NOSOTROS VIMOS UNAS LUCES…

19.11.2013 22:05

 

NOSOTROS  VIMOS  UNAS  LUCES…

Nuevo contacto

Fecha: Noviembre del 2000

 

               En esta oportunidad, nos encontrábamos los mismos de siempre, disfrutando de una amena charla cuando, inesperadamente nuestro amigo Claudio estando cómodamente sentado se “durmió” en su trance y entraron los ángeles.  Así comienza este nuevo contacto:

 

Víctor: ¿Dónde está Claudio? – pregunta pues, notamos de inmediato que ya no estamos en presencia de Claudio solamente. 

 

Ángel: Está en su casa… con los ángeles... – habla con tono muy paternal.

 

Víctor: ¿Lo llevan lejos?, ¿Dónde viaja? – algo confundido.

 

Ángel: No viaja... lejos va...

 

Claudio: Veo luces... – se oye describiendo el lugar donde está.

 

Víctor: ¿Dónde te llevan?, ¿Al Imperio? – pregunta a Claudio, en tono algo irónico.

 

Ángel: ¡No habléis así! - interviene llamando con autoridad, su atención.

 

Claudio: ¡Es grande... - describe emocionado -  gigante... de luces blancas!

 

Víctor: ¿Por qué tiritas Claudio? – algo preocupado.

 

Claudio: ¡No estoy tiritando! - continúa muy emocionado –  la Biblia... es grande...   -  mueve los ojos pero cerrados observando.

 

Ángel: “Enoc... Elías... Moisés... Jesús... uno solo son”... – interviene nuevamente y explica algo pero no se alcanza a oír todo -  hijos... (?)

 

 

 

Claudio: Son ángeles... -  interviene y continúa describiendo a los seres que está  observando en aquel trance - son bonitos... son altos... y de cristal... brillan como nunca... – se expresa con mucha admiración.

 

Eduardo: ¿Quién es tu ángel Claudio?

 

Claudio: “xxxxxx es mi guardián y me cuida...” – asegura.

 

Valeska: ¿Estás con xxxxxx? - pregunta algo sorprendida, pues ha oído aquel nombre antes de conocer estas cosas.

 

Ángel: “¿Cómo sabes de xxxxxx?”

 

               Valeska no responde, pues solo sabe que ha oído de aquel nombre y nada más.

 

Claudio: ¡Es mi guardián!

 

Ángel: “Tú también tienes un al lado tuyo...” – asegura, dirigiéndose a Valeska.

 

Valeska: ¿Cómo se llama? 

 

Ángel: “ Se llama xxxxx...”

 

Gonzalo: ¿Todos tenemos un ángel?

 

Ángel: No todos... algunos no quieren a su ángel... ya habéis visto que vuestra mente saca su velo y su esencia…

 

Valeska: ¿Podremos ver a nuestro ángel?

 

Ángel: Hijita... ¡Tú eres un ángel, no queréis darte cuenta! - ahora dirigiéndose a todos – Vosotros luz de vida... encarnad a la perfección... pensáis y recibís por vuestra comprensión... debéis tener paciencia... soportad pruebas... ¡Podéis!,  estamos con vosotros daos cuenta...”

 

Alex: (¿?) - consulta algo personal.

 

Ángel: ¿Queréis aclarar las dudas de tu corazón?

 

Alex: ¡No!

 

Ángel: Entonces no preguntéis, estamos con vosotros daos cuenta... muchas razones para vivir... muchos motivos... vivir muchas acciones... ¿Quieres que aclare tu vida? ¿Es acaso un albedrío para tu vida un consejo de mi pensamiento?, regocijad tu corazón por tu pensamiento... habéis logrado lo que muchos ansían... ella dio razón a lo que habéis contado... - refiriéndose a la esposa - no habríais podido hacer nada de esto si no estuvierais entre nosotros... recordad que nosotros y vosotros uno somos...

 

PP: ¿Los grises son malos? – refiriéndose a los pequeños seres extraterrestres que más comúnmente se han descrito en TV  en casos de abducción.

 

Ángel: Hija... no dejéis que tu corazón se desvíe de nuestro Señor Jesús... no habléis de las ‘malas puertas.’  Vuestro pensamiento debe estar con EL MÁS GRANDE... si vos estáis con ÉL nada pasará... (?)… yo sé lo que hablo, gracias por entender nuestra genética...

 

Gonzalo: ¿Qué debemos hacer para seguir el Camino?

 

Ángel:  Hijo... ¿Dejaríais todo por seguir este Camino?

 

Gonzalo: ¡Sí! – responde convencido. 

 

Ángel: Hijo... que tu respuesta no sea más breve que mi pregunta... – se dirige a él con ternura - pensad hijo... tenéis vuestro albedrío... al final de todo tú eres su dueño... ¿Podré yo interferir en vuestro albedrío?, ¿Sería correcto?, no dudéis vuestro corazón hermoso es... pero aún, no sabéis de qué se trata...

 

Paola:  Nosotros… los que estamos aquí ahora reunidos... ¿En otras vidas hemos estado juntos también?

 

Ángel: “Esenios... Molobnes... Quesunitas”... pueblos de gran conocimiento que desperdician a nuestro Señor... – responde con pena.

 

Rodrigo: Nosotros vimos unas luces en el cielo… - refiriéndose a los objetos luminosos que se observaron en Pampa Perdiz en el año 1997, a lo cual interviene el ángel antes que termine de hablar.   

 

Ángel: “Osiris... Set... Sirio”... ¡Maestros grandes habéis visto!, ¿Por qué no los habéis seguido llamando?

 

Rodrigo:  Es que... me alejé un tiempo de hacer estas cosas... – reconoce.

 

Ángel: Hijo... os conozco... es bueno pensarlo de tu boca... - luego dice - Doce y veinte, más doce... mostradme vuestra mano... debéis saber que es porque está abierta y no es así si la empuñáis... doce y veinte y veréis grandes cosas... no os asustéis...

 

Rodrigo: ¿Diciembre es doce? – consulta, intuyendo el significado.

 

Ángel: Ves que entendéis... ¿Os guiáis por mes?,  hijo… no hay tiempo... vos manejáis el tiempo...

 

PP: ¿Cuál es su nombre? 

 

Ángel: Hija... Ivio es mi nombre... – responde  -  hija, tu visión no debe ser terrestre... borrad vuestra vista y mirad con vuestro corazón, “Ellos” están contigo... – se refiere a los ángeles.

 

Gonzalo: ¿Por qué nosotros tenemos el privilegio de escuchar estas cosas?

- pregunta con humildad.

 

Ángel: Hijo... nosotros tenemos el privilegio... no hay privilegio más grande...   - responde tiernamente.

 

Gonzalo: ¡Gracias! – dice conmovido.

 

Ángel: Jamás... ni por ningún siglo agradezcáis... – advierte con mucha humildad - solo a nuestro Dios... un solo mediador entre nuestro Dios y el hombre... JESÚS CRISTO... ÉL sabrá lo que haces...   Algún día de los tuyos no verás muchas novedades de nosotros... estamos con ustedes... no desviéis vuestro camino... vos decís lo que pensáis… el camino que vuestro corazón indique...

 

Álvaro: (¿?)... - no se oye la pregunta, al parecer es sobre su esposa.

 

Ángel: Ella podrá ver... como ya lo ve... mirad... podréis mirar y ver al mismo tiempo del tuyo... podréis hacerlo siempre hijitos... – luego se dirige a todos -  que vuestro sí, sea sí y vuestro no, sea no...

Gonzalo: (vuelve a preguntar si hemos estado juntos en otro tiempo)

 

Ángel: Culturas esenias...  podréis tener todo el conocimiento en vuestras manos...

 

Álvaro: ¿Podemos grabar estas conversaciones en casset? 

 

Ángel: Hijo... ¿No está en tu mente nuestro corazón?,  jamás estaremos en contra de vosotros...

 

Gonzalo: ¿Podrá Claudio recordar lo que aquí sucede?

 

Ángel: Él sabrá a su debido tiempo... vos habéis comprobado el poder de nosotros... debéis ser como un niño para entrar en la Gloria de Dios...

 

Álvaro: ¿Cuál es nuestra descendencia?

 

Ángel: Hijo... no alcanzáis a imaginaros vuestra descendencia... vos decís nuestra descendencia... no hagáis como aquellos que hablan... ensalzaos y regocijaos en el Camino de nuestro Señor... buscad la verdad siempre en ÉL... porque aunque su boca lo diga por todos los cielos... para entender sabiduría... el consejo llegará... Proverbios de nuestro señor Salomón, hijo de David Rey de Israel...” – animándonos a escudriñar en las escrituras.

 

Paola: ¿Qué es un Asram? – queriendo entender con más claridad el significado de esta palabra, de la cual ya antes alguien le hablara pero no comprendiera.

 

Ángel: Hija...  ¿No habéis entendido?, ¿Qué es para vos en vuestro corazón?   Caminos...   puertas... salidas... todas estas son tu respuesta... en un solo punto energético... ÉL os cuidará.

 

Álvaro: Nosotros pensamos en reunirnos, juntarnos... – trata de explicar lo que en general hemos decidido con respecto a estos acontecimientos, pero interviene el ángel.

 

Ángel: Reunid... juntad... – analiza – ¿Creéis vosotros? Vuestros corazones se han reunido... esa parte de esa carne es la Esencia... si siquiera pensarais la energía, ya no estaríais en esta vida...

 

 

PP: ¿Podremos hablar en lenguas?

 

Ángel: “Lit… Ivi… Nivi”…  - habla en corania por unos minutos y entre esta lengua se oyen estos nombres  –  Cada espíritu tiene su propia lengua... soñad y veréis lo que os digo... abrid vuestras palmas al cielo y dejad que entre en tu corazón... ¡Hablaréis!

 

Gonzalo: ¿Puedo hacer una última pregunta?

 

Ángel: Hijos... nunca tendréis una última pregunta... después de una pregunta y respuesta, hay siete preguntas más...

 

Gonzalo: (¿…?, no se oye)

 

Ángel: Frecuencias de sonido son llaves... – refiriéndose a cada palabra o nombres. Todo tiene una vibración especial.

 

Paola: -no se oye-, al parecer es,  saber dónde se encuentran ellos.

 

Ángel: “13.101.478 millones de años luz de nuestro centro de la galaxia...     Hijitos… recordad que no hay relación más grande que el AMOR...”

 

         Se consulta a los ángeles sobre el tema del Jubileo del año 2000, a lo cual, nos responden;

 

Ángel: - Habla en corania, se oye claramente la palabra “Jublio” y luego  en español antiguo anuncia - “El gran imperio... sus pilares caerán... pena y llanto en aquellos corazones...”

 

Rodrigo: ¿Y el Papa? 

 

Ángel: Lamentable muerte de aquel buen corazón... sucederá no os asustéis... estamos con vosotros...

 

Gonzalo: ¿Cuándo sucederá?

 

Ángel: ¿Podréis vivir tranquilos cuando se anunciare?

 

Gonzalo: ¿Qué papel importante tiene nuestro país con respecto a lo acontecido en el Jubileo? – refiriéndose a lo que ocurrió con una joven que en el jubileo le llevó la bandera de este país al Papa.  

Ángel: Hijo... no diferenciéis con fronteras vuestra Tierra... para el Señor una sola es... acordaos vosotros estáis con ÉL... nada es contra vosotros...

 

Paola: (¿…?,  al parecer pregunta sobre el viaje astral o en esencia)

 

Ángel: Viajes... conocerás xxxxxxx ocultas... podrás ver y meditar... no os afanéis en hacer proezas... si pensáis que algo es imposible lo hacéis imposible... si pensáis pues que es posible vuestro propósito, ya lo es porque lo habéis pensado...

 

Paola: ¿xxxxxxxx es energético…? – consulta sobre un pueblito del interior de la ciudad.

 

Ángel: Grandes ciudades bajo vosotros, que en el final de los tiempos volarán... grandes tierras se quebrarán…  pena, dolor y llanto... que pena la mujer encinta el dolor de su hijo...

 

Valeska: (Pregunta al ángel sobre algo relacionado con la edad, los años)

 

Ángel: ¿Qué edad creéis que tenéis?

 

Valeska: ¡Tengo 23 años! - responde con seguridad.

 

Ángel: ¿Creéis que tenéis 23 años?  Vuestras edades sumadas... tenéis xxxxx  muchos para vuestro rostro... bastantes para vosotros...

 

Rodrigo:  ¿Y yo?

 

Ángel: xxxxxxx ¿Os parece bastante?

 

Gonzalo: ¿Y yo?

 

Ángel:  xxxxxxx

 

PP: ¿Y yo?

 

Ángel: xxxxxxx cósmicos ... estáis en la xxxxxxx...

 

Paola: ¿Y yo?

 

Ángel: xxxxxxxxx... xxxxxxxx... uno por siete y cero... sean siete etapas para cada uno...

 

Álvaro: ¿Qué pasa con Víctor?

 

Ángel: 51 horas y para siempre... ¿Sabéis cuánto habéis hablado?

 

Víctor:   Como una hora o una hora y media... 

 

Ángel: Habéis hecho 43 preguntas... 87 minutos habéis hablado... y nosotros recién hemos comenzado... 4000 dialectos... 2000 lenguas podréis aprender...

 

 

Fin contacto 01:10 hrs.

 

 

                            

            

******************

ua�1ei(��X��black; 

 

Ángel: “Visitantes... forkan... urkan... - hablan en corania – Podréis comprender muchas cosas hija... come la miel de a poco... – recomienda - Si tus ojos ven tu corazón no verá... no pertenecéis, sois luces... pertenecéis a nosotros...”

 

PP: ¿Es fácil viajar en el astral? –  con curiosidad.

 

Ángel: “Podréis viajar más allá de las estrellas que, para eso estáis hechos... por el tiempo... por el final y el principio de todo... - a continuación nos habla de Cristo – Más que en espíritu nuestro Señor vino en carne a morir por vuestros pecados... Hijos… no le deis límites al Padre porque no los hay... vuestra genética es prestada...”

 

 

Paola: ¿Quiénes son los Friendship? – se refiere a estos personajes pues, también en aquel programa de TV sobre el tema ovni se trató de averiguar sobre esto sin mayor resultado.   

 

Ángel: “Grandes ciudades en vuestro mundo... siete puertas dimensiónales... vosotros xxxxxxx xxxxx (reserva) setecientos kms. en redonda... cuatrocientos codos xxxxxxxxxxxxx   Hijitos... habéis oído en vuestro hogar... las distancias no interesan porque no existen...”

 

Fin contacto.