Mayo 01 del 2007

19.08.2013 19:38

NP 59

 

Mayo 01 del 2007

 

 

* Corania…….

DE BALAC DE SEFENSAFI…

He de oír lo que habláis en secreto, pequeños hermanitos de hermanos a hermanos del lenguaje que vosotros habláis…

Corania…….

Un espíritu de ayuda a un hermano ha de forjar el camino de dudas, desconciertos muchos. Una mano prendada de alegrías hereda en sí, del secreto de las vidas vuestras, muchos de los pasos pequeños.

¡Mirad!, ¡Observaos dentro de vosotros a la realidad pequeños hermanitos!

Sea que en vosotros además cumplís con vosotros. Sois hacedores de vuestro caminar. Mirad que de cierto en cierto sois creación, sois pensamientos reales de una irrealidad, de un simple sueño sois provenientes.

He de hablaros entre hermanos, he de entre muchos de vosotros compartir la verdad.

Corania…….

Pequeño habláis de la voluntad del creador, así las palabras del Padre. Recordad en vuestra creación  vuestro nacimiento. Podréis asimilar la verdad, podréis encontrar la verdad pequeños de vuestra existencia, de principios de aquella se os ha hablado. Conserváis vuestra existencia en el aun, mas se os ha permanecido en realidad.

¿Quienes sois vosotros por el hablar del cielo entre vosotros?

Observáis de la estrella el fulgor y admiráis de bellezas muchas su presencia. Observáis de vosotros el real sentimiento en fulgor y sois provenientes de vuestro amor.

Vosotros sois el fulgor de la existencia en la vida, sois observados desde muchos entre los tiempos que vosotros aun recordar no debéis, mas os digo que asimilareis la verdad en vuestro retorno pequeños.

 

- Gracias a nuestro Padre.

* Agradecéis al Padre, mas vuestro corazón en él permanecer debe.

Haréis de palabras vuestra función, pues así por vuestra boca os prestáis en compromiso.

De ciencias y aprendizajes veis la verdad divulgada, jamás ocultada hermosos hermanitos.

Se os dice, del noveno en décimo, en la séptima hora, veréis nuevamente vuestra ciencia desfallecer, no así el hombre a de comprender la verdad, necesario ha de ser. Del ciento mas su propia mitad han de ser las victimas mencionadas en vuestro mundo, mas no preocupación prestaréis en aquello de vuestro vocablo.

La verdad de un comportamiento a la esencia que hacéis del Reino ha de ser fielmente verdadera.

Pequeños hermanitos, que así por oír hacéis testimonio entre vosotros del cielo, que vosotros mencionáis entre caricias y presencias, ciertamente hemos de nuestras miradas enfrentar cierta ves del tiempo.

En orgullo de presencia y la protección a nuestros pequeños hemos de entregar a nuestro Señor.

Veréis del ojo rasgado nuevamente sucumbir su propia rodilla. Iniquidades consumadas por el tiempo que vosotros vivís. Veréis de la gran Pagoda no consumir la verdad. Débiles cimientos a la verdad habrán de encontrar su propio principio.

Pequeños, se os dice de palabras de nuestro Señor, conformad vuestro caminar, asimilad vuestro vivir. No por muchos seréis comprendidos, no por muchos veréis la verdad.

Ha de observar mas el ave en vuelo que el pez. Veréis como así el pequeño insecto insiste en devorar un gran pez.

Hermosos hermanitos, de vuestros sentires en armonías que vosotros llamáis, contáis en bendición de la palabra recibida. Cierta vez se os dijo, vigilados no sois, mas si observados permanecéis.

 

- Hermano, quisiera saber ¿Qué significa la alineación con nuestro nacimiento?, ¿Podrías hablar de eso por favor?

* Pequeño, como vos mencionáis del tiempo en treintena pasada, xxxxx os mencionáis…

 

- ¡Me mencionan!

* Os digo, quisierais saber decís.

 

- ¡Quiero!

* Mas no os responderé, mas al tiempo que habéis mencionado debidamente obtendréis vuestra conformidad en palabra.

 

- Gracias al Padre.

* Así os digo entre vosotros, conformaos en la hermandad que sois.

Veréis del ciento en uno conformar nuevamente, veréis así la ciencia desfallecer. Hombre de ciencia aumentado en conocimiento, que perdida del ser si no ha de haber sentimiento. Esperanza al vuelo promulga así la fe. Realmente vosotros veis atrapar muchos en la red.

Hermosos y pequeños pensares hacéis de la vida, hermosas existencias.

Hermosos hermanitos, la bendición permanece en vosotros, que la brisa os acompañe en el oír.

YANEA GIZÁH