Un Grano de Arena en el Mar - Pergaminos de Cristal - (segunda parte)

27.02.2016 12:25

<-----  Primera parte

 

 

 
H: ¡¿En la nave?! ¿Qué nave es esa?
 
C: La que salió del agua...
 
H: ¿Es una nave? ¿Por qué sabes que es una nave?
 
C: Porque es metal...
 
H: ¿Es metal? Yaa... Sigue observando cómo es esa nave... descríbeme los detalles...
 
C: Es blanca...
 
H: Vela... vela... 
 
C: Es blanca...
 
H: Es blanca...
 
C: Sí... 
 
H: Y... ¿Es metálica?
 
C: Sí...
 
H: Y... ¿Cómo es adentro? ¿Qué hay adentro de esa nave? ¿Hay más seres?
 
C: Sí...
 
H: ¡Hay más seres! Ya... Sigue observando... Todo lo que hay ahí adentro... Podrás irlo describiendo...
 
C: Es todo blanco...
 
H: Es todo blanco... ¿Cuántos seres más hay sobre la nave? ¿Cuántos puedes ver tú?
 
C: Dos...
 
H: ¿Mmm?
 
C: Dos...
 
H: ¿Dos más? O,¿Solamente dos?
 
C: Los otros se fueron por la puerta...
 
H: Ya... los otros se fueron por la puerta... Ya...
 
C: Es un hoyo...
 
H: Es un hoyo... ya... ¿Y para dónde se fueron ellos?
 
C: A otros lados...
 
H: Ya... a otros lados... ya... ¿Y tú estás con esos dos seres?
 
C: Sí...
 
H: ¿Y todos es blanco?
 
C: Mmm...
 
H: Ya... ¿Y cómo vas tú vestido?
 
C: No estoy vestido...
 
H: ¿No estás vestido?
 
C: No...
 
H: ¿Estás desnudo?
 
C: Sí...
 
H: ¿Y en qué momento te desnudaste? ¿Si estabas en la piedra?
 
C: No sé...
 
H: ¿No sabes?
 
C: No sé...
 
H: ¿No sabes en qué momento te desnudaste? O ¿Cómo sucedió eso?
 
C: No...
 
H: Ya... sigamos viendo... ¿Qué va pasando más adelante?¿En esa nave con esos dos seres?
 
C: Estoy flotando...
 
H: ¿Estás flotando? O ¿La nave se va moviendo? ¿Qué va pasando?
 
C: Yo estoy flotando...
 
H: ¿Tú estás flotando?
 
C: Aháa...
 
H: ¿Dentro de la nave?
 
C: Aháa...
 
H: Ya... correcto... ya...
 
C: No puedo tocar la muralla...
 
H: ¿No puedes tocar la muralla?
 
C: No...
 
H: Mmm...
 
C: Es todo blanco...
 
H: ¡Todo blanco!
 
C: Es bonito...
 
H: ¿Te da paz el lugar?
 
C: Mmm...
 
H: ¿Estás tranquilo ahora?
 
C: Sí...
 
H: ¿Ya no tienes miedo?
 
C: No...
 
H: Ya... sigamos observando... todo lo que venga vas a irlo hablando... contando cada detalle...
 
C: Están al lado mío...
 
H: Ya...
 
C: Están hablando...
 
H: Están hablando... ¿Tú logras entender lo que hablan?
 
C: Sí...
 
H: ¿Sí? Cuéntanos... ¿Qué están hablando?
 
C: Bufaranifinia fora sea... ififiniquiniatoraset... restarbagarastaba... Dice que me vea la rodilla... 
 
H: ¿Qué te vea la rodilla? ¿Le dice al otro ser? ¿Un ser le dice al otro ser eso?
      
C: Sí...
 
H: Ya... ¿Y te la ven?
 
C: Mm...- asiente con la cabeza.
 
H: ¿Sí? O ¿Te la ve mejor dicho?
 
C: Me está tocando la rodilla...
 
H: Ya... ¿Está tocando la rodilla?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Hay harto calor...
 
H: ¿Calor?
 
C: Sí...
 
H: Ya... sigamos avanzando... ¿Qué va pasando después?
 
C: Toca mi brazo
 
H: ¡Tocan tu brazo! Ahá... ¿Sí? ¿Lo levantan?
 
C: Sí...
 
H: ¿Para qué hacen eso?
 
C: No sé...
 
H: No sabes... ya... ¿Cómo los sientes a ellos tú? ¿Son seres buenos?
 
C: Sí...
 
H: ¿Por qué tienes tanta seguridad de ello?
 
C: Se ríen...
 
H: Ya...
 
C: Me hablan...
 
H: Ya... ¿No te da miedo que te hagan algo malo?
 
C: No...
 
H: ¿No te inspiran nada negativo?
 
C: No...
 
H: ¿Nada... nada?
 
C: No...
 
H: Ya... ya...
 
A continuación, Claudio comienza un diálogo con los seres.
 
C: Mmm...Ah... sí... no sé... ya... mm... ahá ya... sí ahá...
 
H: Cuéntanos... ¿Qué te está diciendo? Cuéntanos... nos interesa a todos saber...
 
C: Me van a instalar ¿?...
 
H: ¿Cómo es eso? No entendemos...
 
C: Me van a poner ¿?...
 
H: ¿Te van a poner...¿?
 
C: Mmm...
 
H: ¿Cómo es eso? ¿Cómo se entiende eso?
 
C: En el estómago...
 
H: ¿En el estómago?
 
C: Mmm... Una luz...
 
H: Una luz... ya... ¿Y con qué objeto?
 
C: ¡Ay! – se queja levemente de dolor.
 
H: ¿Para qué hacen eso?
 
C: No sé...
 
H: No sabes... ¿No te lo explican tampoco?
 
C: Sí...
 
H: ¿Sí? ¿Y qué te explican ellos? ¿Para qué hacen eso?
 
C: Es para ayudar a la gente...
 
H: ¿Para ayudar a la gente?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ¿Cómo una energía especial?
 
C: Sí... – Claudio se mira el estómago.
 
H: ¿Qué es lo que colocan en ti?
 
C: Una luz...
 
H: Una luz... ya...
 
C: Y me siento bien...
 
H: Ya...
 
C: Dicen que…  son bellos...
 
H: ¿Qué son bellos?
 
C: Sí... pero yo voy a estar con ellos...
 
H: Ya...
 
C: Acá...
 
H: Ya... ¿Esos son en la Tierra?
 
C: Sí...
 
H: ¿Eso es lo que te están planteando ellos? Ya...
 
C: Tengo un...
 
H: ¿Tienes un…? Ya...
 
C: Voy a tener más...
 
H: ¿Vas a tener más? Ya...
 
C: Mmm...
 
H: Ya... ¿Y esos ellos los conocen?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Pero yo voy a estar con ellos...
 
H: ¿Tú vas a estar con ellos o con…?
 
C: Con ellos...
 
H: ¡¿Son…?!
 
C: No...
 
H: ¿No? ¿Por qué dices con…?
 
C: ¡!...
 
H: ¿?...
 
C: Voy a estar con...
 
H: Ya...
 
C: Van a ser normales...  hasta que ellos lo digan...
 
H: Ya... ya...
 
C: Mmm... ahá... – contesta otra vez a ellos.
 
C: Me están vistiendo... 
 
H: Ahora te están vistiendo... ¿Ellos te están vistiendo?
 
C: Mmm..
 
H: Ya... ¿Y es tu misma ropa? ¿La que usabas abajo en la Tierra?
 
C: Sí... 
 
H: Es la misma ropa... ellos la tenían...
 
C: ¡Ja ja ja – se sonríe por algo.
 
H: Sí...
 
C: No me pueden abrochar la zapatilla... 
 
H: ¡¿Ah?! ¡¿No te pueden abrochar la zapatilla?! –  Sonríen junto a él los himno-terapeutas y se miran entre ellos divertidos - ¿Entonces ellos te habían sacado la ropa?
 
C: Sí...
 
H: Sí... ya...
 
C: Después me las abrocho yo... ¿Me puedo mover?
 
H: Ya... ¿Tú les estás preguntando?
 
C: Sí...
 
H: ¿Y qué te dicen ellos?
 
C: Sí...
 
H: Sí... que te puedes mover... ¿Ya no estás estático ahí? ¿Paralizado?
 
C: No... Estoy caminando...
 
H: ¿Ahora estás caminando?
 
C: Sí...
 
H: ¿Y hacia dónde caminas?
 
C: No sé... todo es blanco...
 
H: ¿Caminas allí dentro? ¿Todo es blanco? ¿No se logra diferenciar nada?
 
C: El piso es transparente...
 
H: ¡El piso es transparente! Ya... 
 
C: Veo las estrellas...
 
H: Ya... ¿Estás muy lejos de la Tierra? O ¿Logras ver la Tierra?
 
C: No...
 
H: No... ¿Estás muy lejos de la Tierra? Pero... ¿Muy... muy lejos?
 
C: Pasamos a otra dimensión...
 
H: Pasaron a otra dimensión... ¿Cómo se entiende eso? ¿Otra dimensión? ¿Cómo lo entiendes?
 
C: Se quebró el espacio...
 
H: ¡Se quebró el espacio! Ya...
 
C: Y las estrellas quedaron atrás...
 
H: ¡Y las estrellas quedaron atrás!
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Hay colores raros...
 
H: Cuéntame lo que vas viendo... ¿Qué color estás viendo?
 
C: Naranja... Unas líneas blancas...
 
H: Unas líneas blancas...
 
C: Ahora el espacio se quebró...
 
H: ¡Ahora el espacio se quebró!
 
C: Sí... otra vez...
 
H: Y ¿Cómo es eso que se quiebra? ¿Pasan? ¿Es como la sensación del vidrio cuando se quiebra? ¿Por qué dices quebrar? Explícame ese concepto...
 
C: Se quiebra con una línea blanca...
 
H: ¡Se quiebra con una línea blanca! ¿Y ahí pasas a otra dimensión? ¿Así lo sientes?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ya...
 
C: Ahora toqué la muralla... 
 
H: ¿Tocaste la muralla? Ya...
 
C: Mmm...
 
H: Y ¿Cómo es?
 
C: Transparente...
 
H: Transparente... ¿Y qué sensación te da al tocarla?
 
C: Cuando la toco se hace transparente...
 
H: ¿Cuándo la tocas se hace transparente? Y ¿Cuándo no la tocas?
 
C: Blanca...
 
H: Blanca... ya... ya...
 
C: Ahora ellos están volando...
 
H: ¿Ellos están volando?
 
C: Sí...
 
H: ¿Dónde están volando?
 
C: Adentro...
 
H: ¿Adentro de esa nave? ¿Siguen en la nave?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ¿Adentro de la nave ellos están volando?
 
C: ¡Son muy inteligentes! – dice en tono de admiración.
 
H: ¡Muy inteligentes!
 
C: ¡Lo saben todo!
 
H: ¡Lo saben todo! Mmm...
 
C: ¡Son bonitos! – se expresa con fascinación.
 
H: Ahá... Son bonitos...
 
C: Son ángeles...
...
 
 
 
 
 
 
 
...
H: ¡¿Son ángeles?!
 
C: Sí... 
 
H: ¿Por qué dices tú que son ángeles? ¿Te lo dijeron ellos? O, ¿A ti e nace eso? O ¿Lo sentiste?
 
C: No... Ellos me dicen...
 
H: ¿Qué te dicen?’
 
C: Son ángeles del Señor...
 
H: ¡¿Son ángeles del Señor?! Ya... ya... Son ángeles...
 
C: Todos somos iguales...
 
H: ¡Todos somos iguales! ¿Eso te lo dicen ellos?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Por eso no importan las razas...
 
H: Ya... Mmm...
 
C: Es energía... cantidades tremendas de energía...
 
H: Cantidades tremendas de energía... ¿Por donde van pasando?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ¿Cómo se ve eso? ¿Colores? ¿Luz? ¿Qué se ve?
 
C: No sé qué colores son...
 
H:¿No los conoces?
 
C: No...
 
H: Ya... Sigue observando... todos los detalles... Nos importa mucho... Todo... todo...
 
C: Paramos...
 
H: ¿Pararon?
 
C: Mmm... Se está abriendo la puerta...
 
H: Ya... ¿Cómo se abre esa puerta?
 
C: Ellos salen volando...
 
H: ¿Salen volando?
 
C: Se abre con luz...
 
H: Se abre con luz... ya...
 
C: Ellos tienen unas varas...
 
H: Ya... ¿Y con eso...
 
C: Abren la puerta...
 
H: Ya...
 
C: ¿No me voy a caer? ¿Ah? – se expresa con sensación de vértigo. 
 
H: ¿Por qué les preguntas “no me voy a caer”? ¿Te da miedo?
 
C: Me sacaron volando...
 
H: Te sacaron volando... ahá...
 
C: Es una ciudad grande... – dice muy asombrado.
 
H: ¿Es una ciudad grande? ¿Dónde llegaste? 
 
C: (Asiente con la cabeza) 
 
H: Anda describiéndome... ¿Qué es lo que estás viendo? 
 
C: Es muy linda... – está maravillado por lo que ve.
 
H: ¿Cómo es?
 
C: ¡Es el lugar más lindo donde he estado! Está lleno de puntas...
 
H: ¿De puntas?
 
C: Sí... de cristales...
 
H: De cristales... ya...
 
C: Hay un camino de oro...
 
H: ¿Un camino de oro?
 
C: Sí... y los muros son de oro...
 
H: Mmm...
 
C: Es tremenda...
 
H: ¿Tremenda? ¿Es grande?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Hay gente...
 
H: Ya... ¿Cómo es esa gente? ¿Hay más gente? ¿Cómo son?
 
C: Sí... 
 
H: ¿Igual a los otros seres? O ¿Cómo tú?
 
C: Sí... igual a nosotros...
 
H: ¡Ah! ¿Cómo tú?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ¿No son como los otros dos personajes? ¿Ellos son distintos?
 
C: Nooo... También hay... también hay... 
 
H: ¿También hay más de ellos?
 
C: Sí...
 
H: Ya... Pero... ¿Esa gente son físicamente cómo? ¿De carne y hueso?
 
C: Como nosotros... sí...
 
H: ¿Sí?
 
C: Se están preparando...
 
H: ¿Preparando?
 
C: ¡¡LOS ESCUCHO A TODOS!!
 
H: Ya... ¿Y preparándose para qué? ¿Escuchas para qué?
 
C: Para viajar a las estrellas...
 
H: ¿Para viajar a las estrellas?
 
C: Sí...
 
H: ¿Tienen que ir a esos lugares?
 
C: Sí... 
 
H: ¿Y ahí los preparan?
 
C: Sí... Estoy mareado... – se queja.
 
H: ¿Estás mareado? Ya...
 
C:¡Tengo la boca seca! – se nota agitado.
 
H: Ya... cálmate... suavemente...
 
C: Estamos bajando...
 
H: ¿Están bajando?
 
C: Sí... 
 
H: Ya... Vas bajando... ¿Hacia dónde vas bajando? Y ¿Por dónde vas bajando?
 
C: En un tubo... 
 
H:¿Un tubo?
 
C: Sí...
 
H: ¿Es como un túnel?
 
C: No... son cortinas...
 
H: ¿Cortinas? ¿De qué son esas cortinas? 
 
C: Cortinas de agua...
 
H: De agua... ¿Y ustedes van bajando por ahí? ¿Por esas cortinas?
 
C: No me veo...
 
H: Ya...
 
C: No sé si estoy... No sé si no estoy...
 
H: Perdiste como la noción de las cosas...
 
C: Pero estoy viendo...
 
H: ¿Ya? ¿Qué estás viendo?
 
C: Que hay puertas...
 
H: ¿Puertas? ¿Cómo son esas puertas?
 
C: Hay mucha luz...
 
H: ¿Luz?
 
C: Sí...
 
H: ¡Muchas puertas! Y ¿Cómo son esas puertas?
 
C: Bonitas...
 
H: Bonitas... pero... ¿De qué material?
 
C: Son transparentes...
 
H: ¡Transparentes! ¡También transparentes! Ya... ¿Y tú vas a entrar en alguna parte ahora?
 
C: Estamos adentro...
 
H: ¡Están adentro! ¿Adentro de qué? 
 
C: Hay una esfera grande...
 
H: ¡Esfera grande! Ya... ¿Están ustedes tres allí adentro?
 
C: Hay muchos...
 
H: ¡Hay muchos adentro! 
 
C: Ivio... Tarsis... Morcab... Dronka... Orcaf... Irenko... Gabriel... 
 
H: ¡¿Gabriel?!
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: ¡Son hermosos! Me van a sacar el cuerpo...
 
H: ¡¿Te van a sacar el cuerpo?!
 
C: Sí...
 
H: ¿A ver? ¿Cómo es eso? ¿Cómo te van a sacar el cuerpo?
 
C: Ya estoy fuera...
 
H: ¿Estás fuera del cuerpo?
 
C: Sí...
 
H: ¿Dónde quedó tu cuerpo?
 
C: En el aire...
 
H: ¿En el aire?
 
C: Sí...
 
H: ¿Y ahora qué eres tú? Contémplate... ¿Qué eres tú ahora? ¿Distinto a tu cuerpo físico?
 
C: Sí...
 
H: ¿Cómo te vez ahora?
 
C: Energía...
 
H: ¡Energía! ya...
 
C: Me transmutaron...
 
H: ¡¿Te transmutaron?!
 
C: Mmm...
 
H: ¿En energía?
 
C: Sí...
...
 
...
H: Ya... ¿Y ellos qué están haciendo ahora?
 
C: Están escuchándolo a Él...
 
H: Ya... ¿A quién?
 
C: A Dios...
 
H: ¿A Dios? ¿Están escuchándolo a Él?
 
C: Sí... 
 
H: Ya...
 
C: Hay muchas luces... – levanta la vista con ojos cerrados como observando.
 
H: ¿Muchas luces?
 
C: Sí...
 
H: Y... ¿Qué otras cosas puedes ver aparte de personas en esa esfera?
 
C: Pero... no hay Sol...
 
H: ¿No hay Sol? Pero... ¿Es luminoso?
 
C: Todo...
 
H: Todo es luminoso... Pero... ¿Aparte de personas? ¿Qué hay en ese lugar?
 
C: ¡Felicidad!
 
H: ¡Felicidad! Pero... ¿No hay más entidades? ¿Flores?
 
C: Hay muchas...
 
H: ¿Hay flores?
 
C: Si tú piensas que hay flores... hay flores...
 
H: ¡Ah! ¡Ya! Eso es importante... Si tú piensas que hay flores, hay flores...
 
C: Sí...
 
H: ¿Por el poder del pensamiento materializas?
 
C: Sí...
 
H: Ya... Correcto...
 
C: Hay perros...
 
H: ¿Ya?
 
C: Hay gente...
 
H: ¿Ya?
 
C: Hay niños también...
 
H: ¿Ya?
 
C: ¿Ah? ¡No sé! Me trajeron...
 
H: ¿Te pregunta alguien algo? 
 
C: Sí...
 
H: ¿Qué te pregunta?
 
C: Cómo llegué...
 
H: ¡Cómo llegaste!  Ya... ¿Cómo es ese ser que te está preguntando? Obsérvalo...
 
C: Es el Señor...
 
H: El Señor... ¿Ya? Y... ¿Él también está como en un estado de energía?
 
C: Sí... Pero lo escucho con todos...
 
H: ¿Te transmiten algo a través de la mente?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ¿Te sientes bien ahí? ¿Sientes felicidad?
 
C: Sí...
 
H: ¿Sí?
 
C: ¿Por qué me trajeron aquí?
 
H: ¿Tú no sabes eso? ¿No te lo han dicho?
 
C: No...
 
H: Ya...
 
C: ¡Aquí estamos! Mmm... – le habla otra vez a alguien.
 
H: ¿Qué está pasando ahora?
 
C: Vamos volando...
 
H: ¿Vas volando?
 
C: Sí...
 
H: Pero... ¿En ese mismo cuerpo energético?
 
C: Sí...
 
H: Ya... ¿Vas volando solo? O ¿Te llevan?
 
C: Solo...
 
H: ¡Solo! Ya... ¿Hacia dónde vas?
 
C: Arriba...
 
H: ¿Tú quieres ir arriba?
 
C: Sí...
 
H: ¿Por eso vas?
 
C: Sí... ¡Es hermoso!
 
H: ¿Es hermoso?
 
C: Sí... ¡La gran Jerusalén es hermosa!
 
H: ¡¿La gran Jerusalén?!
 
C: ¡Es hermosa!
 
H: ¿Ese es el lugar en que están? ¿Qué se habla en la Biblia? ¿En Apocalipsis?
 
C: Sí...
 
H: Pero... ¿Sabes que ese lugar se llama así? ¿Nadie te lo dijo? ¿Tú lo sabes?
 
C: Ellos...
 
H: ¿Ellos te lo dijeron? ¡La gran Jerusalén!
 
C: ¡Es preciosa! ¡No tiene fin!
 
H: ¿Ya? No tiene fin...
 
C: Mmm... Sí... Hay otras más pequeñas en la Tierra...
 
H: ¿Hay otras más pequeñas en la Tierra? Pero... ¿Etéricas? ¿Sutiles? ¿De qué manera? O ¿En la misma Tierra?
 
C: Bajo de la Tierra...
 
H: ¡Bajo de la Tierra! Ya... ¿Hay otras semejantes a ellas pero pequeñas?
 
C. Sí...
 
H: ¡Ahá! ¿Son como construcciones bajo la Tierra? ¿A eso te refieres?
 
C: Creo que sí...
 
H: Ya...
 
C: ¿Cómo flota eso? – Le pregunta a alguien en el lugar donde se encuentra - ¿Ah? Pero... ¿Cómo flotan?
 
H: ¿A quién le preguntas eso?
 
C: ¿Ah? No sé... No sé...
 
H: ¿Con quién estás hablando?
 
C: Ivio...
 
H: ¿Con Ivio?
 
C: Sí...
 
H: ¿Ivio está ahí contigo? Ya...
 
C: Sí...
 
H: Él te está enseñando... Ya...
 
C: “Estefifinias...” – canta – Es bonita...
 
H: ¿Bonita? ¿Hay gente cantando? ¿Entidades cantando?
 
C: Sí...
 
H: ¿Qué son? ¿Cómo coros? O ¿Cada uno canta?
 
C: “Ifiquiniavaaaastaaa... forastora... ifiniavastaaaa...” ¡Es bonito!
 
H: ¿Son cómo alabanzas?
 
C: No sé...
 
H: No sabes... ¿Pero es lindo?
 
C: Sí...
 
H: ¿Canta mucha gente eso? ¿Muchas entidades?
 
C: Sí...
 
H: ¿Hay mucha gente? ¿Entidades ahí?
 
C: Mmm...  Los puedo sentir...
 
H: Puedes sentirlos... ya... Y... ¿Estás con Ivio? O ¿Él ya se fue?
 
C: ¡Con muchos! ¡Con muchos!
 
H: Con muchos... ya... Pero... ¿Ivio te estaba enseñando?
 
C: Sí...
 
H: ¿Él te llevó a ese lugar?
 
C: Mmm... me está hablando...
 
H: Te está hablando...
 
C: Mmm...
 
H: Cuéntanos... ¿Qué te va diciendo Ivio?
 
C: “VE Y CUÉNTALE A TUS HERMANOS TODO LO QU ESTÁS VIENDO”- No me van a creer...
 
H: ¿Eso te estaba diciendo? Tú le dices eso... ya...
 
C: En la Tierra no me van a creer...
 
H: Ahá...
 
C: “VE Y CUÉNTALES”
 
H: ¿Están contigo los mismos de antes?
 
C: Sí... Irenko... Tarsis...
 
H: ¡Ya! ¿Ellos dos te acompañan?
 
C: Sí... Estamos entrando en la nave...
 
H: ¿Están entrando en la nave?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Me van a dejar en la casa...
 
H: ¿Te van a dejar en la casa? 
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Donde yo llamé al Rey...
 
H: ¿Dónde tú llamaste al Rey? ¿De ellos?
 
C: De ellos...
 
H: ¿De ellos?
 
C: Sí...
 
H: ¿Quién es el Rey de ellos?
 
C: Jesús...
 
H: ¿Jesús?
 
C: Sí...
 
H: ¿Él es el Rey de ellos?
 
C: Sí...
 
H: Y... ¿Tú lo llamaste?
...
 
...
H: ¿Está hediondo?
 
C: ¡Los voy a sacar!
 
H: ¿Los vas a sacar? Sigue observando...
 
C: Voy a lavar la olla...
 
H: ¿Lavar la olla?
 
C: Sí...
 
H: Y... ¿Dónde vas a lavar la olla?
 
C: Voy a sacar agua de la laguna...
 
H: ¿De la laguna?
 
C: Sí... y la voy a lavar afuera...
 
H: Ya... ya...
 
C: ¡Puf! ¡Está hediondo!
 
H: ¡¿Hediondo?!
 
C: Mmm... Tiene bichos...
 
H: ¿Tiene bichos?
 
C: Mmm... Tiene hongos...
 
H: ¿Tiene hongos?
 
C: Sí...
 
H: Correcto...
 
C: Mmm... ¡Es tarde!
 
H: Ahá...
 
C: Me voy a ir para la casa...
 
H: ¿Te levantaste tarde?
 
C: Sí... ¡Voy a perder el bus!
 
H: ¿Vas a perder el bus?
 
C: Ahá...
 
H: ¿Te vas a ir ahora?
 
C: Sí... voy a ordenar las cosas...
 
H: Ya... ¿Qué estás haciendo ahora?
 
C: Guardando las cosas...
 
H: Guardando las cosas...
 
C: ¡Bah! ¡Bah! ¿Qué pasó aquí? ¡¡La olla está pegada con la cocinilla!!
 
H: ¿Está pegada con qué? – los himno-terapeutas están muy divertidos por los gestos y expresiones de sorpresa de Claudio y se miran entre ellos con sonrisas ahogadas para no interrumpir el relato.
 
C: ¡Con la cocinilla!
 
H: ¡Ah! ¡Con la cocinilla! Y... ¿Por qué se queda pegada?
 
C: No sé...
 
H: ¿No sabes?
 
C: No sé...
 
H: ¿No la puedes sacar?
 
C: ¡No! ¡¡Están pegadas!!
 
H: ¿Están pegadas?
 
C: ¡Parece que estuvieran soldadas! ¡Bueno! ¡El cuchillo!
 
H: ¿El cuchillo?
 
C: ¡El cuchillo la puede despegar!
 
H: Ahá...
 
C: Ahí sí...
 
H: Ya...
 
C: ¡¡Pero se pega de nuevo!! ¿Cómo se pega?- sus gestos de desconcierto son muy divertidos y provocan risas en los presentes.
 
H: ¿Se te pega a la cocina? ¿La olla se pega a la cocina? – pregunta sin poder contener una sonrisa, ya que, estos gestos de Claudio le provocan mucha gracia.
 
C: ¡¡No se puede pegar si es aluminio!!
 
H: ¿Cómo si tuviera un imán?
 
C: Mmm... Las voy a guardar separadas...
 
H: ¿Las vuelves a separar?
 
C: Las voy a guardar separadas en la mochila...
 
H: ¡Ah! Ya... ya...
 
C: ¿Cómo se pega? – sigue desconcertado y más cuando encuentra otras cosas extrañas dentro de su carpa, mientras ordena sus cosas para volver a casa - ¡¡El saco de dormir está encogido!!
 
H: ¿Está encogido?
 
C: ¡Sí!
 
H: ¿Cómo es eso? – sigue divertido por la expresión de Claudio.
 
C: ¡¡Hij!! ¡¡Este saco no es mío!! – dice preocupado.
 
H: ¿Por qué se te encogió? – se cubre la boca luego de preguntarle pues está tentado de la risa.
 
C: ¡¡Se encogió el saco!! ¡Ooooh! ¡¿Qué le voy a decir al Rodrigo?! –  a continuación recuerda algo - ¡¡Hij!! ¡¡LAS LUCES!! ¡¡LAS LUCES!!
 
H: ¿Qué luces?
 
C: ¡Anoche vi unas luces!
 
H: ¡Ah! ¡Eso! ¿Por eso crees tú que pasó?
 
C: ¡¡Voy a guardar estas cosas y me voy a ir pa’ la casa!! – se expresa como no queriendo recordar qué le sucedió por la noche.
 
H: Ahá...
 
C: Sí... sí... sí... Javier... tengo que pasar el papel...  
 
H: ¿Qué papel?
 
C: El control de carabineros...
 
H: ¡Ah! ¡El control de carabinaros! ¿Ya vas bajando? ¿Ya estás abajo ya?
 
C: Sí...
 
H: ¿Del santuario? (El Morado)
 
C: Sí... ahí está... gracias...
 
H: Ya...
 
C: ¿Ah? ¡Ah! ¿Cómo iba a ir a buscarme? Si ya estoy aquí ya... Gracias... Estuve con don E. M. Sí... sí... ya chao... gracias...
 
H: ¿Ahora ya te vas?
 
C: Voy a llegar a la casa...
 
H: Vas a llegar a la casa... ¿Tienes que tomar alguna locomoción? O, ¿Andas en vehículo?
 
C: Hay que subirse al bus de nuevo...
 
H: ¡Ah! Ya...
 
C: Ya... llegué a la casa...
 
H: Ya llegaste a la casa ya...
 
C: ¡Está pesada la mochila! – a continuación saluda a alguien - ¡Hola Rodrigo! ¡Hola! ¿Cómo estay’? ¡Hola! ¿Cómo están todos? Sí... ya chao... Me voy a acostar...
 
H: ¿A quién estás viendo?
 
C: A la gente del gimnasio...
 
H: ¿Del gimnasio?
 
C: Sí...
 
H: ¿Quiénes son ellos?
 
C: La casa de Rodrigo...
 
H: ¿La casa de Rodrigo?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: Tiene un gimnasio...
 
H: ¡Ah! Ya... ya...
 
C: ¡Oye Rodrigo! ¡Hay harta gente y hoy es domingo! Y... ¡Hoy es domingo y hay harta gente! ¿Ah?- le responde algo su amigo- ¿Cómo va a ser jueves? ¡Ya! ¡Hace las clases... después hablamos! Me voy a ir a bañar...
 
H: Y... ¿Te vas a ir a acostar?
 
C: Sí...
 
H: Ya...
 
C: ¡Voy a sacar las cosas de la mochila!
 
H: Mmm...
 
C: ¡Voy a esconder el saco! ¡Es de Rodrigo! ¡Hij!
 
H: Ya... vamos a quedar hasta ahí... Ahora... congela la imagen... Vas a empezar a volver poco a poco a tu conciencia real... Aquí en la consulta del Doctor Mario Dusuel... Eso... estás acá en la camilla... Despertarás muy optimista... eso... 1... 2... 3... Respira profundo como si estuvieses despertando en la mañana... Eso... de a poco....
 
Así, concluye la regresión realizada por los himno-terapeutas a Claudio, quien despierta sin recordar nada de lo que le hicieron revivir en aquella hipnosis regresiva. Esta hipnosis fue grabada y pasada por TV semanas después de haberla realizado, pero fue editada y recortada por su larga duración, pero aquí en este relato se ha entregado casi completa, ha excepción de un pequeño corte, que no fue hecho por nuestras manos. Este importante trabajo realizado por los terapeutas, grabado en esta cinta lo conservamos hasta hoy como un material valiosísimo.                       
 
------------------ 
 
Quiero recalcar que no soy escritora, es por esto que estoy haciendo lo posible por, transmitir lo más claro que puedo esta verdad que nos ha tocado recibir. No estoy ni agregando ni quitando, todo es tal cual, se han dado los hechos hasta el día de hoy (año 2008). Sé además que, han pasado varios años desde que comenzamos a vivir estas cosas, que muchos van a juzgar de “increíbles”, pero no importa. Ha sido bastante el tiempo de asimilación para nosotros, para lograr comprender de qué se trata todo esto, tiempo el cual ha servido para decantar, ordenar y encajar las piezas de un gran rompecabezas, el “rompecabezas del milenio”. Cada una de las piezas, dispuestas en su propio espacio y porción.
 
 
 
Un día del año 2005, nos encontrábamos en cierto lugar del país en donde concretábamos por fin un proyecto de turismo que habíamos venido ideando desde el año 2001 junto a nuestro amigo Claudio y otras familias más. En una de las reuniones a cenar, recibimos un llamado, era un hombre mayor, el cual había oído sobre Claudio y su experiencia en las montañas. Su intención era conocer más sobre Claudio, sobre el tema y además lo que estábamos desarrollando en el lugar, pues mucha gente nos visita por lo mismo. Entonces, anunció que pronto vendría a visitarnos, cosa que nos alegró.
Hasta que llegó el día y llegó al hogar un hombre de edad madura, mirada dulce y cálida. Nos reunimos todos por la tarde y comenzamos a conversar de varios temas y el motivo principal que nos congregaba en el lugar a tantas personas de diferentes formaciones y caracteres. Así, fue pasando la hora en amena conversación. Hasta que surge en un instante, la experiencia de vida de este hombre, que en su juventud desempeñara como sacerdote y seguido de esto los motivos por los que hacía bastante tiempo que había colgado su sotana. Comienza relatando, el cómo hace bastantes años subían a las montañas junto a otros ex sacerdotes y también otros hombres, mujeres y niños. Cuando el hombre llega al instante en que, comienza a describir el lugar al que iban, Claudio le interrumpe preguntando ciertos detalles como nombres y lugares específicos, es entonces que ambos caen en la cuenta y se da inicio a un entrelazar de las historias, muy emocionado el hombre le pregunta:
 
¿Entonces eras tú el pequeño de cuatro años que también subía a las montañas?
 
Se nota que el hombre está muy conmovido, sus ojos están llenos de lágrimas al recordar todas estas cosas y más aun al darse cuenta que está frente a ese pequeño de cuatro años que subía a las montañas, hoy convertido en un hombre. El anciano, pregunta la fecha en que nos encontramos por esos días y más conmovido aun confirma el cumplimiento al pie de la letra de un anuncio hecho por los arcángeles en las montañas a ese grupo de ex sacerdotes hace ya más de treinta años. Anuncio, que establecía que el mensaje y contacto con ellos, los ángeles y arcángeles se reanudaría en estos tiempos. Y ahí estaban, frente a frente, reconociéndose el uno al otro emocionados, dos generaciones unidas por un mismo lazo y conexión con el cielo.  
...
 
...
Sí que fue emotivo para todos nosotros este reencuentro y más aun, descubriendo que había sido anunciado hace tantos años. Una vez más reafirmábamos nuestro camino.                                                  
Por supuesto que esa misma noche se dio un contacto en el mismo lugar en que estábamos todos reunidos. Los ángeles hablan nuevamente al anciano, después de tanto tiempo. Brotan lágrimas de sus ojos y en un gesto de respeto, cabeza gacha, solo disfruta en silencio de las palabras recibidas. El anciano está profundamente conmovido.  
                               
 
17 de septiembre del año 2005, La Meseta, Quilitapia.
 
Ha sido un día de emociones. La visita de este hombre al lugar donde estamos, personalmente me ha hecho sentir aun más respeto a lo que estamos viviendo, su sola presencia cálida y de un aura de sabiduría sobrecogen. Acaba de oscurecer, hace frío. Nos disponemos a tomar el té. Habíamos casi terminado la hora del té cuando comienza el contacto con los ángeles.
 
(Hablan por momentos en lengua Korania)
 
Á: “Silencios eternos entre vosotros no han de ser parte de la completa comprensión del espíritu...
Pequeños hermanitos... Pensáis tantas de las cosas entre vosotros...
mentalizáis enseñanzas miles de tiempos transcurridos además...
¿Si entre vosotros la semilla germina en flor... no así finalidades establecidas entre vosotros han de ser concretas entre vosotros además?
 
Extrañáis la flor... extrañáis su presencia...
¿Qué habéis hecho del resto de la plantación?
Se os dijo cierta vez... se os ha entregado la enseñanza como una flor...
¡Mmm!
La habéis destrozado de pétalo en pétalo... de hoja en hoja...
¿Qué haríais entre vosotros si entre vosotros se os entregare el jardín?
Pequeños y hermosos hermanitos... de la esencia de vuestro vivir años manifestáis entre vosotros... pensamientos de recuerdos en pro verdaderas del mensaje que recibís...
Pequeños hermanitos... del silencio se compone la enseñanza y el respeto a lo que oís además...
Entre vosotros manifestáis de palabras en respeto... 
Hacéis entre palabras el hecho...
Os diré y os manifestaré de vuestra boca vuestro pensamiento (imita a continuación nuestras voces)
 
¡Los hermanitos ya no hablan!
¿Qué estamos haciendo mal?
 
De mucho volar entre muchas y hermosas flores...
El paraje ha de manifestar la belleza y ha de crear un hermoso panal...
Sujetos... suspendidos... dependientes de otros seres...
La esencia de uno solo ha de ser en común...
Pequeños... entre muchos de vosotros se os ha heredado la verdad...
Entre muchos de vosotros se ha heredado el conocer...
 
Pequeños hermanitos... se os ha manifestado de reiteradas ocasiones...
Jamás hemos de abandonaros... jamás el Padre abandona a su hijo...
 
De pruebas en pruebas... de años en años manifestáis el dolor...
Manifestáis añoranzas...
Hacéis del paso precario en su saber...
Dolor sin conciencia en su haber... pequeñitos si el Padre entre vosotros ha de 
heredar la verdad...
¿No sois acaso del Padre y su mensaje responsables?
Hacéis de oraciones verdades... hacéis de lágrimas vuestra realidad...
¿Comprendéis?
(Korania)
Si en verdad de la comprensión a la verdad que oís...
Hacéis de vuestra esencia la realidad de vuestro vivir...
Manifestáis en sí mismos el respeto...
 
Pequeños... haced de la comprensión...
Haced del mensaje que entre muchos no podréis comprender...
 
Pequeños hermanitos... asimilad entre pequeños y mayores la verdad en comprensión al camino del Reino que esperáis...
 
Asimiláis escritos de oídos y palabras que en vuestro saber no habrán de 
Sembrar conocer...
 
Mensajeáis filosofías que de letras muertas no han de entregar esencias al Cielo...
Manifestáis la verdad de palabras... pequeños hermosos hermanitos... al Señor que de adoración manifestáis en acción... He ahí la esencia de hermanos que hemos de ser...
La adoración que hacéis ha de ser entre familias al Único ser digno de adoración pequeños hermanitos...
La esencia de un conocer... entre vosotros ha de ser la verdad...
Manifestáis verdades al existir entre vosotros...
¿Os percatáis que de esencias la verdad del Cielo entre de vosotros ha de nombrar esencias perdurables al tiempo que manifestáis... la esencia de la realidad a vuestro pensamiento?
Reunidos de palabras y hechos... tiempo que hoy asimiláis en verdad...
Años... días... instantes de esencias en simpleza...
¿Qué ha de ser el tiempo entre vosotros... eternos seres?
¿Qué ha de ser la palabra en el tiempo... si sois la verdad del mensaje de nuestro Señor?
Alertad a vuestros hermanos... Esencias del tiempo que vivís habrán de manifestar entre muchos la verdad escrita entre muchos del tiempo que vosotros habláis...
 
Pensáis seriamente en vuestra oración...
Pensáis seriamente en vuestra acción... 
 
Se os ha enseñado... el Padre os observa por siempre del tiempo que habláis...
 
*: Bendito sea hermano...
 
Á: Se os ha dicho reiteradas en las ocasiones... jamás seréis entre vosotros vigilados... Observados en esencia...
 
Pequeños... pequeños hermanitos... raíces que sois del mensaje que oís...
Pequeños... hacéis esencia de la verdad a las pequeñas raíces que habrán de emanar...
 
¡Observad la flor! ¡Ya no ha de ser la flor! 
La esencia en inocencia de pequeños como oís...
Más mensajes de productos en flor veréis entre vosotros nacer...
 
Del Reino se compone doctrina y disciplina...
Así como sabéis y oís... conoceréis consejos de prudencia... justicia... juicio... equidad... sagacidad a los simples y consejos...
Oirá el sabio y aumentará el saber... prudentes conocerán la verdad...
Pequeños... haced de vosotros la verdad que vivís...
En esencia... de estrellas muchas han de ser las que hoy os observan...
De miles de aquellas vivís en verdad...
Veréis palabras cumplir... la esencia de verdad en vuestro vivir...
Pequeños... cada uno de oídos que han de asimilar la verdad...
responsables del mensaje han de ser...
No así por pensar la verdad pertenecéis a aquella...
más que en acción pertenecéis a aquella...
Hacéis del saber complejas conclusiones...
El saber de una esencia ha de ser por la eternidad en verdadera imagen...
jamás ha de alterar su verdad...
Debéis manifestar diferencias... debéis elegir la conveniencia al espíritu...
Brindáis al Padre lo mejor que llamáis entre vosotros... 
¿Realmente le hacéis?
 
A continuación, el ángel le habla a aquel anciano que estaba junto a nosotros, refiriéndose a este encuentro y menciona a otro ex sacerdote, que también estuvo en aquellos años en los primeros contactos:
 
Pequeños hermanitos... de esencias por años habéis hecho la paciencia un “don”... en el hoy se reúne la gran familia que ha de generar esos frutos... sus perlas en flor.
Pequeños hermanitos... así como hacéis entre muchos.
¡Bernabé entre muchos!
¡Bartolomé entre muchos... hacéis también además!
Pequeños... la bendición a vuestra verdad se manifiesta en cada tiempo de vuestra vida.
Se os dijo... la bendición de la creación entre vosotros ha de permanecer.
S e os hablará en el mañana.
¡Alertaos!
Permaneced en oración de cada acción... pequeños hermanitos.
*: Así será hermanito...
Á: Es en el tiempo que vivís.
 
Yanea Gizáh
 
   
  
 
------------
                                                   
                                        
“El que tenga oídos que oiga… el que tenga visión que vea”.
 
Para continuar con mi escrito, quiero citar textos muy sugerentes de nuestra tan mal tratada y manipulada pauta de vida, la “Biblia”, y que si el lector estudia, analiza y escudriña entre líneas hallará. Como por ejemplo, ¿sabía usted que la Biblia habla de relatividad?, ¿no? Pues bien, si cree que invento, no me crea, pero busque en la 2 carta de Pedro 3:8 en donde dice:
 
“Sin embargo, no vayan a dejar que este hecho en particular se les escape, amados, que un día es para con Jehová como mil años y mil años como un día”
 
¿Interesante no? Y les puedo decir que ya hay astrónomos de nuestro propio “Chilito” que están hablando y analizando estas cosas, como por ejemplo el asteroide que viene en dirección a nuestro sistema solar, el famoso “ajenjo” que también menciona este mismo libro sagrado en Apocalipsis 8:10 
 
10 “Y el tercer ángel tocó su trompeta. Y una estrella grande ardiendo como lámpara cayó del cielo, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de aguas. 11 Y el nombre de la estrella se llama Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se tornó en ajenjo, y muchos de los hombres murieron a causa de las aguas, porque se habían hecho amargas.”
 
Ahora, lo que hay que preguntarse es en qué toque de trompeta de los ángeles  vamos ¿no? Sobre esto también nos alumbran en varios mensajes los ángeles, así:
 
(12-09-2001)
“Oiréis de los cielos en los últimos tiempos, el primer llamado de trompeta, al que debéis estar prestos a oír, no sea, no sea que durmiendo estéis. Vuestras armas han sido entregadas y debéis manteneos firmes hermanitos.”
 
(18-07-2002)
“Al sonido de la séptima trompeta no corráis de aquí para allá”
 
(05-02-2004)
*“Al llamado de trompetas en cuarta escena que ya veréis, atentos debéis estar.
-¿Qué significa la cuarta escena?
*Siete han de ser los sellos, 5 no descubiertos aun…
-¿Y cuál fue la segunda?
*Llamáis segunda, ¿comprendéis la primera? ¿De dónde nace vuestra aflicción?
-No tenemos aflicción.
*¿Humanidades sin aflicción?
-Espiritualmente no.
*Ambientes forjados por palabra humana. Ya veréis vuestro Sol, como llamáis, observando a Marte, en conjunción con vuestro mundo anunciará la tercera trompeta. Tumultos de muchos suelos, os darán aviso del acabose que llamáis, el poder.”
-Los testigos cuándo llegarán ¿También será con una alineación?
*Les esperáis…
-¿Ya están?
*Dormidos aun han de estar… De los que menos imagináis pequeña, quizás le habéis visto pasar entre vosotros.
A la gran tierra, de aquella que gran daño en vuestro mundo ha hecho, ha de llegar. Vestida de coronas, joyas… ya conoceréis… sietes grandes colinas.
-Roma. Sí, Roma tiene siete colinas…
*Ya veréis, el punto que mencionáis ha de conocer Marte en la Cuarta Casa que mencionáis. Pobre de aquellos que hallan de sucumbir. Todo ojo ha de ver, si llamáis realmente a vuestra visión el observar. Verdades descubiertas por fin.”
 
(02-08-2004)
-Hermanito, ¿cuál es la Cuarta Casa?
*Esencias observaréis en vuestro día 21, en el oriente a los 11 grados que mencionáis, la nueva estrella de nacimiento que ha de aparecer.
-¿Y qué significa?
*La cuarta casa que mencionáis. Vuestro mundo como observáis, ha de entrar en un nuevo hogar. Observad con vuestra luz, debéis sentir con la luz que no conocéis. ¿Podréis comprender? ¿Cómo podréis observar sin vuestros ojos?
-Con el corazón.
*Mmm “mirar y ver es la misma cuestión, observar es lo mismo…” (Imita nuestros pensamientos) Mmm… manteneos pequeños.
-En otros mensajes hermanitos nos hablaste del llamado de trompeta en cuarta escena, ¿qué es eso?
*Cuartos, cuartos mirajes entre vosotros, pequeña componéis vuestro vocablo de muchos que no conocéis.
-¿Qué es mirajes?
*Podréis observar entre muchos, de las secuencias del tiempo que obtendréis, al entrar en la nueva casa. La cuarta trompeta anunciará la venida de la liberación del mal.
-¿Liberación significa que podrá actuar libremente?
*Ha de sentarse en el gran trono buscado, de dorado esplendor. 
¡Oh Jerusalén, mencionada por vosotros mismos!
-¿Cuándo será eso hermano?
*En la cuarta trompeta.
-Pero la cuarta trompeta, ¿cuándo ocurrirá?
*Observad la cuarta casa. Observadle en la cuarta casa, ya comprenderéis.
-¿Qué relación hay entre las trompetas y los sellos?
*Todo sello… roto ha de ser.
(Cambio de ángel)
-¡Ivio! (le habla emocionada)
*Más la esencia del conocer no ha de enlodar la esencia de vuestro parecer.
-¡Divara naié, Ivio te extrañaba tanto!
*Pequeños, si entre vosotros hemos estado.
-Sí, pero oírte, aun no te he podido oír.
*Más, extraños “pitidos” en los oídos, como vuestros hermanos han oído.
-Deberemos oír nosotras también.
*Vuestras mentes adaptadas han de ser sin intervención desconocida. Vuestros cuerpos adaptados han de ser sin intervención de la raza humana.
-¿Cómo podemos cooperar para prepararnos?
*Ya le hacéis, pues la fe que tenéis no ha de aminorar su frecuencia como llamáis.
-Ivio, ¿Ya han sonado tres trompetas?
*Anunciada la cuarta, pues ya tres han sido.
-¿Y por qué nosotros no las hemos escuchado?
*Pequeña, pequeña, orgullosos hemos de estar que nuestro Padre nos halla encargado hablaos, más de vuestra cultura hemos de interpretar entre vosotros grandes significados.
No ha de ser la trompeta un llamado entre vosotros. La presencia de la palabra de nuestro Padre, a través de lo que vivís, ha de ser el tercero. La humanidad solicitando por mucho del tiempo que vivís, el socorro del Cielo disfruta en muy pocos la esencia de su respuesta. Veréis… más firmes debéis permanecer entre la muerta de muchos hermanos. No debéis desorientaros.
-¿Cómo enfrentaremos la trompeta, estaremos aquí?
*Vos le decís.
-¿Cómo la enfrentaremos entonces?
*En vida.
-Con fe.
...
 
...
*Templanza. En cada uno de vuestros pasos hemos de permanecer y cada uno de los que halla en los mensajes que llamáis, intervenido, será orientado. Serán 20 secuas de tiempo las que tendréis para decidir.
-¿Decidir qué?
*Pasos a realizar. Oiréis de la división del tiempo que se os habló.
- Sí, de las varillas.
-¿Qué es una secua?
*Pequeño, la orientación en la secuencia del tiempo que vivís, muchos han de decir: “He de llegar a la locura pues voces oigo dentro de mi”, más no ha de ser aquella sino la bendita del Padre.
Debéis permanecer en convicción pues así podréis observar a muchos hermanitos en los cielos, que han de rescatar a muchos en la Tierra, mantened vuestra llave y vuestra flama encendida ¿comprendéis?
-Sí hermanito, gracias.
*Manteneos pequeños, manteneos hijitos.
Yanea Gizáh.
 
 ------------
 
 
 
 Hace poco tiempo atrás, por mi trabajo actual y mis estudios de, afición a la astronomía, tuve la oportunidad de participar en un interesante foro ante destacados astrónomos chilenos y me encantó y sorprendió oír de uno de ellos la recomendación de leer la Biblia – pensé ¡Ah, qué bien… él también encontró algo! -  que en ella encontraríamos cosas interesantes, analizándolas además con una mirada científica. En este foro se le preguntó si él como científico creía en la existencia de Dios, a lo que nos respondió que en todos sus años de estudios de astrofísica y astronomía llegando a recorrer el planeta y sus restos arqueológicos en busca siempre de astronomía, visitó lugares como las pirámides de Egipto, las de México, los moaís de Isla de Pascua, etc., pero  solo en busca de astronomía, y concluía que en toda esa búsqueda de respuestas, siempre llegaba al mismo librito, sí, a la Biblia, pues en ella descubrió que habían miles de respuestas sabiendo escudriñarla. Continuó diciendo que sí, que él creía en la existencia de un ser superior, alguien, quien creó todo lo que vemos y el vasto universo. 
 
Y, ya que estamos en este tema citaré otro texto interesante, Josué 10:12 que dice lo siguiente:
 
“Fue entonces que Josué procedió a hablar a Jehová en el día que Jehová abandonó a los amorreos en manos de los hijos de Israel, y pasó a decir ante los ojos de Israel:
                               “Sol, tente inmóvil sobre Gabaón,
                                 Y, luna, sobre la llanura baja de Ayalón.”
13 En conformidad, el Sol se quedó inmóvil, y la luna de veras se paró hasta que la nación pudo vengarse de sus enemigos. ¿No está escrito en el libro de Jaser? Y el Sol se quedó parado en medio de los cielos y no se apresuró a ponerse por más o menos un día entero.”
                    
 ¿Tonterías? ¿Imaginación del pobre Josué? ¿No será que este interesante personaje de la Biblia SÍ presenció junto a esos pueblos realmente estos eventos estelares… y que hoy, este evento estelar tiene cabeceándose a unos cuantos científicos de la NASA escudriñando en un computador y haciendo cálculos virtuales hacia el pasado para comprobar que efectivamente ocurrió un hecho de esta magnitud en aquel entonces? 
 
¿Que estoy inventando? Está bien, no me crean, pero revisen sobre esta información en documentos que podrán encontrar en la red sobre, este y otros 
temas relacionados, e igual de interesantes. Bastantes son además los mensajes que nos entregan los ángeles sobre movimientos astronómicos. Citaré algunos:
 
14-02-2001
*“Vosotros sois influenciados por fuera del cielo en vuestro mundo. Las energías orbitales de los números atómicos de vuestro universo, llegan en diferentes fasces a vuestra Tierra, grandes energías en formas de colores rodean vuestro mundo y vuestra esencia. Podréis consumir con vuestra esencia, la irradiación de estas energías. Cada solsticio de tu año, podréis cumplir con esto, cuando la Luna antes de que sea llena caiga en mediado de tu año.
Escudriñad las escrituras. Pensad en el Cristo en vuestro corazón y no flaqueéis.”
 
25-03-2001
*”El 2010, 2012 de años que llamáis, cambio de Era se aproxima, más debéis estudiar vuestros escritos y debéis encuadrar los días que no están parejos.”
 
 
Bueno, creo que ya muchos han de saber que ciertamente no estamos en el año que nos muestran los calendarios, ya que hasta estos mismos han sido modificados en varias oportunidades, es entonces que, debemos descubrir a cuantos años corresponde el desfase que existe y encontraremos la respuesta que nos sugiere el ángel. Es más, en otro mensaje nos dan un poco más de luz y dicen:
 
*”Necesario ha de ser oír. Mirad, ejemplos solicitáis: Vuestro Enero oís y el primer mes pensáis, Octubre oís y el décimo pensáis. ¿Por qué llamáis al décimo octubre si octo ha de ser ocho? ¿Por qué llamáis Noviembre a vuestro once si ha de ser nueve?
-Significa que hemos cambiado el orden…
-Según eso deberían de ser solo diez meses…
*Pequeños, veréis que han de ser trece.
-Trece, los Mayas…
*Ya veréis, la sincronía del Universo acumula en cada instancia y en orden del Cielo el origen de la creación. La similitud que el hombre ha interpretado no ha de ser concordancia, la ciencia del hombre… mmm…
-Ahí no más
*Ya veréis, ¡Ahí no más! 
-(Risas)    
 
*”Millones de galaxias conocéis con vuestra tecnología, cien millones de universos por cada una.
Millones de sistemas de vidas conoceréis también.”
 
11-08-2001
*”Tú lo decís, más os diré, no ha de llegar luz de vida aun a aquellos que Nuestro Cristo ha profetizado, su palabra es ley, y no hablo solamente de vuestro mundo, concordad vuestro Universo a vuestros hechos en vuestro mundo ¿no es acaso que un hecho en vuestro mundo no solamente individual en instante de tiempo? Júpiter, Saturno, Urano, de los que conocéis, aun no de los ocultos tras vuestro gran planeta en vuestro sistema.”
 
28-02-2002
*”Dos de vuestras grandes elipses en el Cosmos habrán de sucumbir en espasmos de energía. ¿Estáis preparados para aquellas cosas?”
 
21-08-2002
*”Mirad vuestro estelar de la noche que hoy cubre vuestro cielo, como vos observáis supuestamente. 
Se os anuncia… “C4 en Alfa” del estelar que observáis, ¿Conocéis vuestro cielo? ¿Realmente comprendéis dónde os encontráis?
Por miles de vuestros años viajáis en vuestro mundo en el vasto Universo que conocéis.”
 
29-12-2002
*”Todo hombre, de observar ha de poder tocar, pues grandes ciudades ya sobre vuestro mundo han de estar.” 
 
13-02-2003
*”El cambio de vuestro eje que llamáis, sucumbido ha de estar, en tres punto seis grados que llamáis. El cambio se ha activado de los bélico.”
 
16-02-2003
*”Dos estrellas hoy han de fenecer y han de marcar el cielo al que miráis, al que miráis cada noche de vuestra visión externa. Serán dos de aquellas que han de nacer en vuestro interior ese que no observáis diariamente.
Más se os dijo cada ciclo de horario del que vivís ha de ser reestructurado pues vuestra esfera en la que vivís inteligente ha de ser.
Mirad que veis vuestra luna cada noche más no veis su hermana, pues tuvisteis tres en una instancia. Una ha de estar oculta, ya le veréis pues vuestra ciencia ya le ha de encontrar. Diferencias del que  llamáis “Espejo del Cielo” que veis (Los telescopios, podría ser el telescopio Hubble que orbita nuestra Tierra), ha de reflejar muy pronto el secreto de lo que oís pequeños.”
 
21-06-2003
*Vuestro mundo al que habéis graficado como llamáis. La eclíptica en dequiebre de 11 grados hacia vuestro sur, del eje de vuestra esfera, demuestra grandes cambios sobre vuestro mundo.
Muchos han de salir de vuestra esfera.”
 
09-08-2003
*”El 9 de septiembre de vuestro año 2010. El 14 de noviembre del año 2011 Vuestro eje ha de inclinar gran capacidad de su fuerza. Los cambios han de venir.”
 
 
------------
 
 
Muchas personas, aun hoy creen que no existe la reencarnación, es más niegan que esto sea una realidad. “Reencarnación” es un término mal utilizado. Si nos regimos estrictamente por las enseñanzas de los ángeles, ellos le llaman “proyección en la carne”. Bueno, el caso es que esto es un tema que también se encuentra en la Biblia, es más, nuestro mismo Jesús lo dice a sus propios apóstoles. Pero, veamos en Daniel 12:8 cuando éste dialoga con el arcángel, y  nos alumbra con estas letras: 
 
“8 Ahora bien, en cuanto a mi, oí, pero no pude entender, así es que dije: “Oh mi señor, ¿qué será la parte final de estas cosas?”
Y él pasó a decir: “Anda Daniel, porque las palabras quedan secretas y selladas hasta el tiempo del fin. 10 Muchos se limpiarán y se emblanquecerán y serán refinados. Y los inicuos ciertamente actuarán inicuamente, y absolutamente ningún inicuo entenderá; pero los que tengan perspicacia entenderán.
11 “Y desde el tiempo en que el rasgo constante haya sido removido y haya habido una colocación de la cosa repugnante que está causando desolación, habrá doscientos noventa días.
12 “¡Feliz es el que se mantiene en expectativa y que llega a los mil trescientos treinta y cinco días!”
13”Y en cuanto a ti mismo, ve hacia el fin; y descansarás, pero te pondrás de pie para tu porción al fin de los días.”
 
Analizando este párrafo, en que el arcángel le menciona a Daniel algo sobre unas palabras “secretas y selladas”. Bien, esto es en extremo interesante. Hace un tiempo, salió a la luz el descubrimiento hecho por un rabino judío. Este descubrimiento consistió en que el rabino utilizando un computador – tecnología moderna-  se encontró que dentro de la Biblia había un “código secreto” Este descubrimiento es famoso, por lo que no lo detallaré aquí, ya que,   si le interesa más el tema, hoy esta historia también circula en la red, es la historia de este rabino judío y el cómo fue que se encontró con este “código secreto”
Ahora, mi pregunta es, ¿qué relación hay entre este descubrimiento y el texto que acabo de citar? ¿Coincidencias? Mmm… personalmente no creo en las coincidencias. ¿Conjeturas? Bien… somos libres de hacerlas siempre ¿no?         
                         
  
Ahora, analicemos las palabras del arcángel dichas a Daniel… “Ve hacia el fin y te levantarás para tu porción en el fin de los días”
Está claro que el arcángel le está anunciando que él, Daniel volverá en el tiempo del fin, es decir, en este tiempo, que es el tiempo de las Revelaciones, o Apocalipsis como quieran llamarle. 
 
 Pero, veamos otro texto tan interesante como el anterior, en que Jesús le  habla a los apóstoles con estas palabras en Marcos 9:1
 
“Además, siguió diciéndoles: “En verdad les digo: Hay algunos de los que están de pie aquí que de ningún modo gustarán la muerte hasta que primero vean el reino de Dios ya venido en poder.”
 
      
 Este párrafo es realmente interesante, ya que es el mismo Jesús quien habla a los apóstoles que hay varios que deberán volver, y es también para estos tiempos ya que estamos viviendo tiempos finales, en que Dios anuncia que vendrá en gloria y majestad. Basta que veamos a nuestro alrededor y los bombardeos de noticias que tenemos a diario de lo que está ocurriendo en el planeta. “Oiréis de guerras y rumores de guerra”
 
¿Conjeturas? Pues bien, sigamos conjeturando sobre otro tema que muchos aun ponen en duda, y es sobre si existió o no la Atlántida. Bueno, veamos qué nos dice la misma Biblia sobre ello en Isaías 23:1
 
23” La declaración formal de Tiro: ¡Aúllen, naves de Tarsis! Porque ha sido despojada violentamente para que no sea puerto, para que no sea lugar donde entrar. Desde la tierra de Kitim les ha sido revelado.”
 
                                                                             
                     
Y más adelante sigue:
 
6”Pasen a Tarsis; aúllen, habitantes de la tierra costeña…”
 
 
Y sigue: 
 
14 “Aúllen, naves de Tarsis, porque su fortaleza ha sido despojada violentamente.”
 
Los ángeles también nos alumbran y confirman sobre este tema cuando se les consultó por la existencia de la Atlántida, con estas palabras:  
 
“La gran Tarsis… Grandes aguas, habéis tenido bastantes conocimientos, pero lo han perdido, grandes conocimientos, debéis escudriñar las escrituras.” 
 
-Nos hablaron de muchos cambios que han de venir en nosotros, cambios que en las circunstancias actuales anhelamos…
*En vuestro mundo he estado 11 veces, y en mi veis aquel cambio, porque ya he vivido como vosotros, es así como el amor del Cristo, envía a sus ángeles para la esencia de los que están naciendo.”
 
“…viviréis en Cristo en todo lo que hagáis, como se estuvo en Jerusalén, Mesopotamia, Grecia de los que conocéis, en la gran Tarsis sumergida bajo las aguas.”
 
La Biblia menciona muchos lugares, con sus originales nombres, estos lugares en su mayoría se mantienen aun hoy geográficamente, bueno a excepción de algunos como la llamada Tarsis, de lo cual sabemos que fue cubierta por las aguas en una hecatombe, y que correspondería a la famosa Atlántida. Entonces, es interesante leer textos como Daniel, Zacarías, Isaías desde esta visión.  Aunque hallan sido desordenados estos textos y no estén hoy en el orden que corresponde en la Biblia actual. Muchos creen que aquellos profetas solo profetizaron para esos tiempos pasados, pero no es así, hay en estos textos muchos anuncios aun para estos tiempos. Pero, ya es sabido que el imperio religioso reinante manipuló la palabra y desordenaron las escrituras a su antojo y conveniencia como Isaías lo menciona en el párrafo 24: 5
 
“Y la mismísima tierra ha sido contaminada bajo sus habitantes, porque han pasado por alto las leyes, han cambiado la disposición reglamentaria, han quebrantado el pacto INDEFINIDAMENTE DURADERO.”
 
La Biblia habla hasta de “energía dinámica” en varios textos, uno de ellos es Isaías 40:29
 
 “Está dándole poder al cansado; y al que se halla sin energía dinámica hace que abunde en plena potencia.” 
 
Sobre esto nos alumbran los ángeles con estas palabras: 
 
“Vosotros sois energía dinámica, (Vimana Nahía en lengua de ángel), vuestros cuerpos capaces son de ver cosas en la Tierra, vuestro tiempo es relativo para vuestro pensamiento, debéis retrasar… (¿?) En solo un momento seréis retirados, más aun porque vuestro corazón es el que vale.” 
 
¿Será el “arrebatamiento”? La Biblia nos habla sobre este arrebatamiento y dice:
 
5 “Por fe Enoc fue transferido para que no viese la muerte, y no fue hallado en ningún lugar porque Dios lo había transferido; porque antes de su transferencia tuvo el testimonio de que había agradado bien a Dios.” 
  
...
 
--------------- 
 
 
Analizando un día sobre lo que estamos viviendo, en relación a estos contactos con ángeles y por una pregunta que alguno de nosotros hizo en uno de estos contactos sobre el por qué en un comienzo siempre nos hablaban siete ángeles. Busqué al respecto respuesta en la Biblia y encontré lo siguiente en Apocalipsis 1:4
 
 “Que tengan bondad inmerecida y paz de “El que es y que era y que viene,” y de los siete espíritus que están delante de su trono, 5 y Jesucristo, el Testigo Fiel.”   
 
 1:20: “20 En cuanto al secreto sagrado de las siete estrellas que viste sobre mi mano derecha, y de los siete candelabros de oro: Las siete estrellas significan los ángeles de las siete congregaciones, y los siete candelabros significan siete congregaciones.”    
 
 
Que más claro está para nosotros y todo lo que hemos y estamos viviendo hasta el día de hoy. Mi única intención en este escrito es compartir las vivencias en relación a una búsqueda que comenzó hace bastante tiempo para nosotros, podría decir hoy que, inclusive se mantiene y renace existencia tras existencia, es un nacer otra vez en el espíritu.  
 
3 “Ahora bien había un hombre de los fariseos, Nicodemo era su nombre, un gobernante de los Judíos. 2 Éste vino a él de noche y le dijo: “Rabí, sabemos  que tú como maestro has venido de Dios; porque nadie puede ejecutar estas señales que tú ejecutas a menos que Dios esté con él.” 3 En respuesta Jesús le dijo: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca otra vez, no puede ver el reino de Dios.” 4 Nicodemo le dijo: “¿Cómo puede nacer el hombre cuando es viejo? No puede entrar en la matriz de su madre por segunda vez y nacer, ¿verdad?” 5 Jesús contestó: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca del agua y del espíritu, no puede entrar al reino de Dios.” 6 Lo que ha nacido de la carne, carne es, y lo que ha nacido del espíritu, espíritu es. 7 No te maravilles a causa de que dije: Ustedes tienen que nacer otra vez. 8 El viento sopla donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del espíritu.”
 
 
------------
 
 
 
Han pasado ya, ocho años desde que comenzaron estas comunicaciones con los ángeles y en nuestras manos se ha puesto mucha enseñanza para compartir con aquel que realmente quiere oír, ya son cientos los mensajes. Por lo cual, se ha impreso un libro sobre estos mensajes, lo hemos titulado “Pergaminos de Cristal”, no está en nuestra página web, pero lo estamos entregando personalmente a aquellos que como nosotros están buscando y tienen esa sed espiritual que nos hace beber del rocío del cielo. 
También podrán hallar bastantes mensajes de estos contactos en estas páginas de la Red, incluso con audio.
De todos modos, transcribiré aquí algunos extractos de este libro “Pergaminos de Cristal” y algún comentario si es necesario. Una sugerencia, busquen, entrelacen escrituras, no teman escudriñar la Biblia y encontrarán y si es posible entrelacen los lugares, nombres y en qué se relacionan con la actualidad, las evidencias saltan a la vista. Todo está escrito, es maravilloso cómo se cumplen las escrituras al pie de la letra.
 
Uno de los textos fascinantes de la Biblia es Ezequiel, ya son muchos los escritores e investigadores que han analizado a este personaje y sus experiencias con seres venidos desde fuera de la Tierra. Es claro que vivió una experiencia maravillosa de lo cual la arrogancia de muchos que se dicen científicos no aceptan por no tener pruebas tangibles y desmembrarlas en sus laboratorios, lamentable es que, aun en este tiempo hallan este tipo de personas y más triste aun es que, sean estos mismos científicos los que en su mente limitada y soberbia cierren al mundo con sus tajantes conclusiones la posibilidad de la existencia de otras conciencias más desarrolladas que ellos.  Por triste que parezca son las instituciones en donde han sido educados estos científicos las que les han lavado el cerebro, y han formado un prototipo de humanos que deben pensar como estas instituciones requieren, por supuesto, claro, si no se acabaría el negocio ¿no creen?. En todo caso, al respecto los ángeles nos han dicho: 
 
“Cada ciencia no ha de inventar, solamente descubrir.”
 
 
 Todo está creado ya para que el ser humano lo descubra. 
 
Bueno, pero por supuesto, siempre como en todo orden de cosas hay excepciones, sí que las hay y eso me contenta, ya que eso es humildad, poder observar hombres de ciencia que han de tener una amplitud de visión y aceptan que el “hombre” como género no es la única y más excelsa creación que existe, sería muy egocéntrico pensar así ¿no? Muy personalmente, pienso que en algún punto de la historia de la humanidad ocurrió el divorcio entre ciencia y espiritualidad, qué pudo haber provocado esto, no lo sé, pueden ser muchas las razones, lo cierto es que es ya un hecho y también lamentable, pues ¿por qué razón ciencia y espiritualidad no han de conjugarse? ¿Y, quien podría negar que conformen un todo? Y, que ese Creador o Dios sea realmente el que dio origen a una ciencia y tecnología que quizás hoy nos superen en años luz de distancia y tecnología ¿por qué no?
 Y, al respecto encontramos en la Biblia que Ezequiel hace una descripción clara entre dos tipos de seres que se le presentan, este personaje nos menciona ángeles y seres con apariencia de hombre terrestre. En uno de los evangelios, también el mismo Jesucristo nos habla con estas palabras:
 
14 Yo soy el pastor excelente, y conozco a mis ovejas y mis ovejas me conocen a mi, 15 así como el Padre me conoce y yo conozco al Padre: y yo entrego mi alma a favor de las ovejas.
16 “Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.”
Juan 10:14-16.
 
En un mensaje del año 2001, los ángeles nos hablan sobre aquello con estas palabras:
 
*Muchas ovejas que no son de este redil han de poder conocer  a sus hermanos, ya veréis, como todo es consumado según la voluntad del Padre. 
 
28-02-2002
*De las muchas civilizaciones que han de visitar vuestro mundo, bajo vuestros pies y sobre vuestros hombros han de morar siguiendo vuestro tiempo.                    
 
Ahora, sobre este mismo tema, se consultó a los ángeles y, nos respondieron: 
 
-Acerca de las civilizaciones que están visitando la Tierra y a los grises que hicieron el pacto con los norteamericanos, ¿tú me podrías explicar?
*Se os dijo que 147 civilizaciones están visitando vuestro mundo. Recordáis también esto. También debéis saber, que de la plantación se han retirado algunas semillas y han dado su fruto fuera de este sembradío. Más la esencia es la misma, pues la semilla es la misma. Más no debéis comer de este sembradío, pues ha crecido sin luz y sin  alimento de Dios.”  
  
Es interesante, analizar con texto en mano las escrituras sagradas y poder ir descubriendo como se están cumpliendo al pie de la letra las profecías. No deja de maravillarme cada día al reflexionar sobre la esencia de la Divinidad que inspiró a tantos profetas en el pasado, a escribir y dejarnos este fascinante legado de enseñanzas y mensajes ocultos entre líneas, de los cuales aun hoy somos partícipes quiéranlo algunos o no. Ese grandioso Ser Superior, el “Dios vivo” como los profetas le llaman. El famoso Código de la Biblia por ejemplo,  solo una gran conciencia espiritual podría saber el pasado, presente y futuro del sistema de cosas, y permitir que el hombre, valiéndose de un computador y, solo en este tiempo descubriera lo codificado en la ella. Pero sigamos escudriñando y entrelazando mensajes de la Biblia y los mensajes que nos están entregando los ángeles en la actualidad.
 
24 Partiendo en seguida, Jesús se iba del templo, pero sus discípulos se acercaron para mostrarle los edificios del templo. 2 En respuesta él les dijo: “¿No contemplan todas estas cosas? En verdad les digo: De ningún modo se dejará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada.”
Mateo 24:1-2
 
*Vos sois la que habláis hijita, hijita, querida hermanita, a vosotros os digo, no quedará piedra sobre piedra de todo lo que conocéis por el hoy, no habrá rodilla liberada de doblegamiento a Nuestro Señor.
Mensaje año 2001.
 
*De cierto se ha dicho a vosotros no veréis piedra sobre piedra, los últimos tiempos han de venir.
Mensaje año 2001.
 
“4 A cualquiera que beba del agua que yo le daré de ningún modo le dará sed jamás, sino que el agua que yo le daré se hará en él una fuente de agua que brotará para impartir vida eterna:” 
Juan 4:14
 
“17 porque el Cordero,  que está en medio del trono, los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida. Y Dios limpiará toda lágrima de sus ojos.”
Revelaciones 7:17
 
“17 Y el espíritu y la novia siguen diciendo: “¡Ven!” Y cualquiera que tenga sed venga; cualquiera que desee tome del agua de vida gratis.”             
Revelaciones 22:17
      
*De las escrituras se os ha dicho todo el que beba de esta agua vivirá, saciará su sed, bienaventurado todo aquel que ha de comprender.
Mensaje año 2001.
 
“Cinco piedras observan el cielo, cinco de las piedras observan vuestro cielo, ¿Habrán de observar a sí mismas?; mirad dijo aquella pequeña:
“En mi he de observar, más no es la esencia del Cielos la que he de observar.”
La segunda piedra:
“He de observar el Cielo que me decís, no he de percatar la esencia que me mostráis, comprendo que he de observar, más no os comprendo”
La tercera de aquellas manifiesta la comprensión de la primera pequeña:
“He de observar y he de comprender, más no he de sentir lo que vos habéis sentido”
La cuarta de aquellas, manifiesta el sentimiento de ambas obviando a la primera:
“No observo la estrella que me mencionáis, pues anterior a mi hay dos de mis hermanas que no me han permitido observar el Cielo, no he de comprender, no he de sentir lo que me mencionáis”
La quinta de aquellas:
“Pequeña hermanita, vos me decís lo que habéis mencionado, mis hermanas anteriores a vos observan el Cielo, alegría en mi de que han podido hacerle, más no he podido observar pues aquellas no han dejado espacio para mi, más ¿Podríais venir acá y decirme lo que habéis observado?, pues os creo lo que habéis mencionado, lo veis, me veis quinta pues pertenezco a la Gran Corona que formáis vos, no veis estas que me prosiguen que han de formar la elipse de la Gran Corona, estrellas no han de haber visto sino el reflejo y el resplandor de las demás que forman nuestra corona , formando muchas esta hermosura, han de haber querido observar el Cielo y no han de observar la belleza que ya han de tener en sí mismas. Hermanita, pequeña hermanita ve y cumple tu misión pues sin vos no hemos de llegar al final de la Gran Corona.”
 
¿Comprendéis? No sois vosotros acaso muchas de aquellas piedrecillas que han de brillar en vuestro oscuro manto en pensamiento, nos sois acaso muchas de aquellas que no os percatáis la hermosura que tenéis… ¿No sois acaso aquellas?
Se os dice, buscáis tan lejos lo que ya tenéis formado, una hermosa corona del más refulgente oro que jamás podréis ver, si realmente no dejáis a vuestros hermanos observar.  
 
“Vuestro corazón sabe y ve más allá”
 
Así es, nuestro corazón ve más allá que nuestra mente y nos abrirá la puerta a la verdad permitiéndonos percibir la pureza en la en las palabras de los Pergaminos de Cristal que están siendo dictados desde los cielos.
 
“El que tenga oídos que oiga, el que tenga visión que vea.”
 
En estas páginas he vertido algunas de las enseñanzas de los mensajes que se están recibiendo hasta este ahora. Los mensajes que están en nuestras páginas en la Red han sido ordenados cronológicamente tal como se han recibido. Hemos sido muy cuidadosos en no mutilar, manipular ni tergiversar “La Palabra” que ha sido recibida. Sabemos perfectamente que eso ya ha ocurrido en el pasado por conveniencia y poder del imperio reinante, que se hizo llamar “intermediario entre Dios y los hombres” el cual ha de tener quizá los mayores pecados ocultos en sus templos hechos por mano de hombre, los cuales han limitado el conocimiento y desarrollo espiritual de millones. La famosa “Santa Inquisición” que de santa no tiene más que la primera palabra y que lamentablemente muchos murieron y siguen muriendo por causa de aquello.
 
“Ven, te mostraré el juicio sobre la gran ramera que se sienta sobre muchas aguas, con quien los reyes de la tierra cometieron fornicación, entre tanto que los que habitan la tierra fueron emborrachados con el vino de su fornicación.”
Y me llevó en el poder del espíritu a un desierto. Y alcancé a ver a una mujer sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata que estaba llena de nombres blasfemos y que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación. Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las ramera y de las cosas repugnantes de la tierra.” Y vi que la mujer estaba borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús.” Apocalipsis 17:1-6
 
                                                                                                  
Hoy, nosotros no haremos  lengua muerta del lo valioso que se está recibiendo en bendición. Son centenares de estos mensajes de “contactos” de los que hasta  hoy aun disfrutamos gracias al Padre y que será así hasta que el Señor detenga la obra, instancia en que ya nada podrán hacer los ángeles por los habitantes de la tierra que no han querido oír.  Y, ellos, los ángeles sí que han de ser obedientes a los mandatos de nuestro Señor.
 
Bastantes de estos mensajes nos anuncian acontecimientos que vienen prontamente a nuestra humanidad, muchos ya se han cumplido al pie de la letra. Otros mensajes nos orientan a cómo ser vencedores a todos estos sucesos por la vía del entendimiento, amor y conexión directa con nuestro Maestro Jesucristo y nuestro Padre en constante oración, pero esto no implica ser santurrones, más bien ser “mansos pero no mensos”, astutos como serpientes y mansos como palomas. Existen dos opciones para el aprendizaje, una es por el entendimiento y la otra por el sufrimiento que es el llanto y el dolor, ¿cuál tomaremos? Se nos entregan ciertos problemas, reglas a seguir, pero se nos deja libre para que hagamos lo mejor que se pueda. Una persona lo hará bien, la otra lo hará mal. Por ejemplo, supongamos que se les dice a dos personas que deben cruzar un río torrentoso de una ladera a la otra para hallar solaz, ambas personas no tienen por qué seguir el mismo camino, pero tienen que llegar al mismo destino si es que pueden. Una persona toma un camino, la otra otro; de acuerdo con el circuito que elijan, tendrán su vivencia, aventura y aprendizaje. 
 
 
Así es, se sabe nuestra meta, pero cómo llegar a esa meta se deja en nuestras manos. Libre albedrío.
 
Antes ya mencioné que estos “contactos” se están recibiendo a través de un hermano, quien aceptó por voluntad y entrega esta solicitud hecha por el cielo. Hermano que ya se ha hecho bastante famoso por lo demás por su especial vivencia, la que ha sido transmitida en más de una oportunidad y por conocidos canales de TV y por uno de los libros que escribió  “Irenko y la ciudad de Crital” por Juan Claudio Pasten Toro. 
Lo que no deja de maravillarme y que debo transmitir aquí es que, es que este contacto no se ha limitado ya sólo al nuestro amigo y querido hermano Juan Claudio. Así es, pues qué podrás decir o sentir cuando un ángel de Dios algún día te eleve por los cielos o también por dimensiones en hermosos viajes fuera de la envoltura de la carne. Viajes y vuelos que te llevarán por el pasado, presente y futuro de tus propias existencias, o para ser espectador hermosísimos lugares y creaciones de estrellas, nebulosas y galaxias. Vastos lugares que creíste desconocidos, pero no así tu espíritu que ha de reconocer verdaderamente su origen. Te maravillarás y solo sentirás el llanto del gozo en la emoción y tu espíritu se postrará en reverencia al Creador de tanta hermosura, cómo explicarlo, no hay palabras para expresar, qué limitados nos podemos llegar a sentir. Solo agradece repetidas veces, por este gran obsequio quizá muchas veces inmerecido. Así ha de ser la bondad del Cielo.
Solo transmito lo que mi ojo vio y mi oído oyó. Nada más que un grano de arena en el mar he de ser, que desde las orillas ha atisbado la pizca de un basto océano y que no se cansará de gritar a sus hermanos con emoción y alegría por el regalo concedido. 
                                       Gracias Padre Amado
 
“Hacéis del fulgor del nacimiento, en bendición de la cual sois partícipe... Dejad volar vuestra esencia… Dejad volar el conocimiento… pensáis en la razón del regreso… la esencia de la verdad nace… el cuerpo comienza su reacción y no ha de ser parte de vosotros… Sentís el gozo de un espíritu… nacéis a la verdad por la misma razón…
Pequeños, ya sabéis emanar en virtud vuestro interior entre vosotros…”                       
 
                                                                                                                                                                                     ------------
 
Solo me queda por decir, ¡Gracias!, gracias por la atención y el haber dedicado algunas instancias de tiempo para compartir del mensaje en las palabras que se han vertido en estas páginas. 
Únicamente transmito lo que mi ojo ha visto y mi oído ha oído… Es la vivencia de un pequeño grano de arena en el mar… Un pequeño grano de arena que ha podido observar una gota del vasto océano…
 
 
“El que tenga oídos que oiga, el que tenga visión que vea…” 
 
 
 
“Las primeras cosas… aquí han llegado, pero nuevas cosas estoy anunciando. Antes que empiecen a brotar, hago que ustedes las oigan.”
 
                                                                                                         Isaías 42:9