MENSAJEROS Y SEMBRADORES - “Hay mucho campo para el arado…”

19.11.2013 22:18

 

MENSAJEROS Y SEMBRADORES

         

               Hemos estado en presencia de entidades celestiales de elevada vibración y pureza, gran sabiduría y que por sobre todo han mostrado la humildad y amor pocas veces hallado en este mundo. Manifiestan además, profundo amor y más que respeto, reverencia a Cristo, llamándose Ángeles Servidores de Aquel, a quien reconocen como “Rey de reyes y Señor de señores”; seres que por el gran amor que han de sentir a sus hermanos en este y otros mundos y cumpliendo por sobre todo obedientemente la gran misión encomendada por nuestro Padre y el Cristo, es que están transmitiendo directamente la doctrina de los cielos.

               Esencias de pureza en palabras del “Dios Vivo” que están hoy grabadas en nuestros corazones y de las cuales no se hará lengua muerta. Hermanos de las estrellas, hermosos seres… Sohonia… (corazón puro) Infinito amor del más sublime en esencias entregadas en sacrificio… Tarsis… Saria… Se oyen voces de ángeles y arcángeles, entonan cantos en alabanza a nuestro Padre Celestial y al Gran Cristo:

 

“Si… Reeeeee… Ya… Aaaae… I… Siiiii… Isicotnae… Sificotnae… Sificotnae… Hi… Si… Hotni… Hisi… Corinaasa…”

 

               Conmueven el alma, se estremece tu espíritu, nuestros labios enmudecen, una lagrima recorre alguna mejilla…

               Cómo poderlo compartir contigo hermano, solo tu corazón percibirá lo que trato de expresar.  

                                               

 

LA  ENSEÑANZA  SEGUIRÁ, 

HASTA  QUE  EL  SEÑOR  DETENGA  LA  OBRA…

 

 

               Los contactos han continuado en muchos lugares, los cuales  nuestro amigo y hermano Claudio a visitado,  nuestros hermanos los ángeles, aún no se han retirado, pues una vez nos dijeron:

 

“Hay mucho campo para el arado…”

 

                Son muchos los que esperan por la semilla, pero es también importante saber que cuando nuestro Padre detenga la obra, sus ángeles ya nada podrán hacer por nosotros.

               Todo lo expresado en estas páginas es real, es el fruto de nuestra experiencia, y la propia voluntad de querer encontrar una verdad, las luces de los cielos de las cuales hablo en el principio de este escrito, todas aquellas respuestas de luz recibidas desde las alturas, aclaro, que solo fueron un puente, un paso, pero esto que encontramos al cruzar ese puente no tiene nada que ver con abducciones, enanitos verdes u ovnis, es algo muy distinto. Los ángeles nos hablaron de que ellos para comunicarse con nosotros debían bajar hasta acá, desde una novena dimensión o relación; en una oportunidad en que nuestro amigo nos relatara como fuera “ invitado” a visitar “La Nueva Jerusalén,” la que está en los cielos, nos explicó que aquellas luces que se le acercaron, entraron a la laguna y que luego salieron transformadas en una energía increíble, es decir, estos seres poseen un manejo de la energía increíble, bueno son “Ángeles y Arcángeles” y muy poderosos por cierto. Y prueba de todo esto que digo se encuentra en la Biblia, solo hay que escudriñar las escrituras. Es más, este texto nos habla de cientos  de visitas de estos ángeles, de carros de fuego, de experiencias fuera del cuerpo, de personas arrebatadas a los cielos, como dice en 2 Corintios 12:2-5:

 

“Conozco a un hombre en unión con Cristo que, hace catorce años –si en el cuerpo no lo sé, o fuera del cuerpo no lo sé; solo Dios lo sabe- fue arrebatado como tal hasta el tercer cielo. Sí, conozco a tal hombre – si en el cuerpo o aparte del cuerpo, no lo sé, Dios lo sabe- que fue arrebatado al paraíso y oyó palabras inexpresables que no le es lícito al hombre hablar. De tal hombre me jactaré, más no me jactaré de mí mismo, salvo en cuanto a mis debilidades”

 

 

O,  como este capítulo del Eclesiastés 12:6-7:

 

 “ Antes que se quite la cuerda de plata, y se quebrante el tazón de oro y se quiebre el jarro junto al manantial, y haya sido quebrantada la rueda para la cisterna. Entonces el polvo vuelve a la tierra justamente como sucedía que era y el espíritu mismo vuelve al Dios verdadero que lo dio…”,

 

               Aquí claramente se nos habla del llamado “cordón de plata” por creencias orientales y nos explica de una manera muy sutil el proceso por el cual  pasa un el cuerpo carnal, alma y el espíritu durante la muerte. Solo se necesita tener el ánimo de querer saber lo que necesitamos saber, lo que nuestro instinto espiritual nos indique, pues esta búsqueda es personal. La Biblia es una Pauta de Vida, de cómo Dios quiere que nos comportemos, sacando  la buena enseñanza y esencia de las experiencias de vida de sus protagonistas. Como sugerencia nada más, mencionaré algunos de los textos con los cuales, para comenzar los ángeles nos alumbraron el Camino:

Eclesiastés; Proverbios; Hebreos; Lamentaciones; Efesios especialmente el capítulo 5; Marcos 13:21- 32; Mateo 28; Apocalipsis 21:9 – 17 – 22; los Evangelios completos, las cartas de Pablo; los profetas como Ezequiel y sus carros de fuego y que es uno de los profetas que destaca dos tipos de seres, los ángeles y los seres con apariencias de hombre; en el antiguo y nuevo testamento hallaremos sucesos que son también para nuestros tiempos, y es algo de lo que habla Jesús a sus apóstoles en Mateo 24:29-39:

 

“Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días  el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos. Y entonces aparecerá la señal del Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y juntarán a sus escogidos desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta el otro extremo.”

       “Ahora bien, aprendan de la higuera como ilustración este punto: Luego que su rama nueva  se pone tierna y brota hojas,  conocen que está cerca el verano. Así mismo también ustedes, cuando vean todas estas cosas, conozcan que él está cerca, a las puertas. En verdad les digo que de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras de ningún modo pasarán.”

 

       “Respecto a aquel día y la hora nadie sabe, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino solo el Padre. Porque así como eran los días de Noé, así será la presencia del Hijo del hombre. Porque así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, los hombres casándose y las mujeres dándose en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no hicieron caso hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así será la presencia del Hijo del hombre”                        

 

               También, está escrito algo que se relaciona directamente con nuestra tierra la que hoy pisamos, sí, Chile y que se encuentra en Deuteronomio 8:7:

 

 “Porque Jehová tu Dios está introduciéndote en una buena tierra, tierra de valles de torrentes de agua, manantiales y profundidades acuosas que brotan en la llanura de valle y en la región montañosa, tierra de trigo y cebada y vides e higos y granadas, tierra de olivas de aceite y miel, tierra en la cual no comerás pan con escasez, en la cual no te faltará nada, tierra cuyas piedras son hierro y de cuyas montañas extraerás el cobre”

 

                ¿Cuál es el lugar que posee todas estas cosas juntas y una diversidad de climas y que además está dividido en doce franjas de tierra mas una que suman las trece? Sutiles señales no?

               O, por ejemplo, este versículo en que nuestro Jesucristo sutilmente nos habla de encarnación???? O, como dicen los ángeles “proyección en la carne” Marcos 9:1:

 

“En verdad les digo: Hay algunos de los que están de pie aquí que de ningún modo gustarán la muerte hasta que primero vean el reino de Dios ya venido en poder”          

 

               Y en este otro versículo también Jesús les dice a los apóstoles algo que es para estos días y que tiene que ver con lo anterior, en Mateo       10:22-23:

 

 “Ustedes serán objeto de odio de parte de toda la gente por motivo de mi nombre; más el que haya perseverado hasta el fin es el que será salvo. Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra; porque en verdad les digo: De ninguna manera completarán el circuito de las ciudades de Israel hasta que llegue el Hijo del hombre

 

 

               O, lo que le habla el ángel al profeta Daniel en el capítulo 12:13

 

“En cuanto a ti mismo, ve hacia el fin; y descansarás, pero te pondrás de pie para tu porción al fin de los días”

 

               Aquí claramente se menciona que este profeta estará hoy presente nuevamente. 

               Esto es solo por mencionar algunos versículos referentes al tema de la encarnación pues, hay mucho más oculto en este humilde librito el cual, muchos hoy rechazan con el solo hecho de mencionar la palabra “Biblia” Lo toman como algo santurrón y no se dan cuenta, que grandes verdades guarda, y además, posee el famoso Código ya descubierto, verdades las cuales nos han sido ocultas por los que han querido mantenerse en el poder, textos mutilados y ocultados, a conveniencia de la época, muchos han muerto por querer hablar la verdad y esto es algo a lo que este librito también  hace alusión en muchos versículos como en este en que Jesús mismo lo menciona a sus apóstoles para ese tiempo y para hoy, en Marcos: 12:38-40

 

 “Cuídense de los escribas que quieren andar por todos lados en ropas largas y quieren saludos en las plazas de mercado y asientos delanteros en las sinagogas y lugares prominentes en las cenas. Ellos son los que devoran las casa de las viudas y por pretexto hacen largas oraciones; estos recibirán juicio mas grave”               

 

               O, este otro versículo en el mismo libro de Mateo 23:13

 

 “¡Ay de ustedes, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cierran el reino de los cielos delante de los hombres; pues ustedes mismos no entran, ni permiten entrar a los que están entrando”

 

               Y seguido en el mismo capitulo 23:25 dice:

 

 “¡Ay de ustedes, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpian el exterior de la copa y del plato, pero por dentro están llenos de saqueo e inmoderación. Fariseo ciego, limpia primero el interior de la copa y del plato, para que su exterior también quede limpio”        

 

               Solo por citar algunos pues este libro casi completo posee grandes verdades universales para descubrir, a pesar de todas las miles de traducciones hechas de éste y su manipulación, pero quiero advertir lo que a nosotros también lo que a nosotros también se nos advirtió:

 

“Recordad que la mucha letra entorpece el entendimiento…”

 

“No hagáis misterios de las simplezas del cielo…”

 

               Dijo el ángel, sí, el cielo es sencillo, mas bien es el hombre el que lo complica con diversos nombres para  un mismo Ser Creador, y establece miles de leyes y reglas inútiles en el sistema que solo dividen al ser humano en una maraña de caminos, creando nuevas sectas y religiones oscuras que solo lo confunden mas, descalificándose unas con otras en un enfrentamiento de nunca acabar.                                      

               Para concluir este relato quiero aclarar que, no pretendemos imponer nuestras creencias a nadie, solo compartir del fruto recibido en el camino recorrido, nuestro corazón nos indicará siempre donde está la verdad, pues dentro de nosotros mismos se encuentra, es nuestra herencia divina, y la esencia que nuestro Señor derramó, en todos nosotros. El Camino no concluye aquí en esta tierra, sino en los cielos junto a nuestro Padre y el Señor.

                           

 Solo me queda decir:

                             

Bendiciones para vosotros en nombre de Nuestro Señor Jesucristo…

                                        

                             Amén…

 

 

 

 

Paola Yánez Zepeda

11.612.506-4