencias inmediatas. Más que vosotros oír, nosotros oír en vosotros, más que vosotros en nosotros.

 

- ¿Cual es nuestra misión ahora de todos los que estamos aquí?

* Pequeña, permanecéis en atención de comprensión, bien hacéis, mas comprender en esencia total debéis y podréis enseñar. No mucha ha de quedar en ella. Seréis responsables de conllevar lo que vos buscáis y bien haréis en aquella misión como llamáis.

Pequeños, del Cielo mucho se escucha de vosotros.

 

- Ah que bueno, estamos perdidos todavía porque los mensajes no los podemos comprender bien.

* Mas así ha de ser a conocido en el Cielo.

 

- Hermanito, ¿mi cielo esta preparado para el camino?

* Pequeña, pequeña SIFFIDE, veréis de muchos, muchos reales pensamientos la esencia de la preparación.

 

- Gracias.

* Así como una vez han de haber oído, pequeño VEKOJH en comprensión, que ha de estar y no ha de estar, mas ha de comprender.

Mmm… pequeño JOFER…

Pequeños, pequeños hermanitos. Se os hablara y debéis oír.

 

- ¿Y que hacemos con todo lo que oímos?

* Pequeña, pequeña SINAIÉ.

Pequeño, mirad no observáis del aire que en voz ha de estar, mas os ha de hacer vivir, os mantiene en vida y no le veis. No han de ser las palabras en esencia como el agua que ha de fluir, ha de seguir.

 

- Hermanito, del tiempo de la persecución que se nos manifestó de los tres periodos, ¿se mantienen?

* Pequeño, según así asimilar debo, ¿deseáis participar de la persecución?

 

- No, para prepararnos mejor en comprensión, en aprendizaje.

* ¡Ya veréis!

¡Ya veréis!

YANEA GIZÁH

 

 

CONTACTO IV

 

Del nacimiento del cual provenís, esencias de la esfera de la cual saldréis, recordáis del pensamiento la real instancia, mas sabréis por esencia cual ha de ser la real.

Jamás envanezcáis el conocimiento ante vuestros hermanos, sino promulgar lo que sabéis.

En sencillez de la palabra que el espíritu os dará que hablar. Jamás penséis que debéis hablar. Solamente debéis saber que habláis.

Así como oís vosotros en el hoy, muchos han de oíros en el mañana.

Asimiláis en vuestra mente que jamás debéis extraviar el conocimiento. Asimiláis en verdad la verdad de vuestro saber, comprendéis la real esencia, comprendéis la realeza a la cual tendréis el honor de hablar. Sois parte de un gran Reino…

Un gran Reino, DIFID AR ACANÁ por eternidades, IF OC CRONÓ de la esencia, OF AR NAJÁ promulgad en verdad, AF RE HE ENTAHÁ y sabréis concebir el nacimiento a los nuevos y haréis olvidar los sepulcros a los sabios. Porque así nuestro Señor ha de tomar la ignorancia del hombre y ha de asombrar la ciencia del hombre. El necio no ha de convencer al sabio, sino que ha de ser el sabio el que ha de comprenderle.

Bendita ha de ser la locura en nuestro Señor, que de poesía ensalza el Cielo.

Realza la luna cada noche, habla a las estrellas, insita el amanecer, promulga el respirar, y os acaricia en el sueño. Realmente comprenderéis pueblo, realmente comprenderéis.

Observad lo que pensáis de haber oído bastante ya como pensáis, mas aun el hambre persiste de seguir alimentando la esencia.

Bastante hambre diría yo….   (A alguien le sonaban las tripas…)

Mas al espíritu he de hablar eternamente en crecimiento que ha de estimular.

Se os dijo cierta vez, nadie conoce la brisa mas que su sentir, ni de proveniencia ni destino sabéis de aquel. Que por viento alimenta la vida.

Pequeños, si eventos han de transcurrir, mantener debéis la esperanza, la paz en vuestro comportamiento. Sois y estáis de parte de un gran Reino, y no hay poder sobre aquel de todo lo que ha de existir.

Pequeños hermanitos que de esencias le sois, pequeños además por cierto. Se os lee vuestro corazón y de oír palabras del Cielo os alimentáis en esperanza, os alimentáis pequeños… en plenitud de conocer a sabiendas que el Padre en vosotros ha de estar. Todo cuanto recibís en vosotros, para bien ha de ser. Variadas de las veces se os ha mencionado, no somos amigos de mal, jamás os haremos mal.

 

- Los queremos con nosotros siempre.

* Así en cada instancia sois presentados ante nuestro gran Señor, amor entre hermanos ha de ser la causa que ha de mover la vida plenamente. Entre muchos llamáis doctrinas a la enseñanza de un camino, mas os digo que doctrina ha de entregar libertades.

Pequeños, decís cambiar internamente, mas un instante bastó para vuestro cambio, hoy le mantenéis y le hacéis.

Del día séptimo a contar del hoy veréis en los cielos el testimonio de muchos que han de necesitar la verdad del Reino, ha de ser en toda expresión de amor. Podéis pensarle y así ha de ser, debéis alejaos de la no conveniencia. Si le sabéis debéis abandonar todo aquello que os perturba. Nuevas cosas se os son presentadas, ¿no ha ser vuestro espíritu acaso el que ha de orar en cada instancia al Cielo solicitando el socorro?

Tenéis aquello en vuestras manos, mas sois vosotros los que habéis de decidir.

 

- Lo queremos.

* Pequeñitos, en gratitud de vuestro oído despido mi palabra que del Padre el mensaje promulgado para vosotros ha sido. Todo cuanto oís comprender debéis…

¿Veis que la polilla molesta entre muchos ha de ser más robusta que una mariposa…?

Ya veréis como podéis reforzar vuestras alas, pequeños hermanitos en el amor del Padre se os habla en cada instancia y es eternamente agradecido entre vosotros.

YANEA GIZÁH