Junio 25 del 2008

19.08.2013 20:54

NP 74

Junio 25 del 2008

 

( Coranía).......

 

      Pridgni balac, hermano.

       

Así entre el apendio extranjero que sois vosotros visitantes de entre muchos, os encontráis sentíres de hogar, visitantes... entre muchos.

 

Esferas por doquier de vosotros en aveniencias...

De la palabra.   eternidades... mencionadas al pueblo por siempre.

 

Multitudes..., caravanas de aquellas,

laderas al agua... por grandes cantidades de aquella.

 

Del sol el brillo en sus paredes... y la muerte de muchos inocentes.

 

¿Qué habrá de hacer el hombre entonces?

No ha de alcanzar el cielo solamente... observando así su contorno...

 

De las lejanas tierras por aguas separadas

pequeñas islas que conoceréis han de mencionar actos de la humanidad

así considerados inmundos... ante la propia humanidad.

 

Océanos oscuros cubiertos en sangre...,

hombres que han de destruir a muchos hombres.

¿Quién os ha entregado, pequeña humanidad, el poder de destruiros?,

¿No es así entonces que en flor el conocimiento se os ha entregado?,

¿Por qué hacéis el mal fruto a los océanos?

Ya veréis..., la respuesta de muchas aguas a grandes estructuras humanas.

¿Grandes?

 

(Coranía).......

 

Si el espíritu avocáis al camino en corrección..., ¡Oh humanidad, gran salvación!...

 

 

Mas os digo,

no ha de mencionaros la verdad a vosotros las respuestas buscadas...

si vuestro espíritu en caminos no ha de ser encontrado.

 

¡Oíd pueblo!..., ¡Pueblo de nuestro Señor!...,

 

Extensas llanuras cubiertas por locuras

han de encontrar senderos en faroles pequeños

que han de mencionar la palabra.

 

Inevitable ha de ser entonces la contienda...,

pro efesias mencionadas anteriormente a vosotros.

 

Se menciona del pueblo cada nombre del que sois...,

se menciona entre el pueblo cada uno de sus hijos.

 

Haréis la tarea evocada de la raíz así extraída...

 

Tierras nuevas de las cuales haréis brotar la vida.

 

Muchos de vuestros hermanos las palabras en desconcierto han de recibir...

y muchos de vosotros en alegría habréis de entregar.

 

Oír de vuestro Padre la palabra..., honores ha vuestro espíritu en regocijo.

 

¿Qué espíritu a de alabar a nuestro Señor en gratitud si no ha de encontrar en sí mismo un pequeño farol?

Aceite... que ha de alimentarle ha de ser vuestra esperanza.

 

Se os observa en alegría..., se os observa en actitud...,

mas os digo, firmes permanecer debéis.

Que no os entregue distracción el vuelo del insecto...

No... así también extrañas apariencias.

 

Debéis observar la verdad en los ojos...,

pues la verdad enfrenta cualquiera en sí mismo miradas en profundidad.

 

No ha de existir mentira que a los ojos entrega su verdad.

Pequeños..., pequeños...,

en vosotros... y por vosotros hasta el fin de los tiempos.

 

ATEM COSEM MAYEA... DES IRNICACH KOREMMÁ...

 

De vuestra esperanza vuestro espíritu prosigue.

El momento de cada cual escrito está.

 

Comprender debéis que la pluma

por vuestra alza ha sido manipulada.

 

 

Comprenderéis la razón de vuestro vivir,

pues vosotros sois en vosotros.

 

No os turbéis por lo que oís...,

alegraos por el sentir.

 

La verdad entre el pueblo se ha mantenido en vuestro mundo.

 

Hoy... de SHIANTSE y TOCKASHEM,

gran fisura del comienzo..., ojos rasgados.

 

Tierras de sombra en circundad.

Veréis de la nueva estrella sobre la nueva tierra,

el nuevo caminar.

 

Se os mantendrá y se os hablará, pequeños.

 

      Hermano, ¿Cuál cual es la nueva estrella?

 

La nueva, pequeño.

 

      Hermano, ¿Puedo pedirte que me ayudes a la transcripción de los mensajes en sixtinas?

Echo está..., mas os digo...,

El Padre concedido en vosotros la voluntad,

solamente de recordaros, he aquí mi presencia en mensajería.

 

      Gracias a nuestro Señor.

 

GIZÉH.