Mayo 24 del 2007

19.08.2013 19:51

NP 61

 

 

Mayo 24 del 2007

 

 

* Corania…….

A la mirada del omnipotente sois resguardados por miles.

Pequeños de manos en obras, de entre familias vosotros hacéis el camino, en vuestro corazón la mirada.

Mirad y observaos, en comunión con el cielo hacéis de la verdad vuestra la esencia en corrección. ¿Os percatáis? Entre vosotros hemos de morar. Sois vosotros el hogar de nuestra atención por palabra de nuestro Señor.

Mirad que os hacéis parte de la gran familia, de heredades entre vosotros mencionadas por muchos.

Hermosos hermanitos, la gran esfera circundada por base de un cono ha de esperar por la verdad. Veréis el sol al poniente, veréis el amanecer en oriente. La esperanza al corazón emerge, la verdad de la luz reaparece.

Pequeños, de la esperanza que sois mirad que vuestro hogar de bienvenida compone su esencia. En bendición recibir mi nombre hacéis, entre hermanos la familia.

¿Porque así entonces no he de entregar de mi palabra la bendición de un hermano entre vosotros.

Mi gran Señor ha de heredar en vosotros la verdad, mas en vuestro hogar hemos de entregarle entre vosotros.

Vosotros habéis mencionado al Padre en el hoy y el Padre os responde en el ahora.

Hacéis del tiempo vivido entre vosotros irrealidades incomprensibles. ¿Podréis hilar así entre ramas un hermoso telar?, ¿Podréis saber entre vosotros de las hojas caídas entre diferencias de las asidas?, ¿Mmm?

Mirad en vuestro interior pequeños, que vuestro otoño no haya de secar la raíz a un nuevo brote. Vuestra primavera se acerca. Sois del huerto de nuestro Señor y haréis de vuestro fruto parte del alimento de muchos.

Pensad entre vosotros hermanitos…

Corania…….

Pequeños hermosos, he de conocer vuestro corazón y vuestra intención. Moráis por el sentimiento que vosotros emanáis y haréis la paz entre vosotros por aquel sentir.

Pequeños, lográis en vuestro rededor oír el mal que os acecha. Os diré, este ha de esperar la hora de vuestro festejo y así entre distracciones en bondad a de acercar sus pasos en mal.

Alertaos en vuestra contentación, pequeños, no he de estar presente cada vez para vuestro trabajo por vosotros, mas os digo, mis hermanitos sois.

El ave reconoce la esencia en bien. Conocéis del silencio el respeto a la palabra que sois vosotros. Si la pequeña ave reconoce la verdad y reafirma, vosotros en conciencia  debéis reconocer entre vosotros a los hermanos.

Pequeñitos, hermosos hermanitos, sabréis que en el hoy en vuestro alimento habéis servido un asiento que no ha sido consumido, que hermoso compartir entre vosotros. Ya os serviré cuando estéis a mi lado. Honores han de ser para vosotros sirvientes permanecer.

La bendición de un Señor que vosotros llamáis el Padre, si de corazón sentís vuestro placer, aquel entre vosotros hereda la verdad.

Pequeños hermanitos, se os ha obsequiado la verdad, haced de vuestra verdad la paz. Seréis en bendición entregados.

Recordad, muchos han de acechar la verdad. Se os protegerá, mas las palabras han de cumplirse.

Festejad el espíritu.

YANEA GIZÁH