NUEVO CONTACTO, MÁS ENSEÑANZA

19.11.2013 22:11

NUEVO  CONTACTO,  MÁS  ENSEÑANZA

               El  contacto que transcribiré a continuación, se produjo de una forma muy diferente a los anteriores pues, comenzó a modo de juego de niños, ya que, luego de que la pequeña Fernanda (11 años)  o “Pequeños pensamientos” como los ángeles la llamaban, le solicitara a Claudio, con entusiasmo y mucha insistencia el hacer el papel de  “himno terapeuta”  tal como lo había visto en TV; notando nuestro amigo el entusiasmo de la niña accede muy animosamente.  Comienza la niña hablándole casi al oído a nuestro amigo, trasladándolo con palabras  de niño a bellos lugares en la imaginación logrando para su sorpresa y la nuestra la comunicación con los angelitos la cual comienza así:            

 

Contacto: En nuestro hogar

Fecha: 12 – 12 – 2000 

 

 

Ángel: Hablan en corania por un rato

 

PP:  ¿Claudio nos puedes traducir? – cree que aún está Claudio.

 

Ángel: Pequeña… vos asistís al Camino… - con ternura - vuestra esencia quiere aprender… os responderé primero vuestra primera pregunta… - se oyen preguntas de varios de los presentes, pero el ángel habla con autoridad – …¡LA NIÑA ME LLAMÓ!

 

Andrea:  ¿La segunda pregunta? – insiste con impaciencia.

 

Ángel:  No la hicisteis vos… – responde con determinación.

 

Andrea:  ¿Quién la hizo? – vuelve a preguntar impaciente.

 

Ángel: Hija… podéis tener el control si lo queréis… - se dirige en tono paternal, refiriéndose a que puede controlar su impaciencia, luego le sede la palabra a la pequeña.

 

PP:   Mi prima quiere saber cuántos años lleva aquí en la Tierra…

 

Ángel: (Habla corania) – luego pregunta – ¿Eso deseáis?

 

PP:  ¡Sí! – responde tímidamente.

 

Ángel: Debéis aumentar vuestro conocimiento…

 

Andrea:  ¡Enséñanos cómo!

 

Ángel: Murmuráis hijos… vosotros ya nos conocéis – se queja, pues de pronto estábamos todos comentando al oído sobre nuevas preguntas – ¿Por qué murmuráis de oído?

 

Álvaro:  Nos puedes explicar… ¿Qué significado tiene el hecho que sale en la Biblia de Adán y Eva y de Caín… el que haya matado a su hermano y fuera desterrado y…

 

Ángel: La nueva tierra… su marca en la frente… aún así, Dios no lo mató… más cuidó su generación…

 

Álvaro:  Pero, según la Biblia él fue desterrado y…

 

Ángel:  Hijo… vos no creéis en un Dios de mal… vuestro Dios es de bondad…

 

Álvaro:  No, mi pregunta es… - es interrumpido suavemente por el ángel.

 

Ángel: Se cual es vuestra pregunta… más así Dios siempre está con vosotros… - luego a modo de amonestación nos dice  – …Vosotros redundáis vuestras preguntas… habéis pensado once para nosotros… más ahora no habláis… os dais cuenta que vosotros proponéis y no lográis vuestro cometido… dejad que el espíritu hable en el momento…

 

               Por unos momentos guardamos silencio, pues reconocemos que el ángel tiene razón en su queja porque muchas veces propusimos analizar estos mensajes pero solo quedábamos en las palabras

 

Álvaro: ¿Qué es lo que se siente, cuando uno tiene una fe plena? – pregunta tomando nuevamente la palabra.

 

Ángel: Eso debierais sentirlo vos… os dais cuenta que no habláis… – se refiere a que hay muchas inquietudes entre nosotros y no hablamos. 

Álvaro: ¡Sí!

 

Ángel: Hijo… vos teníais muchas preguntas para nosotros y hoy os conformáis con solo dos respuestas…

 

PP:  ¿Quién está hablando en este momento? – interviene con curiosidad.

 

Ángel:  Vos habláis en este momento… - risas de todos.

 

PP: ¿Y de ustedes? – precisa su pregunta.

 

Ángel: Hija… ¿Queréis saber mi nombre? 

 

PP: ¡Sí! 

 

Ángel: Vuestro nombre es Fernanda… Tarsis es el mío… también os habló  Ivio… Irenko… Dronka… Morcab… Dorcab… y he escuchado vuestra conversación… - refiriéndose a la conversación que tuvimos en el patio antes de este contacto –  Debéis ordenar la enseñanza como lo habéis propuesto… no dejéis que los cerdos devoren las perlas… se ha anunciado la caída de los reinos que por grandeza han surgido… veréis como se desploman…

 

José:  ¿Te refieres a la iglesia?

 

Ángel: ¿Iglesia? – repite con algo de sorpresa – Vosotros hacéis las iglesias…

 

Andrea:  Ayer, no respondiste una pregunta que hice, sobre… ¿Cuándo vamos a saber esa parte que la iglesia escondió de las Santas Escrituras?

 

Ángel: Hija… hija… - muy suave - no fui yo quien no os respondió…

 

Andrea: ¡Fue Irenko! – asegura.

 

Ángel: Bondad en tu corazón… - observa como estudiando el interior de aquella persona, luego habla por algunos minutos en corania y se oye entre aquello un nombre de la Biblia  -   “Habacuc” – entra el tono de voz de Irenko a continuación –…Hija vos me habéis preguntado… más siempre os respondí… debéis aprender a comer la miel de a poco, ¿Recordáis?

 

Andrea: ¡Sí! – reconoce con una leve sonrisa.

 

Ángel: Lo veis…(corania)…estáis en lo cierto hijo… - dirigiéndose a alguien de los presentes al cual, leen el pensamiento y luego nos llama suave y paternalmente la atención – …Seguís murmurando hijos…

 

Álvaro:  ¡Comentando!, ¡Están comentando! – aclara.

 

Ángel: ¡Explicaos!    

 

Álvaro:  Es cuando tan comentando tu respuesta… - explica utilizando mal un término.

 

Ángel: ¿TAN? – imita, y nos da risa.

 

Álvaro: ¡ESTÁN! – se corrige.

 

Víctor:  ¿Por qué Claudio iba caminando solo ayer?, ¿A dónde iba?

 

Ángel: Vosotros también debéis buscar el Camino… porque la puerta ha sido abierta para vosotros… debéis cerrarla a sus espaldas, no frente a vuestros ojos…

 

Álvaro: ¿Aún…

 

Ángel:  ¿Aún? – imitando nuevamente.

 

Álvaro: Lo que pasa es que, cuando tú nos hablaste de las fechas… nos dijeron que íbamos a ver siete en la fecha que anunciaron… no es necesario que nos movamos de la ciudad, eso se va a dar donde estemos…¿O no?

 

Ángel: Hijo… también se os avisó que no viviríais tranquilos de avisarles las calamidades…

 

Álvaro: No, me refiero a la fecha del 20… - es interrumpido pues, es claro que el ángel no desea tocar aquel tema.

 

Ángel: También se os dijo que nadie sabe la fecha, el día, la hora sino el Padre que está en los cielos… – desviando el tema.

 

Andrea:  Él pregunta… - interviene en apoyo pero nuevamente el ángel evita el tema.

 

Ángel: Siempre hija se os dirán cosas de no tan fácil resolución… vosotros vivís distinto a nosotros…

 

Andrea: ¿Cómo viven ustedes?

 

Ángel: ¡Por siempre! Vosotros, también debéis vivir por siempre…– logra desviar el tema.

 

Andrea:  Pero… ¿Hay gente que envejece ahí?

 

Ángel: Hija… la vida eterna es nuestra vida… no existe la vejez… ¡Jamás encorvaréis vuestras espaldas acá!

 

Andrea:  Y… ¿Cómo llegamos allá?

 

Ángel: Hija… os dais cuenta que empezáis siempre de nada… ¡Ya estáis acá!, ¡Estáis conversando conmigo!…

 

Álvaro:  ¿Podrías darnos… - no termina, pues interviene el ángel

 

Ángel: Podrías decir esa pregunta mil veces y la respuesta siempre será la misma…¿Lo crees hijo nuevo? – dirigiéndose a Rodrigo, quien participa por primera vez – Nadie sería privilegiado en estas cosas si no abriera sus puertas… – luego dice conmovido - ¡Hijitos… hijitos!… Nuestro Señor está con vosotros en cada momento… se os ha dicho en siete oportunidades ya, pero aún flaqueáis ante nuestra ausencia… El Hijo del hombre  siempre está con vosotros… debéis creerlo hijos… - a continuación cita la Biblia –  “¡Alégrate joven, en los días de tu juventud acuérdate de Tu Creador… no sea que vengan los días postreros… y digáis que no habéis tenido en ellos contentamiento!”  ¿Podréis entender estas cosas?- del Eclesiastés 11:9-10 y 12.

 

Álvaro: ¡Sí, podremos!

 

Ángel: ¡Habéis dicho! ¡Sí!,  Debéis decirme el significado…

 

Álvaro: “Sí”, es una afirmación… - cree que el ángel le pide una explicación sobre esta palabra.

Ángel: Hijo… vuestra juventud es la energía de vuestra vida… debéis siempre estar atentos a vuestro Creador… Los días postreros serán traicionados… entendéis que, flaquearéis la espalda porque ya no seréis jóvenes. Debéis alabar el nombre del Señor con todo lo que hacéis… recordad que lo que vosotros vivís y reflejáis, sois vosotros mismos… y es testimonio de quién lo vea… ¡Ay, de aquel que haga perder a uno de nuestros hijitos!

 

Álvaro: Esa gran rebelión que hubo… ¿Quién fue?, ¿Fue realmente un ángel que se rebeló contra Dios?

 

Ángel: Si os respondo esa pregunta… ¿Vos os responderéis la mía?

 

Álvaro: ¿Es muy larga la respuesta?

 

Paola:  No estamos preparados todavía…

 

Ángel: Según vuestra respuesta… aún no os responderé…

 

Álvaro: Mejor no… - aceptando.

 

Ángel: Grandes conciencias galácticas existen… las conciencias elementales están con vosotros hijos… debéis aprender a vivir fuera de esto y dentro de esto… conoceréis el bien porque hay mal… más vosotros pertenecéis al bien… os dije nueve veces que… sois del mundo pero, no estáis ligados a ellos… - luego reprendiendo a alguien dice –  ¿Por qué os referís así  a nosotros?, ¿Hemos hecho acaso algún mal en vuestro corazón?

 

Álvaro: Es que todos de repente te queremos preguntar algo y nadie se atreve a hacerlo… - responde, sin comprender que el ángel le habla a otra persona.

 

Ángel: Debéis preguntar, también se os dijo que cada respuesta…- hace un silencio pues sabe que varios de los presentes completarán la idea.

 

Todos en coro:  ¡Trae siete preguntas más! 

 

Ángel: ¡Veis que aprendéis hijos…! – animándonos.

 

Álvaro:  Mi mamá te quiere preguntar algo…

 

Mamá:  ¡No!, ¡No! – en realidad si desea preguntar algo y no se atreve pues es algo sobre el papá, pero el ángel leyendo su pensamiento igual responde.

 

Ángel:  Hija… la FE de él salva grandes convicciones…  Podéis apoyar lo que queréis tener…

 

Mamá: ¡Sí!

 

Ángel: Cada uno es responsable de su propia esencia… lo sabéis… espero que comprendáis… podéis ayudarlo… en el nombre de Jesús podéis hacer grandes cosas y seréis testimonio de estas cosas para alabanza de ÉL… así como tus hijos deben creer… No deis falsos pasos ante estas cosas, debéis pisar tierra firme para estas cosas.

 

Álvaro:  Eso significa que en el fondo cada persona que quiera llegar a otra, también tiene que apoyarse en algo… digamos en, las escrituras porque ahí está toda la enseñanza…

 

Ángel: Vosotros sois templo de Dios… vosotros sabéis donde dirigís vuestra enseñanza… vuestra esencia… vuestra energía…

 

Álvaro:  El espíritu hablará…

 

Andrea: Y… ¿Cómo despertamos?

 

Ángel: Ya habéis despertado… ¿Os dais cuenta que preguntáis con fe…? si no, dormiríais aún hija… - luego dice – ¡Los lirios se visten de  belleza sin que nadie alimente su vida!… Así la esencia y el espíritu también se alimenta cuando necesita la luz del cielo…

 

PP:  ¿Me falta mucho para ser como Claudio?

 

Ángel: Debéis entender estas cosas… – con ternura.

 

PP: ¡Sí!

 

Ángel: Vos también debéis… debéis hacerlo… la enseñaza es para todos vosotros… vuestra familia debe crecer…

 

Andrea: Hoy día… yo acabo de invitar a alguien… eeh… no estoy segura si alcance a llegar…

Ángel: “¿Hoy?”

 

Andrea: ¡Ahora! - sonríe.

 

Ángel: “¿Ahora?” – imita preguntando.

 

Andrea: ¡En este momento! – especifica.

 

Rodrigo: ¡En este instante! – apoyando.

 

Ángel: El tiempo… - hace un pequeño silencio y continúa - …curioso es para  vosotros… cuando estéis acá veréis grandes cosas y os reiréis de lo que acabas de hablar…

 

Álvaro:   ¿Cómo será? – comenta sorprendido.

 

PP: ¿Todos tenemos que pasar por lo que le pasa a Claudio? –  dice tímidamente y en voz muy bajita casi al oído de Claudio.

 

Ángel: No necesariamente… - le responde de la misma forma.

 

PP: ¡Ah!, ¡Ja, Ja, Ja…! – se sonríe porque el ángel le habla igual.

 

Ángel: ¡Ja, Ja, Ja! – imita nuevamente, provocando las risas de todos.

 

Ángel: Entendéis el mensaje de nuestro Cristo… – reconoce y luego emocionado dice – ¡Alegrad vuestros corazones, vuestra energía vibra! ¡Alabanza del cielo a nuestro Señor! No flaqueéis… no lo hagáis…   Hija sé que agradeces estas cosas… - se dirige a la mamá - …pero no es a nosotros a quien debéis hacerlo… ya se os ha enseñado esto… ¡UNO más grande hay que nosotros!, a Dios debéis dirigir tu vista… - luego cambia el tono de voz y dice – …Mi hija sabe entender…

 

PP: (Pregunta sobre los ángeles guardianes pero no se oye con claridad pues nuevamente habla en voz baja y al oído del ángel)

 

Ángel: Muchos guardianes hay… ya los veréis…- responde en voz baja también.

 

PP: (Otra vez en voz bajita pregunta algo sobre un viaje)

 

Ángel: Vos tenéis derecho sobre cualquiera…

 

PP: (No se oye)

 

Ángel: Te están escuchando hija…

 

PP: ¿Cuál es la edad de mi prima?

 

Ángel: “xxxxxxxxx…”

 

PP: ¿Cinco xxxxxxx?

 

Ángel: “xxxxxxx…” - repite.  Podréis vivir y nacer varias veces… la perfección de vuestro espíritu emanará por la esencia que rige al universo… grandes energías veríais si pudierais ver… vosotros ver… ¡PODRÍAIS! Más no podríais mirar… Así como aún nos dais enseñanza a nosotros que aún siendo parte del cielo… también somos parte de ustedes… ¡Jamás les hemos abandonado!, ¡Jamás lo haremos!

 

Álvaro: ¿Ustedes también pasaron por… - no termina pues el ángel interviene.

 

Ángel: Hijo… algún día se te contestó eso…

 

Álvaro: ¡Ah, ya! – recordando.

 

Ángel: ¿Lo recordáis?

 

Álvaro: ¡Sí!, ¡Sí me acuerdo!

 

PP: ¿Los Querubines, son guardianes?

 

Ángel: Hijita… hijita… de Veintiuna Conciencia Galáctica habláis…

 

PP: ¿Ellos tienen el mismo alto que los arcángeles?

 

Ángel: Hijita… ya veréis estas cosas… no os impacientéis…

 

Álvaro: ¡Es muy impaciente! – comenta sonriendo.

 

Ángel: Mis Pequeños Pensamientos… - le habla cariñosamente y luego habla en corania y entre las palabras menciona a Jesús y a Jehová – Debéis aprender estas cosas porque ya las sabéis… recordaréis, algún día durante vuestra vida, ya  están siendo alimentados por la luz del cielo…

 

PP:  Mi abuela quiere saber, si nos pueden dar un consejo a cada uno de nosotros…

 

Ángel: Hijita… no podemos aconsejaros… debemos dejar que se equivoquen solos, no podemos interferir ante estas cosas… podríais entenderlo porque tenéis el conocimiento… Vos comprendéis estas cosas, porque abrís vuestro corazón a ellas… ¡Los insensatos desprecian la enseñanza!, ¡Vos conocéis insensatos! – asegura -  Como así, cada uno de vosotros… – luego enfáticamente dice - ¡MÁS DEL GRAN PLANETA, DEL CIELO Y SU JURISDICCIÓN… MUY POCOS PODRÁN VER LA GLORIA!   ¿Entendéis?

 

Álvaro:  Sí, entendemos…

 

José:  ¿Podemos aprender tu lenguaje?

 

Ángel: Hijo… el espíritu… cada espíritu habla por si solo… cuando entréis en el Camino… saldré y personalmente contigo hablaré… Cada uno de vosotros recibís el Espíritu Santo de diferentes formas… como el Pentecostés a dicho… cada uno recibiréis la flama para el Gran Hijo… como el que aprendió a respetar su vida… ¡Bendiciones para él!

 

PP: ¿De dónde soy?

 

Ángel: Vosotros nadie sois de acá… todos sois… - guarda silencio por unos instantes, al parecer quiso decirnos algo más pero se contuvo – Hay cosas que no os puedo decir…- se expresa conmovido.

 

Álvaro:  Quisieras decirlo… ¿Cierto?

 

Ángel: Hijito… que más amor compartir todas estas cosas con vosotros… - con mucha ternura - …pero confundiríamos más vuestra enseñanza…

 

PP:  ¿Ustedes nos pueden cantar una canción de Jesús?

 

Ángel: Vosotros ya cantáis con vuestros espíritu cada día en Jesús… – asegura con emoción y luego dice –  “¡No forméis barreras entre vosotros… sois familia!”

 

PP:  En este momento usted… - no se oye.

 

Ángel: Hija… os dais cuenta que el Señor te escucha… porque cuando estéis dos o más reunidos en Su nombre allí estará ÉL en medio de vosotros… más no os dais cuenta pero, formáis una cadena de energía… luces, colores sorprendentes, los cuales llaman nuestras frecuencias y abren nuestra dimensión… Vosotros debéis aprender estas cosas, más, las palabras que os digo… claras deben quedar para vosotros…

 

Andrea: ¿Alguna vez podremos verlos?

 

Ángel: Hija… como yo te estoy mirando podrás vernos… - habla a continuación en corania – “Nahum… Abacuc… ifiquiquia torasit” Hijos veréis caer las cosas que os anuncié… más no pertenecen a la Galilea  vuestra… - no se entiende –    Jamás pasaréis mal ante la vista de nuestro Señor… protegidos estáis cada uno… al lado de vosotros nos encontramos… porque tenéis razón que veis cosas al lado de vosotros… sentís… vuestra percepción es grande… debéis aprende a asimilar estas cosas…

 

PP:  Usted dijo que yo tenía xxxxxx cósmicos…

 

Ángel:  Hija… hijita…  viviréis… ¡Debéis vivirla feliz!

 

PP:   Pero… ¿Dijo xxxxxx cósmicos?- insiste.

 

Ángel: Eres la más xxxxx… siempre hijita estáis con nosotros…  cada uno de vosotros… debéis comprender estas cosas…

 

Andrea:  ¿Alcanzará mi madre a escucharte? – se refiere a que llamó a su madre por teléfono para que asistiera a este contacto. 

 

Ángel: Hijita… todo aquel que abra las puertas… todo aquel que golpee se le abrirá… ¿Entendéis lo que os digo?

 

Andrea: ¡Sí!

 

Ángel: En esencia… en carne… como estéis… nuestra esencia siempre es la misma… debéis ser como niños para entender estas cosas… sin impurezas… limpios de corazón… así verán a Dios… “¡Bienaventurados los que oyen parte de estas palabras!”  ¡Bendiciones a vosotros… Nuestro Señor Jesús esté con vosotros!…

 

Álvaro:  ¡Y con tu espíritu! – responde emocionado.

 

Ángel: ¡Y en vuestros corazones! - emocionado  - ¡Vuestra alabanza glorifique Su Imperio! – continúa hablando en corania.

 

PP:  (No se oye) …que me gustaría ser como Claudio…hablar…

 

Ángel: Hija… ya podréis hablar estas cosas… ¡Jamás os haréis ídolos ante vuestra visión!” - le advierte por su deseo de ser como Claudio – Porque al Señor tu Dios pertenece la alabanza… ¡Dios es celoso de estas cosas! – en tono de respetuoso y temeroso.

 

Mamá: Lo que hice hoy… ¿Lo escucharon todos?, en el hospital… - pregunta algo tímida.

 

Ángel:  Hija… hija… si os dierais cuenta de la energía que despedís… no estaríais acá…

 

Mamá:  ¿Cómo puedo agradecer tus palabra? – emocionada.

 

Ángel: ¡Jamás debéis agradecerlo a nosotros!  - advierte con humildad.

 

Mamá:   Sí, siempre agradezco a Dios…

 

Ángel:  Dios recibe tu alabanza… - le asegura.

 

Mamá:  Es que… tú eres el que lo transmite… - insiste.

 

Ángel: Hija… vosotros también trasmitís en la Creación de nuestro Señor, porque vosotros sois creación de ÉL…

 

Mamá: Es que… cuando nosotros preguntamos o pedimos… con la mente no escuchamos respuesta… sin embargo, tú nos estás dando respuesta… - vuelve a insistir.

 

Ángel: Hija… cuando vosotros usáis vuestra elementalidad… siempre escuchamos el mensaje… vosotros dudáis de ello… debéis entenderlo…

 

Mamá:  ¡Igual te queremos porque nos comunicas!

 

Ángel: ¡Hija… esperadme! - hace una pausa y luego dice  -  Habláis con “Irenko”

 

Mamá: ¿Irenko?

 

Ángel:  “Irenko  Mortolab”… (corania) …¿Hija?

Mamá: ¿Qué?

 

Ángel: ¡Vos habéis entendido!

 

Mamá: ¡Hablaste en corania, no te entendí!

 

Ángel: Llegará tu hora hija… porque vos lo habéis dicho hoy, lo habéis escuchado así ahora… no flaqueéis y que no se preste a confusión esta enseñanza…

 

Rodrigo:   ¿Irenko?, ¿Cómo se llama mi ángel?

 

Ángel: Os dais cuenta que el hambre espiritual siempre quiere alimentarse… debéis tener algo físico, algo elemental… pero viviréis para siempre… - habla en corania y luego le da el nombre –   xxxxx… extraña pregunta porque está a tu lado…

 

Rodrigo: ¡A veces lo siento! – asegura.

 

Ángel: Hijo… sé que en tu clase, en tu morada lo has sentido, porque siempre está cuidándoos… más las preguntas que hacéis hoy… en este momento… ¡AHORA! son respondidas por vosotros mismos… No flaqueéis porque no nos oís… porque siempre lo hacéis… - a continuación se dirige a alguien en particular –  Hijito… alegría en nuestro corazón al saber de tu familia… se que la amáis y os recibiréis lo que estáis pidiendo… que alegría que respetáis vuestra vida… porque al Seol iríais a parar… - ahora dirigiéndose a todos –  Liberaos de la carne… que más que esencia, sois pura energía… conoceréis grandes cosas hijos que no puedo explicaros… - emocionado -…que debéis aprender hoy… ¡Bendiciones para vosotros!”

 

Rodrigo: ¿Cómo podemos lograr no flaquear?

 

Ángel: No preguntéis banalidades… afianzad vuestra cimiente… porque no podéis construir en el aire… debéis buscar una buena cimiente…

 

PP:  ¿Cómo es la gran Jerusalén?

 

Ángel:  Ya se ha descrito la “Gran Jerusalén”…

 

PP: (No se oye pero es algo sobre el programa de TV en que salió Claudio)

 

Ángel: No sé de lo que habláis… – rehuye la pregunta.

 

PP:  Ivio estaba hablando hace rato…- no alcanza a terminar.

 

Ángel:  No sé de lo que habláis… porque no debo dirigir mi mirada a esas cosas… - lo dice porque no han de poder opinar sobre las malas actitudes de aquellos que desprecian las cosas del cielo.

 

PP:  ¿Cómo? - pregunta en voz bajita.

 

Álvaro:  Que no debe dirigir su mirada a esas cosas… - repite.

 

Ángel:  Vosotros podéis caer… más nosotros no os soltaremos la mano, así podremos recuperaos… pero no debemos mirar estas cosas… vosotros tenéis derecho a experimentarlas…

 

Rodrigo: ¿Irenko?, ¿Irenko?

 

Ángel:  ¿Rodrigo?, ¿ Rodrigo? - imita. 

  

Ricardo: ¿Irenko?

 

Ángel:  ¿Rodrigo? – imita nuevamente.

 

(Risas)

 

Rodrigo:  Disculpa… es que…

Ángel: Jamás pidáis disculpas a nosotros hijo… nada somos delante de ti…

 

Rodrigo:  Pero tu estás ante nosotros…

 

Ángel: Hijo… hay UNO más grande que nosotros siempre al que debéis tu disculpa y tu gracia…

 

Rodrigo: Tenemos un hermano y te queremos preguntar… ¿Cómo podemos ayudarlo?, él se llama Miguel…

 

Ángel: Hijo… ¿Preguntáis por otra esencia?

 

Rodrigo: ¡Sí!

 

Ángel: Si vos quisieseis ayudar a vuestro hermano… cualquier hermano… vuestras manos poseen energía, variaciones de frecuencia poseéis… más es la fe propia la que salva y os hace salvos… Vos no podríais regar la flor, si la flor no muestra sus pétalos…

 

Rodrigo: ¡Él es el que tiene que abrir su corazón!

 

Ángel: Hijo…” ¡Excelencia… en la enseñanza!” – con énfasis – ¡Qué alegría en los cielos cuando vosotros aprendéis! – dice emocionado – Puertas dimensiónales existen en vuestras frecuencias mentales… vosotros debéis abrirlas… os dais cuenta que si nosotros golpeamos estas puertas… si vosotros no las abrís nada podemos hacer… sois vosotros los dueños de vuestro tiempo y vuestra vida… podríamos ayudaros si vuestra fe abre el camino…

 

Rodrigo:   Y… ¿Cómo abrir las puertas?

 

Ángel:  Como acabas de preguntar… es esa la convicción que se necesita…

 

Paola:  La certeza y convicción… - apoya.

 

Ángel:  De lo que no se ve… - completa la oración que se halla en Hebreos 11 de la Biblia.

 

José:  ¿Ustedes piensan como una sola mente?

 

Ángel:  TODOS somos la energía del Ser Creador… - aclara - Vosotros pensáis individualmente porque aún no pasáis acá… cada uno tiene conciencia… albedrío… señala vuestra energía… cuando estéis acá comprenderéis estas cosas…

 

José:  Entonces… ¿Podemos recibir tus pensamientos?

 

Ángel:  Siempre recibís las enseñanzas…

 

José:  Pero… no… - no alcanza a decir casi nada pues interviene el ángel.

 

Ángel:  Vosotros la despreciáis…

 

Rodrigo:   ¿Por qué dices que la despreciamos? – con preocupación.

 

Ángel: Cada vez que volteáis vuestro rostro a las cosas de Dios… despreciáis las cosas de Dios… si vosotros miráis de frente las cosas de Dios… las aceptáis…

 

Rodrigo:  ¿Por qué dices las cosas de Dios?, ¿Te refieres a todo lo que está a nuestro alrededor?

 

Ángel: Hijo… cada uno de vosotros refleja la creación de nuestro Señor… si aún os encontrarais en el desierto… en el mar… todo pertenece a ÉL… aún así nosotros… Gran poder se os ha sido entregado… el Albedrío que nosotros no poseemos hijo… vosotros tenéis la elección en vuestras manos… tenéis vuestra vida… En vuestra aflicción, cada uno sois responsables de vuestras vidas… diferentes caminos hay para llegar a estas cosas… practicad como más os pareciere…

 

José:  ¿Qué sucede con aquellas personas que quitan la vida?

 

Ángel:  ¡Al Seol van a parar! – dice en grave tono de voz –  Hijo no blasfeméis contra la creación de nuestro Señor… os dais cuenta que os perderíais… jamás debéis hacer estas cosas con la vida de ÉL… porque no es vuestra vida, pero debéis aprender estas cosas… - a continuación se dirige a uno de los presentes – …Hijo… vos habéis aprendido ya… ¡Alegría en los cielos por lo que has decidido! – con emoción - Porque debéis morir viviendo… ¿Entendéis esto?

 

Alex: ¿Cuándo podré ver al Padre?

Ángel: Hijo… si vuestro ojo pudiese ver la Creación… a Dios… no podríais vivir para contarlo en tu mundo… más cuando estéis acá… recibiréis el honor de verlo a ÉL… ahora debéis ser vosotros los que se comuniquen para acá… si ÉL pidiera pruebas de vuestra existencia… ¿Qué diríais?

 

Rodrigo: ¿De nuestra existencia? – pregunta con extrañeza.

 

Ángel: Hijo… vos habéis preguntado sobre nosotros… ahora yo os pregunto sobre vos… ¡No creo que existes!  ¿Dadme una prueba?

 

Andrea: Estamos conversando contigo… ¡Esa es una prueba! – responde por la otra persona convencida de su respuesta.

 

Ángel: ¡Puedo estar hablándole al aire!

 

PP:  ¡FE! – responde la niña con mucha convicción y seriedad.

 

Ángel:  Os dais cuenta que la pequeña responde…

 

Rodrigo:  ¿Fe en nuestra existencia? - con duda.

 

Ángel: Hijo… la FE no es tan solo palabra… es una Frecuencia… debéis trabajar las puertas… las llaves se os han sido entregadas a vosotros hijos en vuestras propias manos y no las aprovecháis…

 

Andrea:   Dinos… ¿Cómo?

 

Ángel: Hija… hija… os puedo mostrar la puerta y el camino pero, vos debéis plantar vuestras pisadas en él… - a continuación se comienza a despedir – ¡Bendiciones hijos… de nuestro Señor para vosotros…

 

Todos al unísono:  ¡Amén!

 

 

 

 

Fin  Contacto…