Octubre 02 del 2006

19.08.2013 18:14

NP 32

Octubre 02 del 2006

 

 

Quilitapia.

 

* Esperanza humana, ¿no sois acaso del cachorro la esencia?

 

- Pridgni Balac hermanito.

- Bienvenido hermanito.

* Bien decís, mas os digo, anteriormente hemos de conocer la tierra en la cual vivis. Vosotros sois bienvenidos.

 

- Gracias al Cristo hermano.

- Gracias a nuestro bendito Padre.

* Oír debéis.

 

- Bien hermanito.

* ¿Quién ha de promulgar el amor en juicios?

¿Quién ha de ser el hacedor de las cosas de las cuales vosotros erráis?

¿Mmm?

Si vosotros entre vosotros no comprendéis la razón, no ha de ser el Padre entonces vuestra pasificación.

Pequeños, se os ha observado en demasía de los días.

Hacéis de la oración parte vuestra.

¿Os percatáis que no debéis hacer del olvido parte en la oración?

Sois creadores de vuestra vida. Debéis entre los vuestros permitir además la creación de nuevas felicidades.

Veréis entonces así la verdad entre vosotros, rehacer el camino correcto.

Pequeños hermanitos, de los días postreros veréis la esencia.

Vosotros sois hijos provenientes de la creación de nuestro Señor, hermanos nuestros además.

Se os dijo, mas veréis el amor en los vuestros rehacer vidas.

¿Quiénes sois vosotros para encerrar la raíz del amor?

No le sois.

Veréis entonces pequeños, la verdad asumida en vuestro vivir. Así entonces el amor que hacéis en vuestra juventud ha de ser en plena libertad.

Dejad, sois vosotros la razón de un vivir, sois vosotros la razón del nuevo corazón.

La vida ha de ser entonces promulgada en vuestro nombre. El Padre así estimado entre vosotros, le ha escatimado. ¡Mmm!

Se os dice, ¡oh! nuevo sol, que hacéis de la vida el realce del pensamiento humano.

Si los vuestros han de buscar entre los vuestros la razón del amar, ¿quiénes sois vosotros para impedirle?

Sois la razón del verdadero amor. Veréis entonces así del cielo estimado entre vosotros a las grandes herencias de las cuales vosotros sois la simiente.

Veréis pequeñitos, del cielo la razón… el amor.

Ya veréis de entre muchos la cordialidad del parecer.

Se os hablará prontamente.

YANEA GIZÁH