Mayo 07 del 2007

19.08.2013 19:39

NP 60

 

Mayo 07 del 2007

 

 

Os purificáis del dolor al placer, os indicáis quien ha así entonces de vivificar la verdad en si de no conocer el error.

¿Quien ha de entre muchos asimilar el camino sin tropiezo alguno iniciar su senda?, ¿Mmm? Asimiláis la verdad, asimiláis el error.

Os diré, no sois capaces de convivir entre hermanos, no hacéis de la presencia entre hermanos el placer de un vivir. No así entre muchos se os ha mencionado, así el Reino entonces consta de miles de millones. Si no os iniciáis entre hermanos, entre la minoridad que ha de existir entre vosotros, ¿Que hacéis con las ansias de pertenecer a millares?

Se os ha de invitaciones muchas informado, mas os digo, si no entre vosotros como hermanos vivís, no viviréis en el Reino

¿Por qué entráis en casa si entre afuerinos enlodáis la presencia?

Se os dice, no os asimilais entre minoridades, jamás le haréis entre millares.

Mencionáis de vosotros viajes, mencionáis así visitas a las estrellas de vuestra preparación que no en demasía se ha observado el interés.

De entre muchos de los vuestros se os ha informado, se os ha mencionado, hacéis del promulgar en él vuestra hermandad, en él vuestra herencia, en él vuestro progreso, en él hacéis todo por cuanto sois libres en presencia. ¡Mirad el qué pensáis en el hoy! Y de vuestras preguntas permanecéis en existencia.

Os he de percibir pequeños, pequeños hermanitos…   (Imita el viento)

Contáis con vuestra vida, vuestro sentido en elección os hablo.

Corania…….

Si el dolor no ha de ser entre vosotros, ha de ser entonces el amor.

Pequeños, de lo que sois en vida en vuestro vivir se os ha entregado en permanencia de la creación vuestra. Se os dijo, la presencia de nuestro Señor ha de ser en vosotros por la eternidad.

Si hacéis en bendición vuestro comer, le haréis en el beber. Si hacéis en bendición en ambos sabréis vivir entre hermanos.

Muchos tumultos han de amenazar la plantación, mas vosotros sois de la tierra en la cual se os ha dejado.

Han de observarse los ojos que han de ser parte del vivir. No todo oído ha de oír las palabras, no todo ojo ha de observar la verdad, no toda obra de vuestra mano ha de ser consumada en divinidad.

Pequeños, frágiles sois, ¡Miraos!, mas grandes obras hacéis.

Asentad vuestra fe, purificad la esperanza que sois.

Se os mantendrá en comunicación, vosotros mencionáis en el aun del tiempo que no conocéis.

YANEA GIZÁH